Jennifer Love Hewitt cumple 45: sus innumerables romances y por qué se alejó de las pantallas

Supo ser una de las actrices adolescentes más queridas de los 90. El supuesto affaire con uno de los actores más queridos de Hollywood, 20 años mayor; el “atributo” que la llevó a la fama y el trastorno que le provocó una trágica pérdida

Compartir
Compartir articulo
Jennifer Love Hewitt cumple 45 años (foto AP)
Jennifer Love Hewitt cumple 45 años (foto AP)

Cuando se trata de íconos de los años 90 del siglo pasado, pocas actrices tuvieron un perfil más alto que Jennifer Love Hewitt. La “chica linda” de la querida serie “Party of five” (1995) robaba suspiros entre adolescentes. Pero, ¿qué fue de la icónica estrella y por qué desapareció de las pantallas?

Pertenecer desde chica

Jennifer Love Hewitt nació el 21 de febrero de 1979 en Waco, Texas, con ganas de entrar al mundo del espectáculo, pero no fue hasta que se mudó a Los Ángeles que sintió que “encajaba en un lugar”. En 1999, le dijo a Rolling Stone que sus años de adolescencia estuvieron llenos de trabajo arduo pero también de emoción. “Cuando llegué a Los Ángeles, fue la primera vez que sentí que pertenecía a algún lugar porque la gente aquí entendía lo que yo sentía al actuar, y había otros niños de mi edad que querían hacerlo. No me miraron como ‘Dios, eres un bicho raro’”, recordó. Su madre apoyó su carrera incondicionalmente, y le aseguró que si en cualquier momento ya no la estaba pasando bien podía abandonarla y volver a Texas, pero Hewitt estaba viviendo su sueño.

Uno de sus primeros trabajos en la pantalla grande
Uno de sus primeros trabajos en la pantalla grande

A sus 15 años protagonizó dramas de corta duración, como las series “McKenna” y “The Byrds of Paradise”, hasta que disfrutó de una mayor fama con su papel en “Cambio de hábito 2: más locuras en el convento” (1993), junto a Whoopi Goldberg. Declaró para Broadway World que ella y el resto del joven reparto lo pasaron en grande durante el rodaje de la secuela ambientada en la secundaria, y que la película le dejó “muchos recuerdos divertidos”. Y además, esa actuación, la puso en el mapa. El rol no era mayor, pero el carisma y el talento de Hewitt eran evidentes. Y aunque sus primeros pasos en la televisión no funcionaron al principio, no pasaría mucho tiempo para su gran salto, en la serie “Party of five” (1995) y la película “Sé lo que hicieron el verano pasado” (1997). “Tuvimos este chiste en el set de ‘Sé lo que hicieron el verano pasado’. Todas las chicas llevaban blusas diminutas, por eso lo llamamos ‘Sé lo que hicieron tus pechos el verano pasado’”, reveló Jennifer.

Durante su actuación en “Cambio de hábito 2: más locuras en el convento”
Durante su actuación en “Cambio de hábito 2: más locuras en el convento”

Impactante cancelación

Una de las razones por las que Hewitt desapareció de los focos es porque estaba agotada. La actriz fue una estrella infantil y trabajó mucho desde joven. Luego de conseguir su papel en “Kids Incorporated” (1989 a 1991), Hewitt realizó al menos un proyecto por año hasta el 2015. En 1998 protagonizó seis películas y programas de televisión, así como su propio video musical. Al respecto, la actriz le dijo a Los Angeles Times que trabajó demasiado de joven por miedo. De hecho, la total concentración en su carrera hizo que nunca fuera a la universidad. “Tenía miedo de perderlo todo”, confesó. Hace tres años estuvo en The Kelly Clarkson Show y afirmó: “Voy a cumplir 42 años en febrero y me molestó por mucho tiempo no saber andar en bicicleta… nunca aprendí”. Mientras tanto, acumulaba premios y nominaciones en los inicios de su carrera. Estaba claro que Hollywood adoraba a Hewitt y parecía que llegaría a lo más alto de su carrera.

