A un año de la muerte de Tina Turner: sus piernas aseguradas, su mayor tristeza como madre y una fortuna sin repartir

La legendaria cantante, que figura en el Salón de la Fama por partida doble tuvo un intento de suicidio pero su incursión en el budismo le salvó la vida. Su amor tortuoso con Ike y su segunda oportunidad con un hombre más joven. A un año de la muerte de la artista de rock más exitosa del mundo, todavía no se sabe con certeza cómo será la distribución de su inmensa riqueza

Guardar

Nuevo

Su estilo único, voz potente y hermosas piernas largas eran parte de su gran magnetismo en el escenario (Getty Images)
Su estilo único, voz potente y hermosas piernas largas eran parte de su gran magnetismo en el escenario (Getty Images)

Mientras el mundo todavía llora la pérdida de la artista de rock femenina más exitosa del mundo, en Internet han surgido preguntas como quién la heredará. Con una carrera que abarca seis décadas, Tina Turner dejó una huella imborrable en la industria musical y su talento fueron generosamente recompensados con una increíble fortuna. “Soy fuerte, viví un divorcio, una separación de mi familia, todo tipo de infiernos. Nunca dejé que eso me derribara. No soy alcohólica, nunca he fumado, nunca me he drogado. He flotado limpia a través del desastre de mi pasado. Llegué aquí ilesa, no he envejecido por todo ese estrés”, dijo la icónica cantante, que murió a los 83 años luego de batallar contra enfermedades y haber vivido intensamente, tanto éxitos como momentos dramáticos.

Mentor, marido violento e intento de suicidio

Tina Turner resultó ser una megaestrella durante tanto tiempo, que es sencillo olvidar que ese no es su nombre real. Nació el 26 de noviembre de 1939 en Brownsville, Tennessee, bajo el nombre de Anna Mae Bullock y fue conocida como Little Ann en su primer single Boxtop (1958). Según la biografía de Mark Bego de 2003, Tina Turner: Break Every Rule, la cantante explicó cómo adquirió su apodo: “Ike tenía una inclinación por las mujeres de las películas que se columpian en las lianas: las reinas de la selva”. Dado que el alias coincidía con uno de sus preferidos, Sheena: Queen Of The Jungle, Ike la bautizó como Tina. Desde entonces, la pareja actuó en conjunto como Ike y Tina Turner. Cuando finalmente se divorció de Ike, Bego escribió en su libro que ella no perseguía dinero ni bienes, sino exclusivamente “su libertad y el nombre artístico de Tina Turner”.

La unión matrimonial con su compañero de música Ike Turner fue notoriamente tumultuosa. En su autobiografía de 2018, My Love Story, detalló sus acusaciones de maltrato a lo largo de la relación, incluyendo el incidente en el que él la golpeó tan brutalmente que terminó fracturándole la mandíbula. En un fragmento publicado en Daily Mail, Tina relató haber alcanzado un punto particularmente desesperado: “Llegué a convencerme de que la muerte era mi única salida. Una noche, justo antes de un concierto, simplemente no pude soportarlo más y me tragué 50 pastillas para dormir”, confesó.

La relación con Ike Turner fue muy tumultuosa (Photo by GAB Archive/Redferns)
La relación con Ike Turner fue muy tumultuosa (Photo by GAB Archive/Redferns)

Por fortuna, calculó mal el tiempo que tardarían las pastillas en hacer efecto y fue llevada de urgencia al hospital luego de que le hicieran efecto mientras se maquillaba. “No llegué al escenario. Recuerdo que estaba en el auto y que él me metió el dedo en la garganta, tratando de hacerme vomitar”. Sobrevivió tras someterse a un lavado gástrico; “Sabía que mi intento de suicidio no fue un clásico grito de auxilio. Pero no volví a intentar suicidarme, porque salí de la oscuridad creyendo que estaba destinada a sobrevivir. Estaba aquí por una razón”.

Su salvación: el budismo y un nuevo amor

En el documental de HBO, “Tina”, la cantante apenas menciona los abusos que sufrió durante su matrimonio con Ike, a diferencia de cómo lo ha abordado en entrevistas, libros y en representaciones dramáticas tanto en el escenario como en la pantalla grande. Los directores de la película, Dan Lindsay y T.J. Martin, revelaron que esta decisión fue deliberada, con la intención de evitar que la cantante reviviera el trauma de esos dolorosos recuerdos. Lindsay explicó, “El trauma de los abusos nunca desaparece, y eso es algo que queríamos comunicar con esta película. Revivir esa época puede ser muy traumático para ella. Estábamos muy conscientes de que es algo con lo que ella sigue lidiando”. Esto coincide con lo expresado por la misma Tina, quien dijo, “Es como esos viejos recuerdos, quieres dejarlos atrás y olvidarlos, y hay muchas cosas que no quieres decir, pero llega un momento en el que tienes que hacerlo”.

