Cuáles son las enfermedades que pueden curarse con moringa

Esta planta tiene propiedades antioxidantes y antibacterianas

Compartir
Compartir articulo
Esta planta es considerada como un superalimento por su alto contenido de nutrientes (Imagen Ilustrativa Infobae)
Esta planta es considerada como un superalimento por su alto contenido de nutrientes (Imagen Ilustrativa Infobae)

La moringa es conocida en varios lugares como “planta de la vida” o “planta milagrosa” debido a su alto contenido de nutrientes los cuales hacen que sea un excelente alimento que ayuda a prevenir y combatir la aparición de diversas enfermedades.

Y es que se trata de una planta que aporta nutrientes como vitamina A, C, calcio, hierro, potasio y hierro así como antioxidantes y alto grado de proteína.

Es por esta razón que esta planta ha sido utilizada desde tiempos antiguos en la medicina tradicional para tratar diversos padecimientos, de según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Según datos de diferentes estudios que se han hecho en torno a esta planta, las vitaminas y minerales que contiene suelen ser superiores a los de muchos alimentos, razón por la cual este alimento puede ayudar a combatir y prevenir las siguientes enfermedades, de acuerdo con información de la Universidad de Sevilla.

Esta planta contiene vitaminas y minerales (Imagen Ilustrativa Infobae)
Esta planta contiene vitaminas y minerales (Imagen Ilustrativa Infobae)

Enfermedades que ayuda a curar

Colesterol: si bien el colesterol no se considera una enfermedad como tal si es la antesala para padecimientos graves como infartos, tanto en el corazón como en el cerebro; también puede causar otras enfermedades como hígado graso.

En este sentido, la moringa es efectiva para reducir el colesterol “malo” y aumentar el “bueno” y evitar dichos padecimientos.

Calambres: su alto contenido de potasio y otros minerales hacen que sea excelente para personas que son susceptibles a sufrir estos espasmos musculares

Cólicos menstruales: si bien estos no son una enfermedad, sí pueden ser muy dolorosos y la moringa ayuda a reducir su intensidad.

Asma: Si bien no lo cura sí puede ayudar a reducir los síntomas del mismo y la prevalencia de los ataques.

Su consumo ayuda a reducir el colesterol acumulado en las arterias (Imagen Ilustrativa Infobae)
Su consumo ayuda a reducir el colesterol acumulado en las arterias (Imagen Ilustrativa Infobae)

Enfermedades que ayuda a prevenir

Diabetes: la moringa ha demostrado ayuda a regular los niveles de insulina en sangre por lo que es buena como una manera de ayuda a prevenir su aparición.

Si ya la padeces también puede tener un efecto benéfico pero se recomienda asesoría médica ya que puede interferir con tus medicamentos.

Cáncer: debido a su alto contenido de antioxidantes, la moringa puede ayudar a prevenir la oxidación celular y, por lo tanto, el desarrollo de células cancerígenas que se conviertan en tumores.

Úlceras: la moringa contiene compuestos con propiedades antibacterianas, las cuales ayuda a combatir a la Helicobacter pylori y por lo tanto prevenir la aparición de estas lesiones.

Los antioxidantes de la moringa ayuda a frenar el desarrollo de células tumorales (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los antioxidantes de la moringa ayuda a frenar el desarrollo de células tumorales (Imagen Ilustrativa Infobae)

Cómo consumir la moringa

Las hojas de moringa pueden ser hervidas en agua para preparar una infusión similar al té, buscando aprovechar sus propiedades beneficiosas.

Esta bebida es frecuentemente utilizada para aliviar los dolores articulares y fomentar la producción de serotonina. Para su elaboración, se seleccionan hojas verdes (evitando las amarillas), las cuales se dejan hervir durante 3 a 5 minutos.

En cuanto a suplementos, la moringa se emplea para fabricar productos tanto en forma de pastillas como en polvo, este último puede añadirse a una variedad de recetas incluyendo jugos, licuados y comidas, o incluso para preparar té.

La moringa puede tomarse en hojas o en polvo (Imagen Ilustrativa Infobae)
La moringa puede tomarse en hojas o en polvo (Imagen Ilustrativa Infobae)

Por otro lado, el aceite de moringa, obtenido de sus semillas, es utilizado como aderezo en ensaladas. Este aceite destaca por sus propiedades anti-envejecimiento, antiinflamatorias, por su capacidad de reducir lípidos nocivos y por ser una fuente de omega 3.

La dosis diaria recomendada de este alimento es 35 miligramos en su forma de polvo, lo que puede ser dos pastillas o una cucharada al día. Se recomienda dividir la dosis a diferentes horas del día para absorber mejor sus beneficios.