Cuál es la diferencia entre: Helado, gelato, nieve y sorbete

En el vasto mundo de los postres congelados, cada término revela una historia y una elaboración única que define su textura y sabor

Compartir
Compartir articulo
El helado, con una tradición que data del 2,500 a.C. en China, era un lujo de la aristocracia (Freepik)
El helado, con una tradición que data del 2,500 a.C. en China, era un lujo de la aristocracia (Freepik)

Helado, gelato, nieve y sorbete son términos que a menudo se utilizan indistintamente, pero ¿sabías que existen diferencias técnicas y de ingredientes que los distinguen?

La palabra “helado” tiene sus raíces en el latín “gelidus”, que significa “muy frío”. Por otro lado, “sorbete” proviene de la palabra turca “şerbet”, que se traduce como “bebida muy helada” (equivalente a “šarbah” en árabe clásico).

Gelato, helado, sorbete y nieve son términos que a menudo se utilizan indistintamente, pero cada uno tiene sus propias características que los hacen únicos.

Con esto, aquí en Infobae México te explicamos cuáles son las diferencias entre estos ricos postres para que lo tengas en cuenta la próxima vez antes de ordenar.

Gelato, una expresión de la artesanía y la tradición italiana, se distingue por su textura densa y cremosa (Freepik)
Gelato, una expresión de la artesanía y la tradición italiana, se distingue por su textura densa y cremosa (Freepik)

Diferencias entre helado, gelato, nieve y sorbete

El helado, uno de los favoritos de muchos, se elabora típicamente con leche, crema, yemas de huevo, azúcar y saborizantes.

Su característica principal es su textura cremosa y densa, resultado de su alto contenido de grasa, que oscila entre el 10% y el 18%. Además, se bate a alta velocidad, incorporando aire y proporcionando una textura más esponjosa. Por lo general, se sirve a una temperatura más baja que el gelato.

Los primeros registros del consumo de helados se remontan al año 2,500 a.C. en China, donde solo la clase alta tenía acceso a este manjar, que se elaboraba mezclando nieve de las montañas con arroz, miel, frutas y especias. Con el tiempo, esta práctica se extendió por Oriente y llegó a las cortes europeas, donde se popularizaron los sorbetes elaborados con hielo, fruta y azúcar.

Descubre las raíces culturales e históricas de tus postres helados favoritos, desde el gelidus latino hasta el šerbet turco (Freepik)
Descubre las raíces culturales e históricas de tus postres helados favoritos, desde el gelidus latino hasta el šerbet turco (Freepik)

Por otro lado, el gelato comparte ingredientes similares al helado, como leche, crema, azúcar y saborizantes, pero se diferencia en su proceso de elaboración. Se bate a una velocidad más baja, lo que resulta en una textura más densa y menos aireada. Además, se sirve a una temperatura ligeramente más alta que el helado, lo que resalta su cremosidad característica.

El gelato es el epítome de la elaboración artesanal y la tradición italiana en el mundo del helado. Elaborado con leche, frutas y otros ingredientes dulces, se caracteriza por su consistencia densa y cremosa, resultado de ser batido a una velocidad más lenta que el helado comercial. Además, contiene menos grasa y menos aire, lo que lo hace más denso y sabroso. Su textura compacta permite a los artistas heladeros crear figuras decorativas, como flores, a partir del gelato.

La nieve, por su parte, se distingue por su base de agua, azúcar, fruta y, ocasionalmente, leche o crema. Con un bajo nivel de grasa, alrededor del 2% o 3%, tiene una textura ligera y cristalina. A diferencia del helado y el gelato, la nieve no se bate, lo que le confiere una textura más similar al hielo raspado.

Menos grasa y más sabor hacen del gelato una opción densa y rica en matices de gusto (Freepik)
Menos grasa y más sabor hacen del gelato una opción densa y rica en matices de gusto (Freepik)

La nieve es una deliciosa tradición mexicana con raíces orientales. Se dice que los emperadores chinos importaban nieve de las montañas para mezclarla con frutas, dando origen a este postre refrescante. Preparada por expertos conocidos como “neveros”, la nieve se elabora con hielo, frutas naturales y una base de agua o crema. Se almacena en recipientes metálicos rodeados de hielo con sal para mantener su temperatura ideal.

Finalmente, el sorbete es una opción refrescante elaborada con agua, azúcar, fruta y a veces jugo de limón o vino. Sin leche ni crema en su composición, se asemeja más a un granizado en textura, siendo más líquido que los otros postres mencionados.

A partir de 1660, el sorbete se popularizó en toda Europa Occidental, especialmente en París, donde Francesco Procopio dei Coltelli abrió el primer café que vendía helados, Le Procope. Desde entonces, el helado y el sorbete se han convertido en postres populares en todo el mundo.

A diferencia del helado y el gelato, la nieve se caracteriza por una base de agua y textura más ligera Crédito:@amorinomexico

Con menos calorías que la nieve o el gelato, el sorbete puede incluso contener alcohol y su textura ligera lo hace ideal para consumirlo como una bebida refrescante.

La principal diferencia entre el helado y el sorbete radica en el uso de ingredientes grasos. Mientras que el helado contiene materia grasa, como leche, nata o crema, el sorbete no. Esto se traduce en una textura más firme y cremosa para el helado, y una textura más ligera y refrescante para el sorbete.