Hasta que Tina Turner encontró el budismo. En una conversación con USA Today, dijo, “Mientras más me sumergía en este conocimiento, más encontraba apoyo en su filosofía, y para mí tenía total sentido. El budismo realmente fue mi salvación, y durante aproximadamente 50 años, cantaba con alegría todos los días. Para mí, el budismo fue una especie de refugio. Transforma tu perspectiva sobre la situación en la que te encuentras”. Turner describió cómo los cánticos budistas transformaron su vida y agregó: “Dejé un legado sólido como intérprete de rock, y quiero dejar claro que fue gracias a mi devoción espiritual”.

Todo cambió para Tina después de su divorcio de Ike cuando, a pesar de no tener intenciones de casarse nuevamente, un encuentro casual en un aeropuerto alteró su destino. En el documental de HBO de 2021, relata cómo conoció a Erwin Bach, su segundo esposo, un ejecutivo musical suizo que fue enviado por su representante para recogerla en el aeropuerto de Düsseldorf. “Era muy guapo. Mi corazón comenzó a latir con fuerza, lo que significaba que nuestras almas se encontraron”. La pareja estuvo unida durante 27 años antes de casarse en 2013. En una entrevista, ella explicó por qué no tenía prisa por casarse, “La gente siempre me pregunta por qué no me he vuelto a casar. Tengo amor. Tengo una vida plena. No veo la necesidad de cambiar eso”.

Tina Turner junto a su segundo marido Erwin Bach en 2015 (REUTERS/Alessandro Garofalo/File Photo)
Tina Turner junto a su segundo marido Erwin Bach en 2015 (REUTERS/Alessandro Garofalo/File Photo)

La relación de Tina con Erwin Bach duró décadas, y en sus memorias reveló el regalo que le salvó la vida cuando, en el 2016, luego de que años de presión arterial alta no tratada hubieran dañado gravemente su función renal. Su condición era tan grave que, como describió, “Me enfrenté a dos opciones: diálisis regular o un trasplante de riñón”. Ella se sorprendió cuando Bach se ofreció a darle uno de sus riñones, una oferta que desalentó inmediatamente, diciendo, “Era un hombre joven. ¿Por qué iba a arriesgarse tanto para dar unos años más a una mujer mayor? ¿Y si algún día tenía un problema con el riñón que le quedaba?” Pero Erwin se negó a dejarse disuadir y donó uno de sus riñones para lo que resultó ser una exitosa cirugía de trasplante. Luego dijo a The New York Times que lo volvería a hacer. Turner lo resumió todo escribiendo. “Ambos seguimos aquí, más cerca de lo que nunca imaginamos, y eso es motivo de celebración”.

Amada y exitosa

En 1984, su disco Private Dancer marcó un punto crucial, revitalizando su carrera y catapultándola a un estrellato sin precedentes. Además, el triunfo del álbum la consagró como una formidable figura en las giras musicales. Su gira Wildest Dreams (1996) alcanzó la impresionante suma de 100 millones de dólares en ventas de boletos, mientras que su gira Twenty Four Seven (2000) logró vender entradas por un total de 80 millones de dólares.

A menudo reconocida como la “Reina del Rock and Roll”, Tina fue incluida por primera vez en el Salón de la Fama del género en 1991, junto a su primer esposo, Ike Turner, como un acto musical conjunto. Aunque la cantante manifestó su agradecimiento pero declinó la invitación para asistir y aceptar el honor en persona.

La cantante había asegurado por su piernas por 3, 2 millones de dólares (Foto AP/Nick Ut,archivo)
La cantante había asegurado por su piernas por 3, 2 millones de dólares (Foto AP/Nick Ut,archivo)

La gira 50th Anniversary Tour (2008) recaudó más de 84 millones de dólares en ingresos brutos. Tras la venta de discos, sencillos y boletos, no es sorprendente que haya sido millonaria. Según Celebrity Net Worth, su fortuna se estima en alrededor de 250 millones de dólares. Turner encapsuló sus sentimientos sobre su riqueza cuando en una entrevista le preguntaron si creía que merecía esa cantidad de dinero, a lo que ella respondió: “Merezco aún más”.

