Esta es la lista de políticos que llegaron al Senado de la República pese a presuntos nexos con el narco

Desde la hermana de un expresidente hasta el “compadre” de un narco; la lista de políticos que alcanzaron el Senado y fueron señalados por vinculados al crimen organizado engloba a todos los partidos

Compartir
Compartir articulo
Senadores aprueban condena de hasta 5 años a quienes difundan ideas de superioridad de raza en México (Cuartoscuro)
Senadores aprueban condena de hasta 5 años a quienes difundan ideas de superioridad de raza en México (Cuartoscuro)

En julio de 2023 se difundieron imágenes de la alcaldesa de Chilpancingo, Norma Otilia Hernández, manteniendo una reunión con Celso Ortega Jiménez, líder de “Los Ardillos”, uno de los grupos criminales que tienen a la capital de Guerrero bajo una violencia constante; sin embargo, pese a sus presuntos nexos con el narco, la morenista pidió licencia a su cargo para competir por un escaño en el Senado de la República.

La alcaldesa de Chilpancingo no desmintió el encuentro, pero señaló que fue invitada a un “desayuno” en donde había más personas y recalcó que las imágenes fueron “sacadas de contexto”; ahora espera dejar su cargo del 2 de enero al 10 de febrero para intentar ser uno de los perfiles que Morena intente colocar en el Senado.

No es la primera ocasión que un militante de Morena es señalado por presuntos vínculos con el narco, pues en septiembre de 2022 el senador José Narro Céspedes subió a sus redes sociales una fotografía en compañía del entonces gobernador electo de Tamaulipas, Américo Villarreal, y de Gerardo Teodoro Vázquez Barrera, alias “EL Gerry”, un hombre vinculado al Cártel del Noreste.

Después de esa reunión “El Gerry” y dos elementos de la Secretaría de Marina que fungían como escoltas del senador desaparecieron.

Otro Morenista que ocupa una curul en el Senado de la República y es señalado por tener supuestos vínculos con el narco es José Ramón Enríquez Herrera, quien en su pasado cercano llegó a la presidencia municipal de Durango gracias a la coalición PAN-PRI-PRD y a su “compadre”, Gerardo Soberanes Ortiz, alias “El G-1″.

“El G-1″ fue detenido a principios de 2023 y está acusado de ser un operador financiero del Cártel de Sinaloa, quien tenía entre sus tareas financiar las campañas de políticos para después cobrar favores o asegurar la protección de los gobiernos entrantes. A la fecha el senador no ha aclarado los presuntos nexos que “destapó” su antecesora en el cargo, Alma Leticia Reyes Guerra.

José Narro Céspedes, senador de Morena, tachó a la DEA de vulnerar la soberanía nacional por investigación sobre los posibles vínculos entre el partido y el Cártel del Noreste. (Foto: Cuartoscuro)
José Narro Céspedes, senador de Morena, tachó a la DEA de vulnerar la soberanía nacional por investigación sobre los posibles vínculos entre el partido y el Cártel del Noreste. (Foto: Cuartoscuro)

La Familia Michoacana y el Senado de la República

Pero los vínculos del narco que alcanzaron a escalar hasta el Senado no sólo se concentran en personajes de Morena, pues la hermana del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa fue vinculada con La Familia Michoacana, especialmente con Servando Gómez Martínez “La Tuta”.

Luisa María Calderón Hinojosa consiguió un escaño en el Senado de la República entre 2000 y 2006, periodo en el que dividió su tiempo entre el trabajo legislativo y distintos favores que pidió al exlíder de La Familia Michoacana.

Esta presunta relación fue difundida por el periodista Jesús Lemus, lo que le valió la persecución del Estado en 2008, cuando Felipe Calderón ya era presidente de México, y que lo llevó a parar tres años en una cárcel de máxima seguridad.

infobae

Uno de los casos más sonados por la polémica que creó en su entorno fue la disputa entre el ex presidente Vicente Fox y sus señalamientos contra Manlio Fabio Beltrones, a quien acusó en 2007 de estar ligado con el narcotráfico y tener un “récord” con la DEA; algo que el priista, que ahora busca un nuevo escaño en el Senado en fórmula con Lilly Téllez, calificó como una “vieja Calumnia”.

Recientemente se confirmó la muerte del senador por Morena Armando Guadiana, quien hasta finales de 2022 se encontraba en la mira de la Fiscalía General de la República por sus presuntos nexos con el grupo criminal de Los Zetas para lavar dinero y realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Las investigaciones de la FGR se centraron en la empresa Materiales Industrializados de la cual era propietario Guadiana y que se dedica a la extracción de Carbón en Coahuila, pero a la cual le detectaron movimientos sospechosos por 273 millones 371 mil 505 pesos.