Más que la punta de la estrella; esto es lo que debes saber sobre la historia del árbol de navidad

El escritor británico Charles Dickens, en su cuento “Un árbol de Navidad” publicado en 1850, dio vida a esta fascinación

Compartir
Compartir articulo
La conexión entre Inglaterra y la tradición del árbol de Navidad se solidificó gracias al príncipe Alberto, consorte de la reina Victoria. (Archivo Infobae)
La conexión entre Inglaterra y la tradición del árbol de Navidad se solidificó gracias al príncipe Alberto, consorte de la reina Victoria. (Archivo Infobae)

En la temporada navideña en México, el despliegue de tradiciones como la colocación del nacimiento y el árbol de Navidad marca la transición hacia el espíritu festivo.

Este último, adornado con esferas, heno y luces de colores, se erige como un emblema central en las celebraciones. Sin embargo, la introducción y evolución de esta tradición en México se gestó a través de una fascinante combinación de culturas y acontecimientos literarios.

En el siglo XX, la práctica de colocar árboles de Navidad en México era limitada, persistiendo la costumbre de enviar cartas a los Reyes Magos. La transición hacia la prominencia del árbol de Navidad en México tiene raíces que se entrelazan con expresiones literarias y la influencia germana.

El escritor británico Charles Dickens, en su cuento “Un árbol de Navidad” publicado en 1850, dio vida a la fascinación de niños por un “lindo juguete alemán: un árbol de Navidad”.

Este cuento es uno de los primeros en abordar el tema literario del árbol navideño. REUTERS/Belinda Jiao
Este cuento es uno de los primeros en abordar el tema literario del árbol navideño. REUTERS/Belinda Jiao

Este cuento, uno de los primeros en abordar el tema literario del árbol navideño en el siglo XIX, desencadenó una serie de eventos que conectaron la tradición con la Alemania natal del príncipe Alberto.

Busto de Charles Dickens en su casa museo en Londres. REUTERS/ Belinda Jiao
Busto de Charles Dickens en su casa museo en Londres. REUTERS/ Belinda Jiao

La conexión entre Inglaterra y la tradición del árbol de Navidad se solidificó gracias al príncipe Alberto, consorte de la reina Victoria, quien introdujo esta costumbre en la isla en la década de 1840. No solo trasladó el árbol, sino también otras tradiciones navideñas germanas.

Creación de alrededor del mundo

La historia del árbol de Navidad se enlaza con antiguas prácticas europeas, donde el culto a los árboles era común entre los pueblos paganos. Romanos, vikingos y druidas celtas incorporaron árboles perennes en rituales que marcaron la transición del yule log, un tronco quemado en invierno, a la costumbre de decorar con árboles.

En el siglo XVI, las “Mystery Plays”, representaciones teatrales, destacaron la celebración del 24 de diciembre, con un “árbol del paraíso” con manzanas colgantes simbolizando el Árbol del Conocimiento.

Aunque se fabricaron algunos árboles artificiales en la década de 1930, no fue hasta 1964 que se introdujeron los primeros árboles de plástico con armazón de aluminio. - crédito Canva
Aunque se fabricaron algunos árboles artificiales en la década de 1930, no fue hasta 1964 que se introdujeron los primeros árboles de plástico con armazón de aluminio. - crédito Canva

En Alemania, durante el siglo XVI, el árbol del paraíso evolucionó para incluir obleas de pan, simbolizando las hostias. Las velas, añadidas alrededor del árbol, contribuyeron a la imagen icónica que conocemos hoy.

La mención más antigua del árbol de Navidad data de 1419 en Alsacia, región de Alemania, a través de instrucciones a un aprendiz de panadero. En 1605, un ciudadano de Estrasburgo describió en una carta cómo se adornaban los abetos con obleas, rosas de papel, dulces y manzanas en Navidad.

Durante el siglo XVI, el árbol del paraíso y la pirámide navideña se fusionaron, dando origen al árbol de Navidad tal como lo conocemos hoy en día.

La mención más antigua del árbol de Navidad data de 1419 en Alsacia. (Imagen ilustrativa Infobae)
La mención más antigua del árbol de Navidad data de 1419 en Alsacia. (Imagen ilustrativa Infobae)

A través del tiempo

En 1846, la tradición del árbol de Navidad ya era parte integral de la cultura alemana, y se cree que el príncipe Alberto lo introdujo en Inglaterra, popularizándose después de aparecer en “The Illustrated London News” en 1848.

La reina Victoria desempeñó un papel crucial en la difusión de la tradición del árbol de Navidad en Inglaterra, extendiéndose posteriormente a Estados Unidos a través de “Godey’s Lady’s Book”.

 Charles Dickens, en su cuento “Un árbol de Navidad” publicado en 1850, dio vida a la fascinación de niños por un “lindo juguete. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Charles Dickens, en su cuento “Un árbol de Navidad” publicado en 1850, dio vida a la fascinación de niños por un “lindo juguete. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Aunque se fabricaron algunos árboles artificiales en la década de 1930, no fue hasta 1964 que se introdujeron los primeros árboles de plástico con armazón de aluminio.

En México, la tradición anglosajona del árbol de Navidad y la figura de Santa Claus se han ido afianzando con el tiempo, convirtiéndose en elementos esenciales de la celebración navideña en el país.

Hoy en día, la Navidad no sería la misma sin un árbol de Navidad, ya sea natural o artificial, que se erige como un símbolo vivo de la rica historia y evolución cultural que ha marcado su presencia en los hogares mexicanos.