En 2021, fue finalmente honrada como artista en solitario. La presentación fue realizada por Angela Bassett, quien la interpretó en la película biográfica La Verdadera Historia De Tina Turner (1993). Artistas como H.E.R. y Keith Urban también ofrecieron tributos a la estrella interpretando It’s Only Love, mientras que Christina Aguilera brindó su propia versión de River Deep, Mountain High. Tina se presentó a través de un mensaje de video desde Suiza, expresando su agradecimiento por el reconocimiento y bromeando, “Si todavía me otorgan premios a los 81 años, algo debo haber hecho correctamente”.

Se movía como Jagger… ¿o Mick se mueve como Tina?

Uno de los líderes más impactantes del rock durante décadas ha sido Mick Jagger, reconocido por sus desplazamientos en el escenario. En una entrevista otorgada a Rolling Stone, el cantante le dio el crédito a su madre la responsabilidad de enseñarle a bailar, aunque también reconoció que se inspiró en íconos musicales como James Brown y Little Richard. Sin embargo, Tina tenía una perspectiva distinta. Según su memoria, fue ella quien instruyó a Jagger en el arte del movimiento, y broméo con el Daily Mail, “¡Mick deseaba bailar, y yo era bailarina, pero jamás recibí el reconocimiento! Sostenía que su madre le había enseñado a bailar. Sin embargo, trabajé con él en los camarines, y con las chicas, le enseñamos el Pony”. La vocalista también afirmó que su vínculo con el icónico rockero nunca tuvo tintes románticos, “Mick es simplemente travieso, ¿sabes? La primera vez que subí al escenario con él, intentó empujar el micrófono en mi entrepierna. Es como un chico malo en la escuela. Por eso los Rolling Stones son como niños para mí, porque he criado hijos. Cuando crías niños, sabes cómo juegan. Con Mick siempre hay que estar en guardia, porque nunca sabes lo que va a hacer. Pero Mick es como un hermano”; describió tanto a Jagger como al fallecido David Bowie como familiares, y agregó: “Jamás tuvimos relaciones íntimas; y nunca me coquetearon, pues supongo que me veían como una especie de ejemplo a seguir”.

La cantante definió a Mick Jagger como un hermano (REUTERS/Stringer/File Photo)
La cantante definió a Mick Jagger como un hermano (REUTERS/Stringer/File Photo)

Tina Turner aseguró sus piernas por 3,2 millones de dólares, gracias a una campaña de medias Hanes en los años 90. Con el tiempo, la cantante se hizo famosa por distintas características que la definieron: su poderosa voz, su vibrante estilo en el escenario y su inconfundible apariencia. Sus cortos trajes en escena facilitaban sus característicos movimientos de baile, convirtiendo sus piernas en una parte integral de su personalidad de estrella.

Aunque más tarde cantaría sobre sus famosas extremidades en el escenario, solía sentirse insegura debido a sus largas piernas que la hacían destacar. En una conversación con Oprah, llegó a compararse con un poni. Turner reflexionó sobre estas inseguridades de su infancia en una entrevista con The Guardian: “En realidad, no me preocupaba mucho mi apariencia, especialmente mis piernas, ¡lo cual es irónico ahora porque mis piernas se hicieron casi tan famosas como mi talento!”

Sus problemas de salud y la peor de las pérdidas

Semanas después de la inauguración de The Tina Turner Musical en Broadway, la cantante recurrió a las plataformas sociales para festejar su octogésimo aniversario con sus seguidores. “¿Cómo imaginaba que serían mis 80 años? No de esta manera. ¿Qué es esto? Wow, me veo fenomenal”, compartió. Abordó sus inquietudes de salud; mencionó su episodio de accidente cerebrovascular en 2013 y su diagnóstico de cáncer intestinal tres años después. Sin embargo, inicialmente ignoró las advertencias médicas sobre las secuelas del accidente cerebrovascular que la dejó sin la capacidad de caminar hasta que intentó levantarse de la cama y se precipitó al suelo. Aunque desechó de inmediato cualquier pensamiento negativo y se propuso recuperar la habilidad de caminar nuevamente, en cuanto a esto declaró, “Nunca me deprimí por eso. Simplemente estaba decidida a solucionarlo”.

Tina Turner junto a su hijo Craig, quien se suicidó a los 59 años
Tina Turner junto a su hijo Craig, quien se suicidó a los 59 años

Tina sufrió otra tragedia en julio del 2018 cuando su hijo mayor, Craig, se quitó la vida a los 59 años en su casa de California. Aunque su padre biológico era el saxofonista Raymond Hill, Ike Turner adoptó a Craig tras el matrimonio de su madre. En declaraciones a BBC News ese mismo año, la cantante confesó que la muerte de su hijo seguía siendo un misterio para ella. Reflexionó sobre cómo Craig parecía feliz con su nuevo trabajo en una inmobiliaria y con su novia y admitió, “Todavía no sé qué le llevó al límite. No tengo ni idea de lo que le hizo caer, excepto algo que le persiguió con la soledad. Creo que fue algo con la soledad”.

Luego de esparcir sus cenizas en la costa de California junto a sus seres queridos, Turner publicó una foto del momento en Twitter y escribió: “Mi momento más triste como madre. Dije mi último adiós a mi hijo. Tenía cincuenta y nueve años cuando murió tan trágicamente, pero siempre será mi bebé”.

La vida en Suiza

Desde 1995 residió en Zúrich, y en el 2013 dio el gran paso de convertirse en ciudadana suiza y renunciar a su ciudadanía estadounidense. “Básicamente, Europa apoyó mucho mi música, mucho más que Estados Unidos”. Vivió junto a su esposo en una amplia casa a orillas del lago de Zúrich; alguna vez bromeó sobre que originalmente quería vivir en un castillo, hasta que se dio cuenta de lo grandes que eran en realidad.

Aunque aquí la otra cara de su mudanza: la decisión de trasladarse a Europa y convertirse en residentes suizos no se tomó a la ligera. Turner renunció a su ciudadanía estadounidense para facilitar la compra, ya que la ley suiza exige que los posibles compradores sean residentes del país para invertir en propiedades. En una entrevista con el Daily Handelszeitung, Bach expresó su satisfacción con su estilo de vida suizo y afirmó, “Nosotros nos sentimos muy cómodos en Suiza”. Como muchos otros, se abstuvieron de realizar grandes viajes debido a la pandemia y sus consecuencias. La reubicación de Turner desde Estados Unidos fue una elección de vida importante, abrazó un nuevo capítulo en su vida, que le permitió establecer una conexión más fuerte con su marido y sumergirse en un país con la serenidad y privacidad que deseaba.

Tina Turner la Arena O2 de Londres, el 3 de marzo de 2009 (Foto AP/Kirsty Wigglesworth, archivo)
Tina Turner la Arena O2 de Londres, el 3 de marzo de 2009 (Foto AP/Kirsty Wigglesworth, archivo)

¿Quién se queda con la herencia?

El gran avance de Tina Turner se produjo en la década de 1980, cuando lanzó lo que se considera ampliamente como uno de los mayores regresos en la historia de la música. Su álbum multiplatino, Private Dancer (1984), incluía la exitosa canción What ‘s Love Got to Do with It, que le valió el premio Grammy a la Grabación del Año. El asombroso talento de Turner la llevó a ganar un total de 12 premios Grammy. Su popularidad internacional y sus logros musicales se tradujeron en una riqueza sustancial, lo que le permitió adquirir propiedades y asegurar la estabilidad financiera para ella y su familia. Vendió más de 200 millones de discos en todo el mundo, lo que la convierte en una de las artistas discográficas con más ventas de todos los tiempos.

Con un patrimonio neto de aproximadamente 250 millones de dólares, su fortuna es una prueba viviente de su increíble éxito como artista discográfica. Apenas dos años antes de su muerte, apareció en los titulares con la notable compra de una casa por un valor de 116 millones de dólares junto a su marido, Erwin Bach. Llevaban varios años alquilando una finca llamada Chateau Algonquin en Zurich. Sin embargo, su amor por el país europeo los impulsó a invertir en una impresionante mansión frente al mar en Staefa con vistas al lago de Zúrich. La pareja utilizó esta extensa propiedad como su “retiro de fin de semana”, un testimonio de su profunda conexión con Suiza. Se espera que la inmensa riqueza de Turner pase ahora a sus seres queridos. Hasta el momento, ninguna fuente confirma el reparto concreto de la fortuna de la cantante, pero lo más probable es que su riqueza se divida entre su marido y sus hijos.

Guardar

Nuevo