Cuáles son las razones por las que Lorenzo Córdova pudo ser buen candidato, según Loret de Mola

A pesar de que Lorenzo Córdova pudo ser buen candidato a la presidencia, fue bueno que no se lanzara a la contienda, asegura el comunicador

Compartir
Compartir articulo
Lorenzo Cordova dio un discurso destacado el pasado domingo en la Marcha por la Democracia. REUTERS/Luis Cortes
Lorenzo Cordova dio un discurso destacado el pasado domingo en la Marcha por la Democracia. REUTERS/Luis Cortes

El pasado domingo 18 de febrero, se llevó a cabo la llamada Marcha por la Democracia, en la que miles de mexicanos salieron a las calles exigiendo que se respete a las instituciones autónomas y las decisiones de los ciudadanos.

Uno de los momentos más destacados de dicha marcha, fue el discurso que dio el exconsejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova. En él, destacó los riesgos que enfrenta la democracia mexicana ante los intentos de desmantelar al INE para convertirlo en un órgano que responda al gobierno en turno.

También alertó sobre las recientes reformas propuestas que amenazan la independencia de las instituciones garantes de la democracia, y advirtió sobre el acoso constante hacia organismos como el INE y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Sobre este tema habló el periodista Carlos Loret de Mola en su columna Historias de Reportero de este martes, titulada Lorenzo en el templete. En ella, el comunicador asegura que Córdova Vianello pudo haber sido candidato presidencial de la oposición su así lo hubiera querido. Ante su desempeño el pasado domingo en el Zócalo, que estaba lleno de gente, hubiera sido un candidato atractivo, señala el periodista, pues su discurso tuvo fondo y estructura, así como frases fáciles de atrapar y replicar.

Miles de personas participan durante la 'Marcha por nuestra Democracia' este domingo en la Ciudad de México (México).  EFE/Isaac Esquivel
Miles de personas participan durante la 'Marcha por nuestra Democracia' este domingo en la Ciudad de México (México). EFE/Isaac Esquivel

Explicó con claridad y sencillez el “áspero” tema de los riesgos de las reformas antidemocráticas de López Obrador, leyó con ritmo y ahínco e incluso, su presencia física, señala Loret, empata con la de un candidato exitoso.

Por ello y otras cuestiones, Córdova lo tiene todo para ser un gran candidato para lo que quiera: ya sea diputado, senador, gobernador o, incluso, Presidente, explica el periodista. Asegura en su texto, el verano del año pasado, antes de que surgiera el fenómeno Xóchitl Gálvez, su nombre sonó y desde lo más alto de la oposición lo buscaron para ofrecerle la candidatura.

Sin embargo, afortunadamente Lorenzo Córdova no es candidato a nada, asegura el comunicador. Y ojalá nunca lo sea, remata. “Tomó la decisión difícil, la correcta. A pesar de contar con todos los atributos que pueden despertar simpatía en un elector, puso de lado el ego, desoyó el canto de las sirenas y con ello, logró algo mucho más profundo: aportó a la preservación de la institución encargada de resguardar la democracia en México, el INE”.

Recordó cuando la oposición no encontraba a quién poner de candidato y le comentaron que debía ser Lorenzo Córdova, sin embargo, él respondió que ojalá no, pues hubiera sido un injusto ataque a la democracia mexicana perpetrado por uno de sus “más notables defensores”.

Loret de Mola señaló que fue buena opción que Córdoba no se lanzara a alguna candidatura. Foto: Captura de pantalla de Twitter/@CarlosLoret
Loret de Mola señaló que fue buena opción que Córdoba no se lanzara a alguna candidatura. Foto: Captura de pantalla de Twitter/@CarlosLoret

Nada le hubiera hecho más daño al INE que un Lorenzo Córdova candidato, asegura Loret, pues eso le hubiera dado la razón al presidente López Obrador en sus cuestionamientos al árbitro de la contienda, y hubieran legitimado su “apetito” de reformar al INE al grado de la destrucción.

Desde la trinchera ciudadana, explica, la voz de Córdova se ha vuelto más fuerte.

“El retrato de López Obrador, que dibujó a las puertas de su Palacio y en el Zócalo, le dio sistema óseo a la protesta. Un Presidente que quiere organizar las elecciones, juzgar las elecciones, decidir qué información se publica, quién puede tener un monopolio, y quién es corrupto y quién no. Un personaje inmensamente poderoso que se dice víctima de la falta de democracia cuando por la vía democrática tiene 23 gubernaturas, mayoría en las dos Cámaras y ¡es Presidente de la República! Córdova terminó por desnudar al régimen”, señala Loret.

“A la mañana siguiente quedó claro lo profundo que había dolido en el ánimo presidencial su mensaje. La reacción enojada, furibunda, desordenada, exhibe a AMLO”, concluye el periodista.