Del 2005 al 2010, protagonizó “Almas Perdidas”, una serie que tocó la fibra sensible de la gente. Y aunque Jennifer pensaba que el programa era muy bueno, CBS la canceló, y la actriz dijo a Zap2it que estaba muy sorprendida, “Fue un shock total. Pensé que nuestra siguiente temporada probablemente sería la última, simplemente porque la serie llevaba mucho tiempo al aire. Es difícil idear cosas nuevas que mantengan a la gente intrigada, pero nunca pensé ni en un millón de años que esa sería nuestra última temporada”. El final abrupto del show fue decepcionante para la actriz, incluso añadió: “Dejamos al público un poco colgado, y eso lo odio”.

Jennifer en la recordada "Sé lo que hicieron el verano pasado"
Jennifer en la recordada "Sé lo que hicieron el verano pasado"

A pesar del éxito inicial de Hewitt, las cosas no siempre fueron fáciles. Como todas las grandes celebridades, se vio obligada a lidiar con una prensa excesivamente atenta e invasiva. En el 2002, Hewitt se sinceró con Independent sobre la prensa sensacionalista: “Leí que me molestó tanto ver a una chica que salía con un ex novio que me desmayé en una tienda de ropa”, declaró. Años después, en el 2012, la prensa sensacionalista seguía acosando a Hewitt. En ese momento ella uso sus redes sociales para lamentar la situación -“¡Leí unos 10 rumores sobre mí hoy! ¡Qué locura!”-, mientras que en una entrevista se sinceró y sostuvo: “Las revistas y las opiniones sobre vos y cosas así, cambiarán, pero tu opinión sobre vos misma no tiene que basarse en lo que digan los demás”. No es de extrañar que la constante atención de los medios la afectara.

La novia de América

A lo largo de su carrera, Jennifer Love Hewitt salió con varios galanes de la industria hasta encontrar a su media naranja. Desde el líder de una boy band de los ‘90 hasta un famoso soltero de la televisión. Sus primeros romances fueron con los galanes juveniles Fred Savage, Joey Lawrence, Will Friedle, hasta que conoció a Carson Daly, el ex VJ de MTV. Aunque luego de un año de relación y a pesar de parecer perfectos el uno para el otro, la pareja se separó.

Hewitt junto VJ Carson Daly (foto Chris Martinez)
Hewitt junto VJ Carson Daly (foto Chris Martinez)

Luego llegó el rumor de romance con Alec Baldwin que, a pesar de ser dos décadas mayor que ella, una fuente anónima de New York Post informó que Baldwin fue visto besando el cuello de Hewitt en el estreno de “Heartbreakers”. También ese año, una fuente afirmó a WENN que Hewitt estaba muy enamorada de Baldwin, alegando, “Siempre se ofrece a traerle a Alec un café, una bebida o un sándwich, a pesar de que hay muchos becarios y asociados en el set. Se le dijo de forma rotunda que es una pareja terrible para Alec. No tienen nada en común, pero ella intenta constantemente llamar la atención de Alec”. Pero cuando Entertainment Tonight preguntó a Hewitt sobre los rumores, ella los negó, calificando de ridículas las afirmaciones sobre una relación. “Hay que reírse de ello”, dijo.

Sus próximas conquistas fueron Rich Cronin -el líder de la banda de los 90 LFO, que trágicamente murió de leucemia en el 2010, con solo 36 años-, Wilmer Valderrama -famoso por su papel de Fez en “That ‘70s Show”- y el cantante y compositor John Mayer. De hecho, se rumorea que la canción de Mayer “Your Body is a Wonderland” está inspirada en ella. En el 2007, Jennifer se comprometió con su coprotagonista de “Almas perdidas”, Ross McCall. Pero rompieron mucho antes de casarse. Y Hewitt comenzó a salir con otro coprotagonista de “Almas Perdidas”, Jamie Kennedy, relación que duró por un año.

