Así era la lujosa camioneta que El Mencho regaló a uno de los jefes del CJNG más cercanos a él

Los documentos hackeados a la Sedena por Guacamaya Leaks dejaron al descubierto parte del organigrama del CJNG que opera bajo las órdenes de El Mencho

Compartir
Compartir articulo
Nemesio Oseguera Cervantes, alias "El Mencho" es el líder y fundador del Cártel Jalisco Nueva Generación (Foto: Infobae México / Jovani Pérez)
Nemesio Oseguera Cervantes, alias "El Mencho" es el líder y fundador del Cártel Jalisco Nueva Generación (Foto: Infobae México / Jovani Pérez)

Hasta un pequeño poblado ubicado a 100 kilómetros de Manzanillo, Colima, llegó una lujosa camioneta 4x4 valuada en más de un millón de pesos y que se presume fue regalada por Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho, a uno de sus hombres más leales al frente del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

De acuerdo con documentos hackeados a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por Guacamaya Leaks, el regalo estaba dirigido para conmemorar el cumpleaños número 32 de Luis Manuel Pelayo Pelayo, alias “El Meño” o “Señor 18″, el jefe de plaza del CJNG en la Costa Sur de Jalisco.

La información de Sedena refiere que la fiesta de “El Meño” se celebró el 1 de diciembre de 2020 en el Rancho el Capricho, ubicado en el poblado de Tecomates, municipio de Casimiro Castillo, hasta donde El Mencho envió una camioneta GMC Sierra Regular año 2021, cuyo precio para su versión más reciente es de un millón 195 mil 400 pesos.

En los documentos hackeados no es especifica si El Mencho estaba en la fiesta de su lugarteniente, a pesar de que algunas hipótesis afirman que el líder del CJNG se esconde en su propio triángulo dorado creado sobre la zona montañosa de Colima, Michoacán y Jalisco, cerca de la región donde ocurrió la fiesta a finales de 2020.

Camioneta que El Mencho le regaló a uno de sus lugartenientes del CJNG
Camioneta que El Mencho le regaló a uno de sus lugartenientes del CJNG

Quién es “El Meño”

La historia criminal de Manuel Pelayo con el CJNG se remonta al menos al año 2009 cuando Luis Antonio Orozco Godínez lo reclutó para que se uniera a sus hombres con operaciones en el municipio de La Huerta, Jalisco, también ubicado en la zona sur del estado.

Además de ser el jefe de plaza del cártel con operaciones en 28 de los 32 estados del país, “El Meño” está señalado de ser el responsable de los homicidios de tres personas que se opusieron a abandonar sus ranchos para que los controlara el CJNG: Anel Camerino Delgado Palomera, Javier Gutiérrez Delgado y Rosalinda Zárate Loza.

Después de más de 10 años al interior del CJNG “El Meño” logró ascender en la cadena de mando hasta ubicarse en la tercera línea y convirtiéndose en el sucesor de Eleno Madrigal Virrueta, alias “El 20″, detenido en marzo de 2019 y sólo unos meses después encontrado muerto al interior de su celda en el penal de Guadalajara; desde entonces “El Meño” lidera la célula conocida como “Gente de El Mencho”.

Muestra del arsenal en poder del Grupo Operativo Lagarto. (ESPECIAL/CUARTOSCURO)
Muestra del arsenal en poder del Grupo Operativo Lagarto. (ESPECIAL/CUARTOSCURO)

El Mencho y la línea sucesoria del CJNG

Investigaciones periodísticas y de las autoridades federales identifican a Gonzalo Mendoza Gaytán, alias “El Sapo”, como uno de los hombres más cercanos a El Mencho, además de controlar la Costa Norte, la Sierra Madre Occidental y la región de los Valles para el CJNG; también se le vinculó con la desaparición de los cinco jóvenes en Lagos de Moreno.

Tras el hackeo a la Sedena aparecieron más nombres como Gerardo Rivera Ibarra, Alberto Ávalos Martínez, Juan Carlos Bañuelos Ramírez, Ernesto Alfonso Pelayo Rodríguez, Israel Bañuelos Martínez Solórzano y Luis Manuel Pelayo Pelayo como los integrantes del CJNG ubicados en el segundo y tercer nivel del organigrama, sólo debajo de El Mencho.

Sin embargo se sabe que El Mencho comenzó a liderar el CJNG con antiguos compañeros suyos en el Cártel del Milenio, se trató de Ramón “R-1″, Rafael “R-2″ y Santiago “N”, a quienes detuvieron en 2012 señalados de ocasionar bloqueos en carreteras y quema de vehículos en calles de Jalisco y Colima; el único que quedó en libertad fue el “R-1″, a quien una jueza ordenó su salida de prisión en noviembre de 2022″.