Noelia busca tener hijos a través de gestación subrogada: “Mis óvulos están congelados”

Esta forma de procrear ha causado grandes controversias en diferentes países

Compartir
Compartir articulo
(Instagram noeliaofficial)
(Instagram noeliaofficial)

La cantante puertorriqueña Noelia fue captada en su visita a México con motivo de su participación en los 90′s Pop Tour y confesó que busca tener hijos a través de la gestación subrogada.

En el aeropuerto, la artista fue abordada por los medios de comunicación y detalló que tanto ella como su pareja ya estaban en la planeación de ampliar su familia.

“El mío (vientre) no lo puedo alquilar porque me dedico a otra cosa, pero sí quiero, ya lo tenemos, pronto vendrán nuevas noticias. Sí tengo congelados mis óvulos y acá también (Jorge Reynoso) ya estamos preparados, para estar seguros porque me esperé mucho. Nosotros los dijimos primero y luego lo empezamos a hacer”, comenzó a decir.

Respecto a cuántos hijos le gustaría tener, Noelia señaló que sí podría llegar a criar a más de dos pequeños.

(Instagram noeliaofficial)
(Instagram noeliaofficial)

“Primeramente quiero tener un varoncito y después Dios dirá, porque también está bonito tener una niña, pero de 3 a 4 voy a tener”, añadió.

La controversia en la gestación subrogada

La maternidad subrogada en México ha generado un debate considerable en los últimos años, especialmente en relación con los riesgos para la salud de las mujeres involucradas.

Esta práctica refiere cuando una mujer presta/alquila su vientre para gestar y parir a un bebé. Posterior al parto, el recién nacido es entregado a otra persona quien se hará cargo de él.

(EFE/Zayra Morales/Archivo)
(EFE/Zayra Morales/Archivo)

Eleane Proo Méndez, especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señala que las mujeres en situación de pobreza son particularmente vulnerables a ser buscadas por empresas para este tipo de prácticas. En Estados Unidos, el costo promedio del procedimiento es de 150 mil dólares, mientras que en México es de 90 mil dólares. Sin embargo, a las mujeres gestantes se les paga una cantidad significativamente menor, lo que plantea cuestiones éticas y de explotación.