Suman 7 muertos por masacre en Tlaquepaque, Jalisco; la mayoría son menores de edad

Un joven de 15 años que presentaba heridas de bala murió un día después del ataque

Compartir
Compartir articulo
Integrantes del Ejército Mexicano, resguardan la zona donde se registró un ataque armado la madrugada del 18 de febrero en el municipio de Tlaquepaque, en Jalisco, (México). EFE/ Francisco Guasco
Integrantes del Ejército Mexicano, resguardan la zona donde se registró un ataque armado la madrugada del 18 de febrero en el municipio de Tlaquepaque, en Jalisco, (México). EFE/ Francisco Guasco

La mañana del 19 de febrero, la Fiscalía del Estado de Jalisco confirmó la muerte de otro joven como resultado del ataque armado en la colonia Francisco I. Madero del municipio de Tlaquepaque, con lo que el saldo de la agresión subió a siete fallecimientos.

Según reportes de la prensa local, la más reciente víctima fatal era un joven de 15 años de edad que se encontraba internado en un hospital para recibir atención médica por las heridas de bala que sufrió.

De esta manera, el multihomicidio le arrebató la vida a cinco menores de edad y dos adultos de aproximadamente entre 20 y 23 años.

Acorde con información recabada por la periodista Diana Barajas para Telediario, una de las víctimas fatales de la masacre fue José de Jesús Chávez, un adolescente de 15 años que trabajaba con su padre en el Mercado de Abastos.

Las indagatorias iniciales de la Fiscalía señalan que el grupo de jóvenes estaba reunido en un inmueble y, posteriormente, se trasladó al cruce de las calles Santiago de Liniers y Lanús.

El ataque fue confirmado por las autoridades estatales. (X/@GNocturnaMX)
El ataque fue confirmado por las autoridades estatales. (X/@GNocturnaMX)

Relatos de personas cercanas al grupo de adolescentes, difundidos en medios locales, apuntan que el lugar en el que estaban conviviendo antes del ataque era el bar Tropidance, ubicado sobre la avenida 8 de Julio. Hasta el momento de la presente publicación, se desconoce su el multihomicidio estaría relacionado con su visita a dicho establecimiento.

Aunque se desconoce la hora en la que salieron de ahí, la agresión ocurrió en el punto anteriormente mencionado alrededor de las seis de la mañana. Ahí, un comando armado a bordo de un número desconocido de vehículos descargó sus pistolas. En el lugar fueron hallados al menos 10 casquillos.

Los agresores huyeron en los mismos automotores y, a más de 24 horas, las autoridades no han informado ninguna detención relacionada con el caso.

Los cuerpos de cinco de las víctimas quedaron tendidos sobre el asfalto, frente a una cortina negra que presume al público un par de grafitis. En ese mismo sitio, familiares de las y los jóvenes asesinados colocaron algunas veladoras y fotos para honrar su memoria.