Bombas y productos químicos: éstas son las armas con las que el CJNG busca expandir su control territorial

La organización criminal liderada por ‘El Mencho’ utiliza desde armas ligeras hasta explosivos químicos para hacerse del control de poblaciones enteras

Guardar

Nuevo

'El Mencho', líder del CJNG. (Crédito: Steve Allen)
'El Mencho', líder del CJNG. (Crédito: Steve Allen)

Al suroeste de Michoacán, las y los habitantes de las localidades de Coahuayana, Palos Marías, El Órgano y Zapotán han vivido días de intenso asedio. A pesar de que controlan al menos 21 entidades del país, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) busca dominar estos territorios que colindan con Colima y, para ello, han utilizado diverso armamento; desde armas de fuego de gran calibre, hasta bombas químicas.

Así lo dio a conocer el presidente municipal de Coahuayana, Gildardo Ruíz Velázquez, quien el pasado 4 de abril informó sobre la incursión de 100 gatilleros de la organización criminal liderada por Nemesio Oseguera Cervantes, alias ‘El Mencho’, en el territorio que gobierna.

De acuerdo con los datos disponibles, de manera inesperada, durante la madrugada del 3 de abril los miembros del cártel de las cuatro letras arribaron a Coahuayana y comenzaron a agredir a la población.

(Foto: H. Ayuntamiento de Coahuayana)
(Foto: H. Ayuntamiento de Coahuayana)

A través de un comunicado, informó que, además de la quema de vehículos y el uso de armas de fuego para intimidar a la población, el CJNG empleó el uso de drones lanza bombas explosivas C4 y productos químicos asfixiantes; armamento con el que fácilmente controlaron los pueblos de Palos María y El Órgano.

Y es que, aunque el uso de drones modificados para lanzar explosivos es una estrategia que ya había sido vinculada con este grupo criminal, toda vez que les permite realizar ataques a distancia y reducir el riesgo para sus integrantes, hasta este entonces no se había reportado el uso de bombas químicas durante enfrentamientos.

Incluso, el Observatorio de Seguridad Humana de Apatzingán señaló que este tipo de ataques se pueden tipificar como crímenes de guerra, mientras que el gobierno municipal de Coahuayana lo tipificó como una “amenaza terrorista”.

Miembros del CJNG y un dron. (Crédito: Reuters)
Miembros del CJNG y un dron. (Crédito: Reuters)

Los efectos de las bombas químicas del CJNG

De acuerdo con información de Radio Fórmula, las sustancias químicas presentes en las bombas del CJNG provocan picazón y escozor en las vías respiratorias, lo que a su vez induce a la sensación de asfixia.

Tal y como Infobae México informó, los efectos de estas bombas quedó evidenciado en Coahuayana, pues al menos cinco miembros de la policía comunitaria resultaron intoxicados durante su enfrentamiento con el CJNG.

Según dio a conocer el comandante Héctor Zepeda Navarrete a Latinus, los químicos usados durante la agresión fueron lanzados mediante un aditamento conocido como “lanzapapas”.

“Cuando estaban arriba de los cerros disparándonos en unas barranquillas, nos aventaron químicos con un lanzacohetes o un lanzapapas que traían, porque volaban muy lejos y tronaba esa cosa que nos aventaban. Era un polvo químico que se desparramaba como si fuera humo”, explicó.

Así lucen y operan los drones utilizados por los cárteles de drogas. (Crédito: Infobae México)
Así lucen y operan los drones utilizados por los cárteles de drogas. (Crédito: Infobae México)

Por otra parte, las bombas explosivas C4, referidas por las autoridades de Coahuayana, son un tipo de explosivo plástico compuesto principalmente por RDX (Ciclontinitrato de trimetileno) con plastificantes y aceites, lo que le otorga una textura maleable y fácil de moldear.

Este tipo de arma se caracteriza por su gran potencia y estabilidad, lo que permite que sea manipulado sin riesgo de detonación ante impactos, fricción o chispas; su activación requiere de un detonador específico.

Otras armas

El CJNG es conocido por su violencia extrema y el uso de una amplia gama de armamento. Entre las armas más comúnmente asociadas con este grupo se incluyen:

  • Armas de fuego ligeras: Esto incluye pistolas y rifles de asalto de diversos calibres, destacando modelos como el AK-47 y el AR-15. Estas armas son de fácil manejo y permiten al CJNG mantener un alto nivel de movilidad y capacidad de respuesta rápida.
  • Armas de fuego pesadas: El CJNG ha sido reportado utilizando ametralladoras montadas, incluyendo aquellas de calibre .50 que son capaces de perforar vehículos blindados y derribar aeronaves.
  • Granadas y lanzagranadas: Estas armas ofrecen al CJNG una potente capacidad ofensiva para enfrentamientos contra fuerzas del orden o grupos rivales.
  • Vehículos blindados y modificados: Conocidos comúnmente como ‘monstruos’, estos vehículos están equipados con blindaje adicional y, en algunos casos, armamento montado, ofreciendo una plataforma móvil para operaciones ofensivas o defensivas.
Ejemplo de arma Barret calibre .50 (Crédito: Infobae México)
Ejemplo de arma Barret calibre .50 (Crédito: Infobae México)