Una pregunta sencilla para ayudar a su equipo a definir el éxito

Harvard Business Review Management Update Spanish

Guardar

Nuevo

infobae

Bob Frisch es el socio fundador del Strategic Offsites Group, una consultora centrada en diseñar y facilitar conversaciones estratégicas para equipos ejecutivos y juntas directivas. Cary Greene es el socio director del Strategic Offsites Group.

De: HBR.org

"Si estuviéramos bebiendo champán en la víspera de Año Nuevo, porque su organización acababa de completar un año excepcional, ¿qué se habría logrado? ¿Cómo mediría ese éxito?"

La "pregunta del champán" es la primera que solemos hacer durante las entrevistas cuando comenzamos un proceso de desarrollo de estrategia. Durante más de tres décadas, hemos planteado la misma pregunta a miles de ejecutivos y miembros de juntas directivas en todo el mundo.

Sus respuestas revelan constantemente una verdad sorprendente: la gran mayoría de los equipos no están alineados en cuanto a lo que constituye el éxito. No es ningún secreto que tener una visión común del futuro es crucial para establecer una dirección estratégica coherente para cualquier empresa. El costo de la desalineación es elevado: disonancia estratégica, luchas políticas internas, asignación ineficiente de recursos, parálisis de decisiones y una respuesta lenta a los cambios del mercado, entre otros.

Con el nuevo año recién en marcha, ¿qué mejor momento para involucrar a su equipo en la definición de cómo será el éxito de descorchar el champán este año o el futuro? A continuación, le explicamos cómo prepararse y liderar este debate que definirá el éxito con su equipo.

ANTES DE LA CONVERSACIÓN

Prepararse para discutir lo que constituye el éxito requiere un poco de trabajo previo. He aquí dos pasos a seguir con anticipación:

1. Haga individualmente la pregunta sobre el champán.

Comience pidiendo a cada miembro del equipo que responda la pregunta sobre el champán de forma individual, ya sea mediante una entrevista o una encuesta.

Asociar el éxito con un evento de celebración, como descorchar champán en la víspera de Año Nuevo, evoca una respuesta más válida, a veces emocional. Aleja a las personas de lo que está en el presupuesto (o en el sistema de compensación) y conduce a un pensamiento más genuino, creativo e integral sobre los objetivos y logros. Al reunir indicadores tanto cualitativos como cuantitativos, la conversación que sigue puede conducir a un conjunto más específico de aspiraciones.

2. Analice las respuestas.

Antes de discutir los resultados con el equipo, agrupe las respuestas individuales en temas amplios como crecimiento de ingresos, rentabilidad, expansión global, innovación y cultura. Esto permite identificar más fácilmente de antemano los puntos en común y desajustes.

Por lo general, las diferencias entre los miembros del equipo se dividen en tres categorías:

MISMO OBJETIVO, DIVERSAS METAS. Las respuestas típicas suelen centrarse en áreas como el desempeño financiero y la participación del cliente, pero los objetivos específicos varían significativamente. Por ejemplo, los miembros del equipo de alta dirección de una empresa de servicios de información valorada en 10,000 millones de dólares, nos dieron objetivos de ingresos a tres años que iban desde "duplicar los ingresos" hasta "lograr un crecimiento modesto del 4-5%" como razones para descorchar el champán. Esta disparidad, incluso con un objetivo de ingresos de tres años incluido en su plan de compensación de incentivos, reveló una brecha importante entre los objetivos formales del equipo y las ideas individuales de éxito en los ingresos.

MISMO OBJETIVO, DIVERSAS INTERPRETACIONES. Los equipos pueden ponerse de acuerdo sobre un objetivo como "globalizarse", pero interpretarlo de manera diferente. En una empresa de servicios de recursos humanos, si bien el CEO y sus subordinados directos coincidieron en que la expansión global era un objetivo común, su comprensión de lo que significaba variaba significativamente. Una discusión de seguimiento, sobre si "globalizarse" significaba atender a clientes no estadounidenses en sus mercados locales o apoyar a clientes multinacionales existentes con sede en Estados Unidos en sus diversas regiones, reveló visiones divergentes sobre el éxito.

