Caen dos expolicías de Sinaloa por participar en la desaparición de tres personas

Suman cuatro policías detenidos por la desaparición de tres personas en Los Mochis, Sinaloa, en 2014, conocido por los pobladores como “El Caso Húngaros”

Compartir
Compartir articulo
Foto: @FGR / Detienen a policías por desaparición forzada en Sinaloa
Foto: @FGR / Detienen a policías por desaparición forzada en Sinaloa

Los familiares de Margarita Marín Yan, David Mendoza Marín y Alfredo Elías Marín comenzaron a buscarlos la noche del 21 de julio de 2015 cuando dejaron de tener noticias de ellos y se convirtieron en parte de las más de cinco mil personas con reporte de desaparición en Sinaloa; aunque su caso tuvo un giro al señalar a cuatro policías municipales de Ahome entre los involucrados en el plagio.

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Sinaloa los tres policías se dieron a la fuga luego de participar en la desaparición de las tres personas, de quienes sus cuerpos fueron hallados en el año 2018 en una fosa clandestina.

Luego de ambos crímenes -desaparición y el asesinato de las tres personas- los trabajos para dar con el paradero de los uniformados continuaron hasta que en una acción conjunta con la Fiscalía de Sonora se les ubicó en el municipio de Ciudad Obregón, donde fueron capturados el pasado 5 de diciembre.

Ambos policías, identificados como Álvaro “M” y Silvia “P”, fueron presentados ante un juez de control para la audiencia inicial de formulación a proceso por su presunta participación en el delito de desaparición forzada.

NOVOLATO, SINALOA, 09MARZO2019.- Por lo menos 20 cuerpos enterrados han sido localizados en los últimos cuatro días en fosas clandestinas descubiertas en Navolato, Mazatlán y Los Mochis, por colectivos de familiares de personas desaparecidas. Los hallazgos iniciaron el miércoles y jueves pasado en Mazatlán, cuando otro de los colectivos de familiares localizaron una fosa en donde hallaron 13 cuerpos; mientras que el jueves y viernes en Los Mochis el colectivo Las Rastreadoras localizó otros cinco cuerpos. El viernes y hoy sábado, en Navolato, el colectivo Sabuesos Guerreras localizó los restos de dos personas que estaban enterrados en un paraje ubicado en límites de Culiacán y Navolato. Las investigaciones que realizan dichas mujeres en busca de sus familiares las llevaron hasta un predio ubicado en las inmediaciones del ejido El Pinole, en Culiacancito, y La Platanera, en Navolato.Hasta el momento suman dos cuerpos los que han sido localizados, pero sospechan que puede haber más cuerpos por lo que continúa la búsqueda apoyados por una retroexcavadora. Al lugar se trasladaron peritos de la Fiscalía General del Estado para iniciar las investigaciones. Los restos serán llevados al Servicio Médico Forense en espera de que sean identificados.
FOTO: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO.COM
NOVOLATO, SINALOA, 09MARZO2019.- Por lo menos 20 cuerpos enterrados han sido localizados en los últimos cuatro días en fosas clandestinas descubiertas en Navolato, Mazatlán y Los Mochis, por colectivos de familiares de personas desaparecidas. Los hallazgos iniciaron el miércoles y jueves pasado en Mazatlán, cuando otro de los colectivos de familiares localizaron una fosa en donde hallaron 13 cuerpos; mientras que el jueves y viernes en Los Mochis el colectivo Las Rastreadoras localizó otros cinco cuerpos. El viernes y hoy sábado, en Navolato, el colectivo Sabuesos Guerreras localizó los restos de dos personas que estaban enterrados en un paraje ubicado en límites de Culiacán y Navolato. Las investigaciones que realizan dichas mujeres en busca de sus familiares las llevaron hasta un predio ubicado en las inmediaciones del ejido El Pinole, en Culiacancito, y La Platanera, en Navolato.Hasta el momento suman dos cuerpos los que han sido localizados, pero sospechan que puede haber más cuerpos por lo que continúa la búsqueda apoyados por una retroexcavadora. Al lugar se trasladaron peritos de la Fiscalía General del Estado para iniciar las investigaciones. Los restos serán llevados al Servicio Médico Forense en espera de que sean identificados. FOTO: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO.COM

Los policías del caso “Húngaros” de Sinaloa

El 20 de diciembre del año pasado la Fiscalía General de la República (FGR) informó sobre la captura de dos policías relacionados con la desaparición de tres personas en Los Mochis, Sinaloa; dos de las víctimas eran húngaras, lo que llevó a los pobladores a repetir que se trataba del “Caso Húngaros”.

