Qué es la pollinaza, la posible causa de muerte masiva de ganado en Hidalgo

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural ya investiga los más de 50 casos registrados

Compartir
Compartir articulo
En Hidalgo se tienen registradas más de 50 muertes de bovinos 

EFE/ABIR SULTAN
En Hidalgo se tienen registradas más de 50 muertes de bovinos EFE/ABIR SULTAN

Tras la detección de muertes inusuales de ganado en el Valle de Tulancingo, Hidalgo, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) desplegó un equipo para efectuar un estudio epidemiológico en la región, abarcando nueve propiedades con un total de 85 bovinos.

Especialistas del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), junto con autoridades locales y estatales, evaluaron la situación en los municipios de Acaxochitlán, Acatlán, Agua Blanca, Tulancingo y Metepec para investigar las supuestas muertes de bovinos.

Los productores notificaron 57 muertes de bovinos, que habían mostrado síntomas como apatía, producción excesiva de saliva y disminución en su producción.

En el análisis epidemiológico, especialistas veterinarios de la Dirección General de Salud Animal (DGSA) del Senasica descubrieron que los animales eran alimentados con una dieta que incluía pollinaza (excremento de pollos de engorda).

La gallinaza es excremento de aves de engorda 

Foto: Europa Press
La gallinaza es excremento de aves de engorda Foto: Europa Press

Debido a que las muertes se detuvieron al eliminar la pollinaza de la dieta del ganado, se presume que la alta concentración de este alimento fue la causa.

Durante las visitas, se realizó una inspección clínica y necropsia a dos bovinos para tomar muestras que permitan establecer las causas de fallecimiento en el laboratorio.

Los veterinarios de la Comisión México-Estados Unidos para la Prevención de la Fiebre Aftosa y otras Enfermedades Exóticas de los Animales (CPA) aconsejaron el entierro de los cadáveres con cal en las fincas para su disposición sanitaria, evitando su consumo o utilización.

También recolectaron muestras del alimento con pollinaza para su análisis en el Centro Nacional de Referencia en Parasitología Animal y Tecnología Analítica (Cenapa) del Senasica, donde se realizan pruebas toxicológicas buscando residuos de plaguicidas u otros compuestos nocivos para los rumiantes.

Las vacas que murieron en Hidalgo consumieron pollinaza  (Imagen ilustrativa Infobae)
Las vacas que murieron en Hidalgo consumieron pollinaza (Imagen ilustrativa Infobae)

Paralelamente, los especialistas del Senasica, en colaboración con el Comité de Fomento y Protección Pecuaria del Estado de Hidalgo, intensifican los rastreos para identificar más casos y recopilar información adicional que contribuya a las investigaciones.

Estos esfuerzos, junto a los resultados de laboratorio, buscan determinar las causas exactas de las muertes y establecer las medidas sanitarias pertinentes.

Sumado a ello se dará a los productores de ganado bovino la posibilidad de recibir capacitación en materia de alimentación, nutrición, buenas prácticas de producción pecuaria, calendarización de vacunación, desparasitación y trazabilidad.

¿Por qué no se recomienda alimentar al ganado con pollinaza?

En ganadería la pollinaza se llega a incluir en la alimentación de bovinos por los minerales con los que cuenta, tales como calcio, fósforo, magnesio, sodio, potasio y zinc.

Lo recomendable es que la pollinaza sea equivalente al 10 a 15% de la dieta de los animales de granja como máximo. Esto se debe a que, aunque tiene valor nutrimental, contiene también ingredientes dañinos.

De acuerdo con la Sader, puede contener toxinas, plumas, restos de aves y paja, lo cual también disminuye la calidad de este alimento. Sumado a ello, puede ser un transmisor de influenza, por lo que toda pollinaza procedente de granjas avícolas debe recibir tratamiento térmico.

“Su uso, aun en un bajo porcentaje, no garantiza inocuidad ni calidad del alimento porque puede contener elementos perjudiciales para el animal que lo consume”, explica la dependencia.

Por los riesgos antes descritos, la Sagarpa prohíbe la venta de carne de animales que murieron enfermos o en condiciones desconocidas.