Cuál era el grado de estudios de Pedro Infante, leyenda de la Época de Oro del cine mexicano

Esto estudió el “Ídolo de Guamúchil” antes de convertirse en una de las estrellas mexicanas más importantes de su tiempo

Compartir
Compartir articulo
Antes de convertirse en famoso, Pedro Infante estudió hasta este grado 


(Twitter/@FilmotecaUNAM)
Antes de convertirse en famoso, Pedro Infante estudió hasta este grado (Twitter/@FilmotecaUNAM)

Pedro Infante es, sin duda, una de las figuras más emblemáticas de la Época de Oro del cine mexicano, pues protagonizó una buena cantidad de películas que se volvieron icónicas y que forman parte de la historia fílmica nacional, siendo auténticos clásicos.

Nació un 18 de noviembre del año 1917, en Mazatlán, Sinaloa, y fue bautizado con el nombre de José Pedro Infante Cruz. Además de ser un ícono del cine nacional, también lo es de la música ranchera. La plataforma ViX, ha producido la primera serie biográfica inspirada en la vida de la estrella.

Pedro Infante ganó popularidad por su capacidad para conectar con el público a través de su carisma y su voz. Protagonizó alrededor de 60 películas y grabó cerca de 350 canciones. Entre sus películas más recordadas están Nosotros los Pobres, Ustedes los Ricos y Pepe el Toro.

Su éxito lo llevó a ser reconocido en toda Latinoamérica y se convirtió en un símbolo de la cultura mexicana. Pedro Infante murió trágicamente a la edad de 39 años en un accidente aéreo, dejando un legado muy importante para la historia de la música y el cine mexicano.

Qué estudió Pedro Infante

Pedro Infante es una de las figuras más importantes del cine nacional 


(Foto: Twitter / @VSCLS)
Pedro Infante es una de las figuras más importantes del cine nacional (Foto: Twitter / @VSCLS)

El ídolo de Guamúchil creció en un hogar con fuertes influencias musicales, lo que despertó su interés y pasión por la música. Antes de convertirse en actor, trabajó en oficios como carpintero y mecánico. Su carrera artística comenzó en la radio y más tarde se expandió al cine, donde hizo su primera aparición en la película En un burro tres baturros en 1939.

Como muchos niños de su edad, Pedro Infante abandonó sus estudios para enfocarse en trabajar y en luchar por sus sueños. El actor estudió hasta cuarto año de primaria.

En cuanto a sus estudios artísticos, por supuesto Pedro Infante no tuvo una formación académica formal extensa en actuación o música. Su educación en estos ámbitos se desarrolló de forma autodidacta y gracias a las enseñanzas de su padre, Delfino Infante, quien era músico.

En cuanto a la actuación, su carrera se forjó a través de la experiencia en el escenario y en los sets de grabación. A lo largo de su trayectoria, fue puliendo su talento interpretativo gracias a la práctica y el trabajo constante en la industria del cine mexicano. Su talento natural para la música y la actuación fue lo que le abrió las puertas y le ayudó a convertirse en una de las figuras más importantes de la Época de Oro del cine mexicano.

Los premios y nominaciones de Pedro Infante

Pedro Infante fue autodidacta para convertirse en actor

(Foto: Twitter/@imcine)
Pedro Infante fue autodidacta para convertirse en actor (Foto: Twitter/@imcine)

Pedro Infante tuvo varios reconocimientos a lo largo de su carrera como actor y como cantante. Uno de estos galardones fue el Oso de Plata a la mejor interpretación masculina por el filme Tizoc, un premio que otorgaba el jurado del Festival Internacional de Cine de Berlín.

También formó parte de las nominaciones al premio Ariel varias veces, ganó en una ocasión por la cinta La vida no vale nada.

Es importante mencionar que la figura de Pedro Infante trasciende premios y galardones; se mide más que nada por el cariño y la admiración del público que perdura hasta hoy. Sus películas y música siguen siendo parte importante del acervo cultural mexicano.

El actor era un gran entusiasta de la aviación. Fue el 15 de abril 1957 cuando Pedro Infante despegó del aeropuerto de Mérida a bordo de un avión en el que también viajaba el mecánico Marciano Bautista y el capitán Víctor M. Vidal. Al estar a unos 200 metros sobre el suelo, el avión se desplomó terminando con la vida de los tres tripulantes.