Golpe a Los Chapitos en su casa, FGR destruye 5 millones de pastillas de fentanilo decomisadas en Sinaloa

Los operativos que continuaron tras la captura de El Nini en Sinaloa provocaron el desmantelamiento de al menos tres narcolaboratorios de Los Chapitos donde se fabricaba fentanilo y otras drogas sintéticas

Compartir
Compartir articulo
Los Chapitos están considerados por EEUU como la organización de tráfico de fentanilo más peligrosa del mundo. (Infobae)
Los Chapitos están considerados por EEUU como la organización de tráfico de fentanilo más peligrosa del mundo. (Infobae)

A punto de cumplirse dos meses desde la “prohibición” de Los Chapitos para fabricar, producir y comercializar fentanilo la Fiscalía General de la República (FGR) reportó la destrucción de más de 5 millones de píldoras de la llamada “droga zombie” en Sinaloa.

Fue el 2 de octubre pasado cuando en calles de Sinaloa aparecieron las primeras narcomantas con una advertencia a quien no se alineara a la “estrategia” de Los Chapitos, la cual semanas más tarde Dámaso López Serrano -”El Mini Lic”- afirmó que consistía en quitarse de encima la supervisión de las autoridades mexicanas y norteamericanas.

La prohibición, según el propio “Mini Lic”, duró menos de un mes y después se volvió a traficar igual o más fentanilo que antes; además indicó que Los Chapitos buscan controlar todo la producción y cobrar un alto impuesto a quien quiera comprar o abrir su propio narcolaboratorio.

A pesar de la “estrategia” el gobierno federal dio en la última semana un duro golpe contra la facción del Cártel de Sinaloa controlada por los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán al detener a uno de sus jefes de seguridad, Néstor Isidro Pérez Sálas, alias El Nini, además de asegurar tres narcolaboratorios ubicados en la zona montañosa que circunda a Culiacán, Sinaloa.

Foto: @Halcon1072 / Destruyen narcolaboratorios de Fentanilo en Sinaloa
Foto: @Halcon1072 / Destruyen narcolaboratorios de Fentanilo en Sinaloa

Fue después de estos aseguramientos que personal de la Fiscalía Especializada de Control Regional (FECOR) coordinó la destrucción de 27 toneladas 597.5 kilogramos y 25.5 mil litros de diversas sustancias ilegales entre las que se encontraban: fentanilo, clorhidrato de metanfetamina, marihuana, clorhidrato de cocaína, diacetilmorfina, ácido tartárico, acetato de plomo, ácido clorhidrato, hidróxido de sodio y manitol, entre otros.

La destrucción también incluyó cinco millones cuatro mil 622 pastillas de fentanilo, 10 mil 158 pastillas de hidrocodona, exicodona, varias plantas de marihuana y otros materiales como básculas, centrifugadoras, barriles, maletas y chalecos tácticos.

A la caza de Los Chapitos

El gobierno de Estados Unidos no sólo identificó a los hijos de El Chapo Guzmán como los principales responsables del tráfico de fentanilo y con ello la muerte de más de 100 mil norteamericanos por sobredosis; también sancionaron a empresas y personas presuntamente ligadas a negocios de Los Menores.

Además la Agencia para el Control de Drogas (DEA) sacó de su lista de los 10 más buscados a narcotraficantes de la talla de Ismael El Mayo Zambada y Nemesio Oseguera Cervantes, alias El Mencho”, e incluyó a Iván Archivaldo Guzmán, medio hermano de Ovidio Guzmán y considerado como el verdadero líder de Los Chapitos.

Después de la detención y extradición de Ovidio Guzmán, las autoridades federales no habían dado un nuevo golpe a Los Chapitos hasta que la semana pasada se confirmó la caída de El Nini en un operativo que incluyó sólo dos disparos contra el encargado del culiacanazo en octubre de 2019 que derivó en la liberación de “El Ratón”.

Foto: FGR
Foto: FGR

Algunos trascendidos que se desprenden de una investigación de la periodista Anabel Hernández sugiere que El Nini estaba adquiriendo mucho poder dentro de la organización criminal y que habría sido el propio Iván Archivaldo quien lo entregó a las autoridades.

Este sábado se cumplirán dos meses desde que Los Chapitos amenazaron con castigar a todo el que siguiera traficando y fabricando fentanilo, una prohibición que se repitió en otros estados y que redujo por días los decomisos de la llamada “droga zombie”, aunque no necesariamente bajó el tráfico por la frontera con Estados Unidos.

SEgún datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) hasta el mes de septiembre pasado ya se habían asegurado 12.1 toneladas de fentanilo en los cruces fronterizos con México; una cifra alarmante -indicaron- en comparación con las 6.3 toneladas decomisadas en todo el año anterior, lo que dejó en evidencia el incremento en las operaciones criminales para enviar la droga al otro lado de la frontera.