Estas fueron las últimas columnas publicadas por Jaime Barrera; habló de la inseguridad y la violencia en Jalisco

El reconocido periodista se encuentra desaparecido desde la tarde del lunes 11 de marzo y hasta el momento se desconoce su paradero

Compartir
Compartir articulo
El reconocido periodista se encuentra desaparecido desde la tarde del lunes 11 de marzo y hasta el momento se desconoce su paradero.(ULISES RUIZ / AFP)
El reconocido periodista se encuentra desaparecido desde la tarde del lunes 11 de marzo y hasta el momento se desconoce su paradero.(ULISES RUIZ / AFP)

El reconocido periodista y conductor de radio y televisión Jaime Barrera Rodríguez, de 56 años, ha sido reportado como desaparecido en la ciudad de Guadalajara, luego de que saliera del edificio de la emisora donde trabajaba.

Columnista en El Informador, los dos últimos textos publicados bajo la firma de Jaime Barrera son un eco del llamado a la justicia y el alto a la violencia en el estado de Jalisco, así como en México en general.

En su penúltima columna titulada “Un rescate que no fue” y publicada el 8 de marzo, el periodista habla de una nueva escalada en los conflictos entre grupos delincuenciales y fuerzas de seguridad que incluyen el Gobierno municipal, estatal, y el Gobierno federal.

Para ello expone que en la Colonia Jardines Alcalde, el secuestro de Alejandro García Hernández, prominente secretario general de la CROM y miembro del partido Movimiento Ciudadano (MC), pone de relevancia profundos problemas de seguridad y respuesta institucional.

Según el periodista Jaime Barrera “los hampones tienen todas las facilidades para cometer sus fechorías sin que patrullaje alguno se los impida”, evidenciando no solo la audacia de los criminales sino también la insuficiencia de las fuerzas policiales.

Exigieron este martes a las autoridades del estado la búsqueda, localización y el rescate con vida de Jaime Barrera.  FOTO: CUARTOSCURO.COM
Exigieron este martes a las autoridades del estado la búsqueda, localización y el rescate con vida de Jaime Barrera. FOTO: CUARTOSCURO.COM

Barrera Rodríguez destaca la ineficacia y posiblemente el miedo o colusión de las autoridades policiales ante la delincuencia organizada. La Guardia Nacional (GN) y el Ejército Mexicano fueron los primeros en llegar al lugar del incidente, mientras que la Policía Municipal y Estatal se ausentaron completamente del sitio, lo que sugiere una preocupante desconexión entre los distintos niveles de fuerzas de seguridad.

El relato del secuestro, ocurrido a plena luz del día y bajo circunstancias violentas, subraya la osadía de los delincuentes. “Eran las siete de la mañana con 50 minutos cuando vecinos reportaron cómo ocho hombres llegaron a bordo de dos vehículos al domicilio de Alejandro”, describe Barrera Rodríguez, señalando la temeridad de los ciudadanos con el actuar de estos grupos criminales en áreas supuestamente seguras de la ciudad.

La eventual liberación de García Hernández no contó con la intervención directa de las fuerzas de seguridad, ya que, como menciona Barrera Rodríguez, “él nunca fue localizado por algún operativo policial”. A pesar de que la Fiscalía estatal anunció haber dado con su paradero, en realidad fue su familia quien lo encontró y procuró atención médica por las agresiones sufridas. Este desenlace resalta la disociación entre las declaraciones oficiales y las acciones tangibles de rescate y protección a las víctimas de la delincuencia.

Según el análisis de Barrera Rodríguez, la presencia de la GN y el Ejército pudo haber sido un factor disuasorio para los secuestradores, aunque no hubo un rescate directo.

Por otro lado, en su última columna “El faro #8M” publicada el 11 de marzo, Jaime Barrera Rodríguez arroja luz sobre la persistente lucha contra la violencia hacia las mujeres en México, ubicándola en el contexto de los trágicos eventos que precedieron al Día Internacional de la Mujer.

Manifestación para exigir la aparición con vida de Jaime Barrera. (ULISES RUIZ / AFP)
Manifestación para exigir la aparición con vida de Jaime Barrera. (ULISES RUIZ / AFP)

Rodríguez destaca, “los 10 asesinatos de mujeres que en promedio se cometen en México y los 30 que hasta el viernes se habían cometido en Jalisco, junto con las mujeres desaparecidas, son la principal bandera de la lucha de las mujeres mexicanas y jaliscienses, pero desde luego no la única”. Este año, el foco se ha puesto sobre la demanda de autoridades y gobiernos más empáticos hacia las necesidades de las mujeres y políticas públicas eficientes para contrarrestar la violencia de género y promover la equidad.

La columna de Rodríguez, además, subraya el progreso alcanzado en materia de paridad de género en la asignación de candidaturas a cargos de elección popular, no obstante, indica que “no se ha logrado romper del todo con lógicas patriarcales que siguen prevaleciendo en la clase política y gubernamental”.

Por otro lado, resalta que la resistencia a la equidad de género sigue siendo fuerte en el sector privado, en donde prevalecen las disparidades salariales y obstáculos para que las mujeres accedan a puestos gerenciales o de primer nivel.

Jaime Barrera Rodríguez también discute el caso particular del magistrado con licencia José de Jesús Covarrubias en Jalisco, quien ha estado prófugo por dos años tras ser acusado de abuso infantil.

Lo que se sabe de su desaparición

La desaparición de Jaime Barrera fue reportada el lunes por la tarde, y la Fiscalía General del Estado (FGE) de Jalisco local confirmó las sospechas de un posible secuestro el martes.

De acuerdo con el fiscal estatal, Luis Joaquín Méndez, existen indicios de que Barrera fue interceptado de manera violenta por un grupo de tres a cuatro individuos, uno de los cuales portaba un arma larga, en el momento en que se dirigía hacia su vehículo. Aunque se desconoce el destino al que fue llevado el periodista, la investigación continúa bajo estricta reserva para no comprometer la seguridad de Barrera.

Personal forense y policías de investigación inspeccionan el auto del periodista mexicano Jaime Barrera.  (Foto de ULISES RUIZ / AFP)
Personal forense y policías de investigación inspeccionan el auto del periodista mexicano Jaime Barrera. (Foto de ULISES RUIZ / AFP)

La familia del periodista ha asegurado que no había recibido amenazas previas ni había reportado conflictos relacionados con su labor periodística. Itzul Barrera, hija del comunicador y figura política local por el partido Morena, también indicó la ausencia de intimidaciones en su contra.

La dificultad para localizar a Barrera se ha visto incrementada por el hecho de que no llevaba consigo su teléfono móvil en el momento del secuestro. El vehículo del periodista fue encontrado horas más tarde sin signos evidentes de un enfrentamiento o daño.

La situación ha generado una oleada de reacciones entre colegas y ciudadanos, quienes se congregaron para exigir justicia y la pronta aparición de Barrera. Organizaciones como Reporteros Sin Fronteras (RSF) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) han manifestado su preocupación y urgencia ante este caso, recordando el peligroso contexto para los periodistas en México, país que registra altas cifras de asesinatos y desapariciones de profesionales de la comunicación desde el año 2000.

Jaime Barrera es conocido por su trabajo como presentador en un noticiero local de Televisa, así como por sus apariciones como comentarista en programas de opinión y su columna en el diario El Informador.