Mapa del narco en Guerrero: estos son los grupos criminales que se disputan el estado

Diversos análisis señalan que las fracturas del Cártel de Sinaloa a partir de 2009 desencadenaron el surgimiento de múltiples organizaciones delictivas

Compartir
Compartir articulo
El estado de Guerrero ha sido un territorio de alto interés para el crimen organizado desde la década de 1990. (Infobae México/Jovani Pérez)
El estado de Guerrero ha sido un territorio de alto interés para el crimen organizado desde la década de 1990. (Infobae México/Jovani Pérez)

Ataques con explosivos lanzados desde drones, asesinatos de transportistas y la intervención de la Iglesia para un llamado a la paz son algunas de las postales que componen el panorama actual del crimen organizado en el estado de Guerrero.

El asentamiento de grupos del narcotráfico en la entidad se remonta, por lo menos, a la década de 1990, cuando Estados Unidos implementó una serie de medidas para restringir el movimiento de narcóticos por el Mar Caribe.

Acapulco, conocido hasta ese entonces como ‘La Perla del Pacífico’ por su atractivo turístico, fue el escenario de la cruenta disputa territorial entre grupos como el Cártel de Sinaloa y Los Zetas durante los primeros años del presente siglo.

No obstante, la violencia en Guerrero se recrudeció a partir de 2009, tras el asesinato de Arturo Beltrán Leyva y varios de sus operadores que coordinaban el control de las plazas.

Tal suceso marcó la fragmentación del Cártel de Sinaloa y el inicio de una “disputa encarnizada de pequeños grupos que peleaban para adueñarse la principal plaza de Acapulco”, señala un informe del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

Hasta 2023, esta organización enlistó, a partir de informes de diversas corporaciones de seguridad, un total de al menos 16 grupos delictivos con presencia en Guerrero, distribuidos de la siguiente manera:

Mapa del narco en el estado de Guerrero. (Infobae México/Jovani Pérez)
Mapa del narco en el estado de Guerrero. (Infobae México/Jovani Pérez)

El mapeo de las organizaciones delictivas refleja la interacción entre cárteles de alcance nacional (como el Cártel de Jalisco Nueva Generación) y células locales como Los Tequileros, dedicada a la siembra y tráfico de amapola. Estos dos grupos anunciaron en 2020 una alianza para arrebatarle el control de Tierra Caliente a la Familia Michoacana.

No obstante, las dinámicas de la violencia en Guerrero se caracterizan, principalmente, por la participación de estructuras locales que anteriormente formaban parte de un grupo más grande, o bien, que operan a nivel regional en beneficio de cárteles de mayor envergadura.

Un ejemplo de esto son Los Ardillos, asociación delictiva que ha mantenido a la región central de Guerrero bajo una oleada de violencia. Surgidos alrededor del año 2000, Los Ardillos operaban como un brazo armado de los Beltrán Leyva y estaban liderados por Celso Ortega Rosas, alias ‘El Ardillo’.

Tras el asesinato de este hombre, el mando del grupo quedó en manos de su hijo Celso Ortega Jiménez, alias ‘El Ardillo Mayor’ o ‘La Vela’, y sus hermanos Antonio y Jorge Iván.

Líderes de Los Ardillos. (Foto: Twitter@DeniseMaerker)
Líderes de Los Ardillos. (Foto: Twitter@DeniseMaerker)

En el caso de Los Rusos, documentos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sostienen que su máximo líder es un sujeto de nombre Carlos Alberto Navarrete Soriano, alias ‘El Ruso’.

Hasta finales de 2023 se registró su presencia en Acapulco y en la zona de la Costa Chica como una facción aliada al Cártel de Caborca, actualmente liderado por José Gil Caro Quintero, alias ‘El Pelo Chino’, primo de Rafael.

El 28 de noviembre de ese año, la Fiscalía General del Estado (FGE) abatió a Ramiro “N”, alias ‘El Marino’ o ‘El Comandante 18′, presunto cabecilla de Los Rusos que coordinaba operaciones en el mercado central de Acapulco y a quien se le adjudican por lo menos 34 homicidios perpetrados en 2023.

Otra organización que adquirió relevancia en años recientes es la de Los Tlacos, nacida en 2017 como una ramificación de la Policía Comunitaria del municipio General Heliodoro Castillo.

Además de su confrontación directa con La Familia Michoacana y Los Ardillos, esta agrupación es señalada como “la principal amenaza” para las actividades políticas los presidentes municipales en Tierra Caliente y la región Norte.

El reporte del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, publicado en 2023, refiere que un total de 11 alcaldes de estas zonas pidieron una reunión con la gobernadora Evelyn Salgado con el motivo de establecer acciones encaminadas a atender las amenazas que Los Tlacos habían desatado en su contra. No obstante, se desconocen los acuerdos a los que habrían llegado.