Carlos Slim: el día que fue declarado muerto por un problema en el corazón, pero milagrosamente volvió a la vida

El magnate fue intervenido quirúrgicamente en los años 90 por problemas en el corazón, y en una de esas ocasiones, desaparecieron sus signos vitales

Compartir
Compartir articulo
Carlos Slim tiene un patrimonio de más de 66 mil obras de arte (Reuters)
Carlos Slim tiene un patrimonio de más de 66 mil obras de arte (Reuters)

Carlos Slim es considerada la persona más rica de México, pues cuenta con una fortuna, según Forbes, de USD 93 mil millones. Esto también lo convierte en la persona más acaudalada de toda Latinoamérica.

Slim es dueño de conglomerados como Grupo Carso y América Móvil, mismas a las que pertenecen empresas como Telcel y Telmex.

Carlos Slim estuvo casado por más de 30 años con Soumaya Domit Gemayel, quien fue la única mujer con la que contrajo nupcias. Sin embargo, ella murió en 1999 debido a problemas renales que tenía desde años atrás, y el cuál le fue heredado, pues su padre había muerto años antes, por la misma razón.

Este ha sido uno de los momentos más duros que ha vivido Slim, quien actualmente cuenta con 83 años. Sin embargo, este no ha sido el único golpe fuerte que ha sufrido el magnate mexicano de ascendencia libanesa a lo largo de su vida, pues antes de la muerte de Soumaya, él mismo pasó por un problema de salud que lo tuvo al borde de la muerte.

(REUTERS/Luis Cortés)
(REUTERS/Luis Cortés)

Fue el mes de octubre del año de 1997, cuando Slim volvió de la muerte en tres ocasiones, esto, luego de haber sido sometido a una cirugía de corazón en Houston, Texas.

José Martínez, biógrafo de Slim, contó a la agencia EFE, tras las primeras intervenciones al magnate, que “Slim en varias ocasiones estuvo al borde de la muerte por problemas cardiacos, los cuales lo llevaron al quirófano en situaciones de urgencia. Él mismo presume de que viajó al más allá y regresó milagrosamente”.

Los primero problemas de salud que presentó Carlos Salim fueron en el año 1992, cuando contaba con 52 años y ya era considerado una de las personas más ricas de México. Un año antes, en 1991, había ingresado a la lista de Forbes, cuando llegó a tener una fortuna que se calculaba en USD mil 700 millones, y un año atrás, en 1990, había adquirido Teléfonos de México (Telmex). En ese año, Slim se había sometido a una cirugía cardiovascular en la Ciudad de México.

Esa vez, Slim había tenido un problema con un aneurisma que le provocó un derrame en el corazón, lo que provocó que fuera internado en el hospital Humana, con el nombre de Carlos Delgado (que se traduce como Slim en inglés), con la finalidad de evitar llamar la atención de los medios, aunque no quedó del todo bien en esa cirugía.

Mexican billionaire Carlos Slim attends a luncheon after receiving the Enrique V. Iglesias Award from the  Business Council Alliance for Ibero-America (CEAPI) in Madrid, Spain, October 25, 2023. REUTERS/Susana Vera
Mexican billionaire Carlos Slim attends a luncheon after receiving the Enrique V. Iglesias Award from the Business Council Alliance for Ibero-America (CEAPI) in Madrid, Spain, October 25, 2023. REUTERS/Susana Vera

Ese mismo año, Slim agravó de nuevo, pero gracias a la oportuna intervención de su hija Soumaya Domit, quien lo trasladó de emergencia a Houston, fue salvado por los médicos. En octubre de 1997, el empresario volvió al hospital por su propio pie por un aneurisma aórtico, por lo que fue sometido a una intensa operación en la que desaparecieron sus signos vitales en tres ocasiones, e incluso, uno de los médicos salió del quirófano a anunciar que el magnate había muerto.

Sin embargo, Slim volvió a la vida de manera milagrosa y se mantuvo en recuperación por tres meses y medio.