De esta forma, las autoridades han promocionado la narcocultura en México, según Diego Osorno

Las autoridades mexicanas crearon un museo privado con algunos objetos que les han confiscado a importantes narcotraficantes

Compartir
Compartir articulo
Las autoridades se dejaron persuadir por la narcocultura (Infobae)
Las autoridades se dejaron persuadir por la narcocultura (Infobae)

Diego Enrique Osorno, un periodista especializado en temas de narcotráfico, habló sobre como la narcocultura se ha internado en la vida de los mexicanos e incluso de las autoridades, pues el Ejército se ha encargado de guardar algunos objetos que pertenecieron a capos, los cuales exhibe en vitrinas como si se tratara de algo de culto.

Datos del autor del libro ‘Bienvenido a Sinaloa’ revelan que en las instalaciones del Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se guardan algunos objetos que pertenecieron a narcotraficantes y que se los quitaron cuando fueron aprehendidos.

“Suele decirse que los mexicanos estamos enfermos de narcocultura, y es cierto que hay decisiones extrañas, sobre todo a nivel oficial que alimentan esas teorías, al día de hoy no he podido entender por qué el Ejército Mexicano, exhibe ciertos objetos, que les son decomisados a los narcotraficantes”, se lee en el libro ‘Bienvenido a Sinaloa’ de Diego Enrique Osorno.

Entre estas cosas se encuentra la espada de Los Caballeros Templarios de Michoacán, así como la pijama blindada del capo Osiel Cárdenas Guillén, exlíder del Cártel del Golfo, así como la pistola que traía Joaquín Guzmán Loera cuando lo aprehendieron en la frontera de México con Guatemala en 1993.

Los Zetas nacieron como el deseo de Osiel Cárdenas Guillén, jefe del cártel del Golfo, de formar su propio ejército. (Archivo DEF)
Los Zetas nacieron como el deseo de Osiel Cárdenas Guillén, jefe del cártel del Golfo, de formar su propio ejército. (Archivo DEF)

“A pocos metros de la oficial del Secretario de la Defensa Nacional, hay un pequeño museo en el que he visto una espada de Los Caballeros Templarios de Michoacán, la pijama blindada del capo Osiel Cárdenas Guillén y la pistola que traía Joaquín Guzmán Loera, la primera vez que fue detenido en 1993, en Guatemala”, narró el autor.

El autor de la obra menciona que el fenómeno de la narcocultura ocurre a nivel global, pues explica por qué la serie de televisión más vista es la de ‘El Patrón del Mal’, inspirada en la vida del colombiano Pablo Escobar y no ‘House of Cards’, que es conocida como una de las mejores producidas.

“Quizá esta narcocultura explica por qué la serie de televisión más vista no es una tan buena como ‘House of Cards’, sino ‘El Patrón del Mal’, inspirado en la vida del colombiano Pablo Escobar”.

El desconocido proceso de la segunda captura de 'El Chapo' Guzmán (Infobae)
El desconocido proceso de la segunda captura de 'El Chapo' Guzmán (Infobae)

En Colombia, Pablo Escobar es considerado como un referente en la narcocultura de aquel, mientras que en México se tiene a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, quien saltó a la fama luego de su captura en 1993 y sus dos fugas de los dos penales de Máxima Seguridad, como lo son Puente Grande y El Altiplano.