Qué es la Ley Malena y cómo castigará los ataques con ácido en la CDMX

El Congreso de la Ciudad de México aprobó la también conocida como Ley Ácida

Guardar

Nuevo

En CDMX fue aprobada Ley Malena (Foto AP/Ginnette Riquelme)
En CDMX fue aprobada Ley Malena (Foto AP/Ginnette Riquelme)

El Congreso capitalino aprobó la Ley Malena, la cual castigará la violencia ácida como tentativa de feminicidio. Con este fin se modificará la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de la Ciudad de México y del Código Penal local, de tal forma que los ataques químicos podrán ser castigados con hasta 30 años de prisión.

La también llamada Ley Ácida fue aprobada este 8 de febrero en el Congreso de la Ciudad de México por unanimidad, 42 votos a favor, 0 en contra y 0 abstenciones.

En conferencia de prensa, la diputada local Marcela Fuentes explicó que con la Ley Malena los ataques con químicos y corrosivos serán considerados como violencia ácida, además de que habrá un registro de las agresiones de este tipo en la Ciudad de México “para poder atacar con política pública esta problemática”.

“Tentativa de feminicidio y con agravante si hubo una relación de hecho, si hubo una relación de pareja, si hubo una relación de poder de por medio y además ampliamos el concepto de violencia ácida con químicos y con corrosivos para que se engloben absolutamente todas las sustancias”, agregó la legisladora.

La violencia ácida en CDMX será castigada con hasya 30 años de prisión

Foto: cortesia Fundación Carmen Sánchez MX
La violencia ácida en CDMX será castigada con hasya 30 años de prisión Foto: cortesia Fundación Carmen Sánchez MX

En relación al punto anterior conviene destacar que con los cambios a la legislación serán considerados violencia ácida los ataques con ácido, álcalis, sustancias químicas, corrosivas, cáusticas, irritantes, tóxicas, inflamables, líquidos a altas temperaturas o cualquier otra sustancia que pueda provocar o no lesiones, ya sean internas, externas o ambas.

Por su parte, la diputada Martha Ávila declaró: “Como mujeres, como legisladoras no podemos permitir que los vacíos legales revictimicen a las mujeres y las coloquen en un riesgo pertinente que peligrar su vida, su integridad y favorezca la impunidad de los agresores”.

María Elena Ríos reacciona a la aprobación de la Ley Malena en CDMX

La activista y sobreviviente a un ataque con ácido, María Elena Ríos, reaccionó a la aprobación de la Ley Malena, nombrada así en honor a su lucha contra la violencia ácida. En su discurso destacó que la aprobación de la iniciativa en la Ciudad de México servirá como referente en el resto de país, donde espera que también sea aprobada.

“Es un día histórico no sólo para la Ciudad de México, sino para todo el país porque este lugar es un referente importante para todos los estados de la República. El día de hoy quiero agradecer a las compañeras sobrevivientes que han participado y que con su vida propia han puesto muchísimo de su parte en sobrevivir día con día después de tanta inoperancia, tanta injusticia, tanta corrupción, tanta indolencia de la sociedad”, dijo.

María Elena Ríos reconoció la Ley Malena como un avance en la lucha contra la violencia ácida (Foto: Cuartoscuro)
María Elena Ríos reconoció la Ley Malena como un avance en la lucha contra la violencia ácida (Foto: Cuartoscuro)

María Elena Ríos agradeció también a los colectivos y a las diputadas que siguieron de cerca el proceso que llevó a la aprobación de la Ley Malena.

Los ataques con ácido en México

En México existe un registro oficial de los ataques con ácido; sin embargo, la Fundación Carmen Sánchez estima que en las últimas dos décadas hubo 28 ataques de este tipo. En el 85% de los casos el autor intelectual fue un hombre, 5 de los agresores eran parejas sentimentales de la víctima y 11 exparejas.

La organización sin fines de lucro destaca también que el 94% de estos delitos están impunes, debido en parte a que en la legislación este delito está tipificado como lesiones, cuando se trata de un intento de feminicidio.

La violencia ácida tiene efectos en la salud, como la deformación permanente de su cuerpo, intervenciones quirúrgicas y estéticas y riesgo de contraer infecciones. Pero también psicológicos y sociales como miedo, ansiedad, depresión, pérdida del empleo, rechazo de la familia y/o la sociedad y en algunos casos dependencia de terceros para realizar actividades cotidianas.

Guardar

Nuevo