Sonriente, junto a Alec Baldwin. La actriz siempre negó los rumores de romance (foto Kevin Winter/Getty Images)
Sonriente, junto a Alec Baldwin. La actriz siempre negó los rumores de romance (foto Kevin Winter/Getty Images)

Tras separarse de Jamie Kennedy en el 2010, Jennifer tuvo romances cortos con Alex Beh, Jarod Einsohn, Ben Flajnik y Colin Egglesfield. Luego de años de idas y venidas, Jennifer Love Hewitt encontró el amor con Brian Hallisay. Según The Sun, se conocieron por primera vez en el 2011 en el set de una serie no emitida llamada “Love Bites”, aunque empezaron a verse luego de formar parte del reparto de “The Client List”. En una entrevista con E! Entertainment, Hewitt dijo que estaba embarazada de nueve meses cuando se casó con Hallisay en noviembre del 2013. En cuanto a las nuevas responsabilidades parentales de Hallisay, Hewitt no tuvo más que elogios para su marido: “Es realmente práctico. Es realmente al cincuenta por ciento para nosotros. Es un padre tremendo”. Luego del nacimiento de su primera hija, Autumn, la pareja dio la bienvenida a sus vidas a otros dos hijos, Atticus y Aidan.

Dificultades con su maternidad, una trágica pérdida y la verdadera razón de su alejamiento

Autumn, la primogénita, nació en 2013. Cinco días antes de dar a luz, se produjo el casamiento de Jennifer con Hallisay, según informó Mother & Baby. La actriz explicó a Mouths of Mums que ser madre por primera vez fue bastante difícil al afirmar que “esas dos primeras noches fueron una locura”. En esa línea, dijo que creía que los padres deberían estar obligados a obtener una licencia antes que se les permitiera llevar a su hijo a casa. Y su marido estaba de acuerdo, calificando la experiencia de “aterradora”.

Convertirse en madre fue un reto para Hewitt, quien seguía intentando centrarse en su carrera. “Siendo alguien que tuvo que pensar en cómo era mi cuerpo durante 25 años, fue duro cuando el peso no bajó”, reconoció. A Hewitt no siempre le resultó fácil lidiar con las presiones combinadas de la maternidad y el estrellato. También por eso decidió tomarse un descanso de su carrera unos años después.

Paseando con su esposo Brian Hallisay y su primera hija, Autumn (foto Pacific Coast News/The Grosby Group)
Paseando con su esposo Brian Hallisay y su primera hija, Autumn (foto Pacific Coast News/The Grosby Group)

Aunque Hewitt siguió actuando luego de tener a su primera hija, cuando llegó el segundo en el 2015, decidió que necesitaba un descanso adecuado. Después de todo, pasó por dos embarazos seguidos. Y, como explicó Hewitt a Parents, su segundo embarazo fue muy difícil: “Esta vez estoy persiguiendo a un bebé de 17 meses en lugar de disfrutar de las relajantes citas en el spa durante el primero. Y hay un ser humano diferente al de la primera vez”.

También explicó el motivo de su decisión a Working Mother, en cuanto que sus amigos y colegas no pudieron entender su razonamiento, contó: “Me decían, ‘estás en medio de tu carrera, no puedes hacer eso’. Pero yo decía ‘sí, puedo porque es lo que hay en mi corazón’. Pensaba para mis adentros, ‘hice mucho trabajo en los últimos veintitantos años, pero no hice mucho en la vida’”. Y continuó expresando que, aunque admiraba a otras mujeres que lograban volver a trabajar luego de un embarazo, para ella no era la opción correcta. “Necesitaba trabajar en mí misma, llegar a un lugar diferente antes de poder hacerlo”, agregó sobre esto.

Durante su actuación en "Mentes criminales" (Criminal Minds)
Durante su actuación en "Mentes criminales" (Criminal Minds)

Aunque tener dos niños pequeños en casa fue un factor importante en la decisión de Hewitt para alejarse de su carrera, también tuvo que lidiar con la pérdida de su madre. “Necesitaba tomarme un tiempo para mí y necesitaba llorar a mi madre”, declaró a Los Angeles Times. El fallecimiento de su madre también le provocó ansiedad. “Al principio, entré en modo de supervivencia. Sabía que no podía sentarme en casa a llorar”, explicó. Así fue que decidió moverse: viajó y conoció el mundo. Pero luego de viajar, la actriz se volvió aún más temerosa. Más tarde explicó cómo esto afectó a su actuación: “Creo que como tenía tanto miedo, para mí actuar y tener que recurrir a esas cosas sin estar en un lugar seguro, sería realmente difícil para mí. Así que creo que eso fue parte de la razón por la que la actuación me asustaba en ese momento”. Hewitt necesitaba recuperarse de la muerte de su madre antes de explorar las complejas emociones de otros personajes.