DIFERENTES OBJETIVOS. Los miembros del equipo suelen tener diferentes puntos de vista sobre el éxito. En un equipo de la industria textil con décadas de experiencia juntos, las opiniones de los líderes sobre el indicador clave del éxito financiero iban desde centrarse en el crecimiento de los ingresos hasta maximizar las ganancias y mantener una alta calificación crediticia.

DURANTE LA CONVERSACIÓN

Alinear al equipo requiere pensar detenidamente sobre el proceso de la reunión, especialmente si sus respuestas muestran perspectivas muy variadas en todo el equipo. Tenga en cuenta lo siguiente:

1. Configure el nivel del grupo.

Incluso los ejecutivos experimentados pueden no tener una comprensión consistente de la trayectoria del negocio. En el punto de inicio de las conversaciones, asegúrese de que todos estén actualizados sobre los datos importantes como tasas de crecimiento, combinación de ingresos por producto y geografía, e información de las encuestas a los empleados.

2. Revisen las respuestas en equipo.

Revisen juntos las respuestas a las preguntas sobre el champán, destacando las similitudes y diferencias dentro de los temas que estableció anteriormente. Explore dónde las respuestas similares tienen objetivos diferentes, dónde las respuestas pueden tener diferentes significados subyacentes y dónde divergen las opiniones.

3. Desarrolle opciones sobre cómo se ve el éxito.

Divida el grupo en equipos más pequeños de dos a cinco miembros. Deles unos 20 minutos para discutir y abordar dos preguntas clave:

¿Qué significa ganar para nosotros? Deben ser de tres a cinco declaraciones concisas, descriptivas y orientadas a objetivos.

¿Qué medida(s) y objetivo(s) específico(s) sugeriría?

Esencialmente, cada uno de los grupos pequeños está proponiendo una nueva respuesta colectiva "revisada y mejorada" a la cuestión del champán. Haga que cada equipo comparta sus ideas con el resto del grupo. Designe a un facilitador para que los consolide y gestione la discusión del grupo.

4. Establezca qué significa ganar, fijando medidas y objetivos.

La revisión de las respuestas colectivas del ejercicio de grupos a menudo revela un panorama complejo y a veces confuso, lo que resalta la necesidad de un mayor refinamiento y priorización.

Comience con las medidas o categorías. Guíe a todo el equipo para reducir sus opciones preguntando: "¿Cuáles 3 a 5 medidas son más críticas para definir en qué consiste ganar en los próximos X años?" ¿Deberían ser ingresos? ¿Ganancia? ¿Satisfacción del cliente? ¿Captación de nuevos clientes? ¿Retención de empleados?

Una vez que se determinan las medidas del éxito, el debate en torno a los objetivos (los resultados cuantificados) sigue de forma natural. ¿Cómo sabremos objetivamente que hemos logrado nuestras metas? ¿Cuáles deberían ser los números objetivo? Incluso si el grupo no puede llegar a un consenso total en esta primera conversación, al final de la reunión la gama de posibles resultados se habrá reducido significativamente.

5. Acuerden los próximos pasos.

Al final de esta conversación, su equipo estará mejor alineado en cuanto a lo que constituye el éxito, aunque probablemente será necesario trabajar más para perfeccionar la respuesta colectiva. Es posible que aún sea necesario investigar más a fondo una o dos medidas, o que sea necesario establecer y validar objetivos. Al final de la reunión, asigne a las personas que llenen estos vacíos y lleven recomendaciones al equipo para una discusión posterior para finalizar la visión del éxito del equipo.

La pregunta del champán ayuda a dar vida al principio de Stephen Covey de "comenzar con el final en mente". Lejos de ser un mensaje puntual, descubrimos que genera un diálogo continuo, esencial para unificarnos en torno a una visión compartida del éxito. Los equipos empresariales se enfrentan con frecuencia a múltiples objetivos, a veces contradictorios. Hacer la pregunta sobre el champán es un comienzo ideal para que los miembros de su equipo pasen tiempo juntos definiendo y alineándose en torno a una comprensión clara y común de lo que significa ganar.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias