Así fue como Caro Quintero buscó expulsar a ‘Los Chapitos’ y recuperar el control de Sinaloa

En 2017, después de pasar 28 años tras las rejas, Rafael Caro Quintero regresó al negocio de las drogas e inició una disputa territorial con los hijos de un antiguo socio: Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán

Compartir
Compartir articulo
(Ilustración: Infobae México)
(Ilustración: Infobae México)

2023 ha sido un año complicado para ‘Los Chapitos’. Los hijos de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán no sólo se han enfrentado a la ‘caza’ de las autoridades de Estados Unidos, sino también a disputas por el control de ciertos territorios con Ismael ‘El Mayo’ Zambada, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Caborca, una organización que tiene pocos años de vida y que fue fundada por ni más ni menos que Rafael Caro Quintero, ‘El narco de narcos’, antiguo socio de su padre.

Aunque Quintero mantuvo una buena relación con Guzmán Loera durante la época en la que el primero estuvo al frente al Cártel de Guadalajara ―junto a Miguel Ángel Félix Gallardo (‘El jefe de jefes’) y Ernesto Fonseca Carrillo (’Don Neto’)―, tras su liberación en 2013, el originario de Badiraguato, Sinaloa, decidió regresar al negocio de las drogas; aun cuando eso significó enfrentarse a antiguos camaradas.

El Cártel de Caborca vio la luz en 2017 bajo el liderazgo de Caro Quintero y la integración de varios de sus familiares cercanos. Sin embargo, fue hasta los años 2019 y 2020 cuando el narcotraficante se dispuso a iniciar una lucha con otros cárteles de la droga por los territorios que anteriormente controlaba.

Archivos filtrados de la Sedena mostraron los territorios en disputa entre células del Cártel de Sinaloa y el Cártel de Caborca. (Imagen: Infobae México/Jovani Pérez)
Archivos filtrados de la Sedena mostraron los territorios en disputa entre células del Cártel de Sinaloa y el Cártel de Caborca. (Imagen: Infobae México/Jovani Pérez)

Los puntos clave de la ‘guerra’ entre ‘Los Chapitos’ y Caro Quintero

Aunque en la actualidad hay otros nombres que gozan de mayor popularidad, ‘El narco de narcos’ es considerado uno de los narcotraficantes más destacados en la historia de México debido a su participación en el Cártel de Guadalajara.

Quintero fundó y lideró dicha organización durante varios años; gozó de una vida lujosa; construyó un imperio de empresas a su nombre y los de sus familiares; y vivió la vida como si no hubiera un mañana. Sin embargo, en 1985, todo llegó a su fin.

  • Enrique ‘Kiki’ Camarena

El asesinato de Enrique ‘Kiki’ Camarena, un agente de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), registrado el 9 de febrero de 1985, ocasionó que las autoridades de EEUU le dieran caza a él y a los otros líderes del Cártel de Guadalajara, a quienes señalaron como responsables del crimen.

Enrique Kiki Camarena. (Foto: Archivo)
Enrique Kiki Camarena. (Foto: Archivo)

Tras los hechos, Quintero huyó a Costa Rica con su pareja sentimental y ahí intentó pasar desapercibido. Tras meses de intensos operativos y una ardua investigación, las autoridades finalmente lograron su captura el 18 de septiembre de aquel año.

El otrora narcotraficante fue extraditado inmediatamente en México y condenado a 40 años de prisión por secuestro, homicidio y tráfico de drogas; hecho que dio calma a la DEA. Sin embargo, tras haber cumplido 23 años de su sentencia obtuvo un fallo a su favor por parte de un tribunal y fue liberado en 2013.

  • Su regreso al narcotráfico

Después de salir de prisión, Caro Quintero pasó un par de años ocultó en alguna parte recóndita del territorio nacional, hasta que decidió regresar al mundo del narcotráfico.

Empero, fue recibido con un gran obstáculo. ‘Los Chapitos’, quienes asumieron su liderazgo dentro del Cártel de Sinaloa tras la detención de su padre en 2016, buscaban control los mismos territorios que él. Lo mismo sucedía con ‘El Mayo’ Zambada.

Fue así como, en 2017, comenzó la disputa por el control de tres entidades clave para traficar droga a EEUU: Sonora, Sinaloa y Baja California.

Pero pese al poder que actualmente ostentan ‘Los Chapitos’, el Cártel de Caborca se aferró y logró dominar en su totalidad a los municipios de Caborca y Magdalena de Kino, ambos en Sonora. Posteriormente, expandieron su presencia a lo largo del estado e incluso incursionaron en otros, como la Ciudad de México, Sinaloa y Guerrero, según detalla la consultora Lantia Intelligence.

En una entrevista desde la clandestinidad al medio mexicano Proceso, Caro Quintero aseguraba el 25 de febrero de 2016 que ya no era narcotraficante y que vivía gracias a la ayuda de los demás. (Archivo DEF)
En una entrevista desde la clandestinidad al medio mexicano Proceso, Caro Quintero aseguraba el 25 de febrero de 2016 que ya no era narcotraficante y que vivía gracias a la ayuda de los demás. (Archivo DEF)

Poco después de haber iniciado una guerra con ‘Los Menores’ ―como también son conocidos― y Zambada García, Caro Quintero fue víctima de la justicia una segunda vez.

El 15 de julio de 2022 fue detenido por elementos de la Secretaría de Marina (Semar) mientras se encontraba en el municipio de Choix, Sinaloa. Actualmente, se encuentra recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) No. 1, ‘El Altiplano’, donde intenta ser extraditado a Estados Unidos.

Por su parte, el Cártel de Caborca continúa operando bajo el liderazgo José Gil Caro Quintero, alias ‘El Chino’, sobrino de Caro Quintero.

La organización criminal todavía sostiene una disputa del noroeste de México con el Cártel de Sinaloa, aunque algunos de sus brazos armados han decidido entablar treguas con ‘Los Chapitos’.

Los Chapitos tienen bajo su mando distintas células de sicarios para disputar las plazas a cárteles rivales. (Infobae México/Jovani Pérez)
Los Chapitos tienen bajo su mando distintas células de sicarios para disputar las plazas a cárteles rivales. (Infobae México/Jovani Pérez)