Amigos de nuevo: Aureoles y Zambrano se reúnen para salvar el PRD

El líder del partido del Sol Azteca destacó la unidad a favor de la fuerza rumbo a las elecciones

Compartir
Compartir articulo
Los perredista se reunieron este 15 de febrero ( @Jesus_ZambranoG)
Los perredista se reunieron este 15 de febrero ( @Jesus_ZambranoG)

A menos de cinco meses para que se lleven a cabo las elecciones federales, el líder del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, y el ex gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, hicieron las pases luego de una discusión mediática por el rumbo de la fuerza del Sol Azteca.

A través de redes sociales, el presidente nacional perredista compartió un par de fotos con el exmandatario local para anunciar respaldo al estado de Michoacán, su anterior estado, en la contienda de este 2 de junio. El dirigente destacó la importancia de la unión dentro del partido.

“El interés de México y del PRD por encima de cualquier cosa. Estamos en la ruta de construir acuerdos para el proceso electoral michoacano, con la confianza de lograr muchas victorias. ¡Vamos a ganar!”, indicó en su cuenta de X, antes Twitter.

La pelea entre los perredistas lleva semanas escalando hasta el punto de un posible rompimiento, sobre todo por las críticas y señalamientos del exgobernador michoacano, quien en distintas ocasiones acusó al dirigente de la fuerza por no apostar por sus integrantes.

Los problemas continúan al interior del Sol Azteca (Cuartoscuro)
Los problemas continúan al interior del Sol Azteca (Cuartoscuro)

Aureoles denunciaba que el dirigente de su partido impusiera candidaturas de otros partidos por encima de los perfiles perredistas, al tratar de mantenerse en la alianza partidista de Fuerza y Corazón por México, antes Frente Amplio, conformado por el Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El diputado habría asegurado que en el Sol Azteca habría bueno perfiles para ocupar una candidatura, no obstante, las personas que se estaban posicionando era en su mayoría del PAN y el PRI, recordando que en las

contiendas más importantes, como la presidencial, fue impuesta la ex senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, y para la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, el ex alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada, también integrante del blanquiazul.

El pasado 23 de enero, el legislador perredista mostró su preocupación por la dirigencia de Zambrano, a quien calificó como un traidor días antes. A través de un video mensaje publicado en redes sociales, indicó que las acciones del líder estaban llevando al partido a su fin.

Así respondió el exgobernador sobre sus palabras (X/@Silvano_A)
Así respondió el exgobernador sobre sus palabras (X/@Silvano_A)

“Es preocupante porque lo que está sucediendo en mi partido, al que yo ayudé a fundar, en el que he luchado toda la vida (...) pareciera ser que unos se empeñan en llevarlo a su fin, empezando por su presidente, Jesús Zambrano, que cuida, igual que López Obrador, lealtades ciegas y no capacidades y trayectorias”, destacó en su mensaje grabado.

Aunado a ello, el ex gobernador lamentó que compañeros destacables, como lo son Miguel Ángel Mancera, ex jefe de gobierno de la CDMX, y Luis Espinosa Cházaro, perredista de toda la vida, hayan sido excluidos sin explicaciones del supuesto proceso democrático de la tríada política. Cabe señalar que este último, por conflictos del mismo índole, renunció a la fuerza días previos a la reconciliación de Zambrano y Aureoles.

E exgobernador de Michoacán señaló que la dirigencia del PRD busca desaparecer el partido Crédito: X/@Silvano_A

“Me da tristeza, preocupación que liderazgos importantes como el exjefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, que no lo tienen considerado para nada, muy a fuerzas le quieren dejar un distrito para que compita (...) A Luis Espinosa Cházaro, perfil importante para competir por la Ciudad de México, animado y promovido por el propio Zambrano, que después sin decir agua va, anuncia que apoya al candidato del PAN”, indicó en el mismo video.

En la Cámara de Diputados, el perredista advirtió que el partido estaba en peligro de desaparecer si no se apuesta por él, al no alcanzar lo necesario para continuar con el registro de acuerdo con las reglas constitucionales.