Aunque Jennifer siempre señaló a sus hijos y al fallecimiento de su madre como sus principales razones para tomarse un descanso, existe otra causa. En el tiempo de esta pausa laboral, la actriz apareció en “Mentes Criminales” (2015), pero algunos fans no estaban satisfechos con su actuación o con su personaje en la serie. De hecho, se inició una petición para que la retiraran. En la página de la solicitud, un fan de la serie escribió: “La actuación y la escritura de este personaje es vergonzosamente inadecuada”. Hewitt dejó “Mentes Criminales” cuando quedó embarazada por segunda vez. Según el showrunner que habló con Entertainment Weekly en su momento, el equipo no planeó dejar al personaje fuera de la serie. “Volvimos a la sala de guionistas y discutimos las opciones de cómo hacerlo. Desde el punto de vista del tiempo, no había forma de que ella pudiera hacer ambas cosas, de que pudiera dar a ese bebé todo lo que le quería dar y seguir en nuestra serie”, explicó el showrunner.

Hewitt es un ícono de los años 90
Hewitt es un ícono de los años 90

Regreso, ¿sin gloria?

Luego de una pausa de tres años, Hewitt finalmente regresó a las pantallas en el 2018 como operadora de llamadas al 911 en el programa “9-1-1″. “Disfruté mucho del descanso. Fue muy bonito para mí, ya que hizo que todo lo que hago en mi vida de actriz y de entretenimiento no sea menos importante, sino que dejó de ser mi prioridad todo el tiempo, como solía ser”, reveló a Los Angeles Times.

La actriz volvió al trabajo con un sentido de equilibrio. Según explicó a Working Mother, además de actuar, se embarcó en otros proyectos nuevos: escribió un libro para niños y empezó a crear vinos con su esposo. Aunque Hewitt volvió a actuar en el 2018 tras unos años de descanso, no regresó con toda la fuerza. Como explicó en la fiesta TCA de verano de Fox, tuvo cuidado de pensar en sus hijos en la toma de decisiones. Volver al trabajo fue una transición para sus hijos, pero fue aún más difícil para ella. “Fue una adaptación un poco dura. Mucho más duro para mí que para mis hijos”, comentó la actriz. También habló con US Weekly sobre cómo sus hijos cambiaron su inteligencia emocional: “Creo que antes de ser madre, el amor era algo que sonaba bonito y estaba ahí fuera y se representaba en las películas y se sentía en ciertos momentos cuando conocí a mi esposo”. Pero una vez que Hewitt tuvo hijos, experimentó un amor por ellos y su esposo que nunca antes había sentido, “Te abre de una manera que te hace más vulnerable de lo que podrías imaginar”, se sinceró.

Jennifer posa para una publicidad de "Mentes criminales"
Jennifer posa para una publicidad de "Mentes criminales"

Según explicó Jennifer a Los Angeles Times, todas las experiencias que vivió mientras estuvo alejada de los sets de cine le ayudaron a ser mejor actriz a su vuelta. “También siento que tengo cosas nuevas que explotar como actriz que no tenía antes”, admitió. Según Hewitt, se espera que los niños actores “se agarren de todas estas experiencias de vida que muchos no tuvieron”. Recordó a una joven actriz con la que trabajó en “Almas Perdidas” (2010) que no sabía lo que era el amor y se esforzaba por representarlo en la pantalla. Para Hewitt, su actuación de niña fue similar. “Siento que actué por muchos años desde mi corazón, pero sin entender realmente algunas de las cosas que entiendo ahora”, reveló.

“Definitivamente miro hacia atrás y digo, realmente comenzó con “Sé lo que hicieron el verano pasado”, porque era la primera vez que llevaba una camiseta diminuta... En una conferencia de prensa para la película, recuerdo haber usado deliberadamente una remera que decía ‘sin silicona’ porque estaba muy molesta y sabía que la primera pregunta que me harían los reporteros sería sobre las tetas”, expresó a Daily Mail. Parece que el descanso era lo que la actriz necesitaba para volver con una comprensión mejor de las emociones reales. Hoy, cumpliendo 45 años, seguramente tenga todas las herramientas que una mujer pueda aspirar para protagonizar lo que se proponga.