Banxico prevé menos inflación en lo que resta de 2023 y el inicio de 2024

El banco central ajusta a la baja sus estimaciones trimestrales de inflación, y como había anticipado, mantiene sin cambios su tasa en 11.25%

Compartir
Compartir articulo
La inflación en la primera quincena de junio tuvo su menor nivel a tasa anual desde la primera mitad de marzo de 2021, según datos del INEGI publicados este jueves. FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM
La inflación en la primera quincena de junio tuvo su menor nivel a tasa anual desde la primera mitad de marzo de 2021, según datos del INEGI publicados este jueves. FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM

Banco de México ajustó a la baja sus previsiones trimestrales de inflación general entre el segundo trimestre de 2023 y el primer cuarto de 2024.

Como adelantó el propio banco central en su anterior anuncio de política monetaria, mantuvo sin cambios su tasa de interés de referencia en 11.25%. Además mantuvo su previsión de que el objetivo de 3% de inflación se alcanzará hasta el cuarto trimestre de 2024.

La institución encargada de controlar la inflación reiteró que para lograr la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a su meta de 3%, considera necesario mantener su tasa clave en su nivel actual “durante un periodo prolongado”.

La Junta de Gobierno de la entidad monetaria, cuya decisión fue unánime, consideró que el proceso de desinflación continuó avanzando ante la mitigación de diversas presiones. No obstante apuntó que siguen incidiendo sobre la inflación, de modo que el indicador permanece alto. Además, opinó que el panorama inflacionario sigue siendo muy complejo.

Más temprano este jueves, el INEGI informó que la inflación general en la primera quincena de junio se desaceleró a 5.18% a tasa anual, el menor nivel para una quincena desde la primera mitad de marzo de 2021. El consenso de analistas económicos había previsto una tasa de 5.31%.

Banxico apuntó que desde la pasada reunión de política monetaria, en mayo, las tasas anuales de la inflación general y la subyacente siguieron bajando. Sin embargo, puntualizó que ambos indicadores se mantuvieron elevados al situarse en la primera quincena de junio en 5.18% y 6.91%, respectivamente.

“En México, desde la decisión de política monetaria previa, las tasas de interés de valores gubernamentales de corto plazo disminuyeron. Las de mediano y largo plazos mostraron movimientos acotados. El peso mexicano se apreció. La actividad económica ha mostrado resiliencia ante un entorno externo complejo. El mercado laboral continúa presentando fortaleza. El balance de riesgos para el crecimiento se encuentra equilibrado”, argumentó la entidad en su comunicado.

El balance de riesgos es un conjunto de factores que pueden hacer que la inflación registre valores mayores, o menores, a los pronósticos del banco central.

En este sentido, el balance de riesgos para la inflación también se mantuvo sin cambios respecto al anuncio de política monetaria del 18 de mayo.

¿Cuáles son los riesgos que ve Banxico para los valores de la inflación?

Al alza (que estos factores lleven a la inflación a un valor superior al estimado)

  1. Persistencia de la inflación subyacente en niveles elevados
  2. Depreciación cambiaria ante eventos de volatilidad financiera internacional
  3. Mayores presiones de costos
  4. Presiones en los precios de energéticos o agropecuarios

A la baja (que estos factores lleven a la inflación a un valor inferior al estimado

  1. Una desaceleración de la economía global mayor a la prevista
  2. Un menor traspaso de algunas presiones de costos
  3. Un mejor funcionamiento de las cadenas de producción y distribución
  4. Un efecto mayor al previsto de las medidas gubernamentales ante la carestía

Banxico consideró que el balance de riesgos respecto de la trayectoria prevista para la inflación se mantiene sesgado al alza.

En el caso de la inflación subyacente, el banco central solo ajustó a la baja su previsión para el segundo trimestre de 2023. El componente subyacente es una mejor herramienta para observar la trayectoria de la inflación porque no incluye bienes y servicios cuyos precios son muy sensibles a factores como el clima, como los agropecuarios.

De este modo, la subyacente elimina precios que pueden generar distorsiones en la lectura sobre la evolución de la inflación.

Banxico mantuvo su previsión de que la convergencia hacia su meta de inflación de 3% se alcanzará hasta el cuarto trimestre de 2024.
Banxico mantuvo su previsión de que la convergencia hacia su meta de inflación de 3% se alcanzará hasta el cuarto trimestre de 2024.

Analistas consultados recientemente por Citibanamex prevén que el siguiente movimiento de tasa será hasta diciembre próximo, y será un recorte de un cuarto de punto, con lo que la tasa de interés de Banxico descendería a 11%.

Los mismos especialistas consideran que la inflación general cerrará el año en 4.99%, y la subyacente en 5.30%.

Banxico inició un ciclo de alzas a su tasa de interés de referencia desde junio de 2021, y concluyó en mayo pasado. El banco central buscó así hacer frente al impacto en los precios que originó la pandemia de Covid-19 en las actividades económicas, y posteriormente, a principios de 2022, el efecto de la guerra en Ucrania.