‘El Señor de la Montaña’, la película de ‘El Chapo’ que nunca vio la luz y casi provoca una muerte

El proyecto estuvo en desarrollo cerca de cuatro años, pero una reunión hizo que todo se derrumbara

Compartir
Compartir articulo
Joaquín 'El Chapo' Guzmán intentó inmortalizar su historia con una película.
Joaquín 'El Chapo' Guzmán intentó inmortalizar su historia con una película.

Con la intención de presumir sus travesías, riquezas y “logros” obtenidos a lo largo de su trayectoria criminal, los narcotraficantes mexicanos han recurrido a medios como la música y, en años recientes, las redes sociales.

Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, quien se consolidó como uno de los capos más reconocidos incluso a nivel internacional, no podía ser la excepción. El exlíder del Cártel de Sinaloa quería contar su propia historia y deseaba hacerlo a través de una película.

En su libro El Chapo: la historia no contada del narcotraficante más infame del mundo, el periodista Noah Hurowitz expone que este anhelo surgió a principios de 2008 por recomendación de Angie, la primera esposa de Alex Cifuentes, un excolaborador colombiano de Guzmán Loera.

La razón de esto es que, para ese entonces, ‘El Chapo’ ya aparecía en todos lados, incluyendo noticias, narcocorridos y libros, pero él no obtenía ninguna ganancia.

La imagen y el nombre de 'El Chapo' ya se habían convertido en un elemento recurrente dentro de la narcocultura. (REUTERS/Fernando Carranza)
La imagen y el nombre de 'El Chapo' ya se habían convertido en un elemento recurrente dentro de la narcocultura. (REUTERS/Fernando Carranza)

Al jefe criminal le encantó la idea y comenzó a buscar un escritor fantasma y un productor para crear el guion. Cifuentes contactó a Javier Rey Ramírez, un documentalista colombiano que había trabajado en proyectos relacionados con derechos humanos en la década de 1980 y participó en la película Polvo de ángel de 2007, protagonizada por Julio Bracho y Ludwika Paleta.

Javier Rey viajó a Sinaloa para conocer al ‘Chapo’ y poner en marcha el plan. Guzmán le contó todo tipo de anécdotas sobre su vida y carrera criminal, desde su fuga del Penal de Puente Grande en 2001 hasta sus enfrentamientos con las autoridades.

La emoción del capo era tan grande que involucró a varios colaboradores para que le compartieran al productor sus propias perspectivas respecto a su persona.

Poco a poco, ‘El Chapo’ y Rey crearon un manuscrito, del cual el Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos tiene una copia. La película se iba a llamar El Señor de la Montaña, en alusión a otro de los apodos atribuidos a Guzmán.

Fotografía de 'El Chapo' con Alex Cifuentes presentada durante el juicio contra el capo.
Fotografía de 'El Chapo' con Alex Cifuentes presentada durante el juicio contra el capo.

El proyecto avanzó pese a las confrontaciones en las que ‘El Chapo’ se había enfrascado con el Cártel de los Beltrán Leyva. Sin embargo, todo se vino abajo en 2012.

Aquel año, Javier Rey se reunió nuevamente con Guzmán y pidió un 35% de las ganancias que generaran el libro y la película en cuanto se publicaran. “Cuando ‘El Chapo’ escuchó eso, explotó”, narra Hurowitz en su libro.

El capo tachó al productor de avaro y, tras dicha exigencia, comenzó a sospechar de él. Al sentirse traicionado, ‘El Chapo’ se convenció de que Rey era en realidad un informante que había logrado colarse en la organización para recopilar importantes datos que ayudarían a capturarlo. A consideración del ‘Chapo’, Rey Ramírez debía morir.

Fue entonces que Guzmán le ordenó a Cifuentes que asesinara al que, hasta ese momento, era el encargado de guiar el proyecto de su película. El socio de ‘El Chapo’ atendió la instrucción y movió sus piezas para completar el encargo.

Sin embargo, Cifuentes fue arrestado en 2013 en una finca de Culiacán sin cumplir su misión. Ya en la cárcel, se comunicó con su esposa y le pidió que contactara a Javier Rey para advertirle del peligro en el que se encontraba. Finalmente, el productor sobrevivió, ya que ‘El Chapo’ no pudo encontrarlo.