David y Margarita eran esposos -tenían tres meses de embarazo-, vivían en Chihuahua y se dedicaban a la compra-venta de autos. Según algunos testigos que presenciaron su desaparición, los oficiales les solicitaron -al parecer sin violencia- que subieran con ellos a un vehículo; después no supieron nada de ellos.

Pasaron siete años desde la desaparición de las tres personas cuando las autoridades confirmaron avances en la investigación; sin embargo, advirtieron que había otros dos policías involucrados a quienes seguían buscando.

Fueron siete años en los que la Asociación Civil Litigios Estratégicos en Derechos humanos (IDHEAS) apoyó el caso y exhibió constantes violaciones a los derechos humanos de las víctimas, así como inconsistencias de la FGJ de Sinaloa a quien señaló por obstruir la justicia.

CULIACÁN, SINALOA, 25ENERO2021.- El colectivo de buscadoras de desaparecidos en Sinaloa, Sabuesos Guerreras, fue agredida a balazos, después de hallar restos humanos en una hacienda abandonada de la sindicatura de Culiacancito. María Isabel Cruz, líder del colectivo, dijo que lograron huir del lugar y posteriormente cuando regresaron resguardadas por policías detectaron que una playera que habían localizado junto a la osamenta había sido quemada por los agresores. Además les robaron sus herramientas, celulares y dinero que habían dejado en el lugar al momento de la agresión. Sinaloa sigue ocupando uno de los primeros lugares en casos de desaparecidos con casi 5 mil víctimas en los últimos 12 años. Ante la ineficiencia de las autoridades estatales, familiares de las víctimas se han agrupado en colectivos para salir a buscar ellos mismos a sus desparecidos.
FOTO: JUAN CARLOS CRUZ/CUARTOSCURO.COM
CULIACÁN, SINALOA, 25ENERO2021.- El colectivo de buscadoras de desaparecidos en Sinaloa, Sabuesos Guerreras, fue agredida a balazos, después de hallar restos humanos en una hacienda abandonada de la sindicatura de Culiacancito. María Isabel Cruz, líder del colectivo, dijo que lograron huir del lugar y posteriormente cuando regresaron resguardadas por policías detectaron que una playera que habían localizado junto a la osamenta había sido quemada por los agresores. Además les robaron sus herramientas, celulares y dinero que habían dejado en el lugar al momento de la agresión. Sinaloa sigue ocupando uno de los primeros lugares en casos de desaparecidos con casi 5 mil víctimas en los últimos 12 años. Ante la ineficiencia de las autoridades estatales, familiares de las víctimas se han agrupado en colectivos para salir a buscar ellos mismos a sus desparecidos. FOTO: JUAN CARLOS CRUZ/CUARTOSCURO.COM

Desaparecidos en Sinaloa

Cifras del Registro Nacional de Personal Desaparecidos y No Localizadas dan cuenta de 113 mil 85 personas en dicha condición en el país; de esos casos cinco mil 491 se registran en Sinaloa; la cima de la lista la encabeza Jalisco con 14 mil 912 casos.

Otras mil 385 personas en Sinaloa han sido localizadas sin vida -la mayoría en fosas clandestinas- y 655 siguen en calidad de desaparecidas.

Uno de los casos más recientes fue el de Roberto Corrales Medina, cuyos restos encontró el colectivo de Rastreadoras del Fuerte el pasado 5 de octubre de 2022. la FGR tardó poco más de un año para confirmar que los restos eran del joven desaparecido el 14 de julio de 2014.

“Promesa cumplida. Mi Tesoro estará competo gracias a Dios”, publicó Mirna Medina en su cuenta de Facebook. La madre que se convirtió en rastreadora informó que será el 13 de diciembre cuando las autoridades le entreguen la osamenta de su hijo, a quien le dedicará una misa.

Roberto Corrales tenía sólo 21 años cuando lo secuestraron en una gasolinera de El Fuerte; él vendía discos y memorias USB, su madre daba clases en una escuela, pero desde esa tarde de julio de hace ya nueve años todo cambio y dedicó su vida a encontrarlo, algo que consiguió en una zona boscosa de Ocolome, El Fuerte, una zona al norte de Los Mochis.