En época de cuarentena y de cancelación de eventos, el fútbol encontró una manera de sobrevivir y salir a la luz: los deportes electrónicos. A principios de semana se jugó un campeonato de FIFA, en los que los futbolistas fueron los protagonistas. Con el objetivo de entretener a la audiencia, el youtuber Sebastián Fernández y IESA llevaron a cabo la Copa Desafío #YoMeQuedoEnCasaIESA, en el que se reunieron a 16 jugadores profesionales de manera online para demostrar qué tan buenos son en la Playstation. El mismo fue un boom en redes sociales, y el gran campeón fue Domingo Blanco de Independiente, que venció a Matías Melluso de Gimnasia en la gran final.

(@dommiblanco)
(@dommiblanco)

Fueron 15 futbolistas de Primera División de la Superliga, más Franco Escobar, que juega en el Atlanta United de los Estados Unidos. Los participantes fueron Eduardo Salvio (Boca), Domingo Blanco (Independiente), Juan di Lorenzo (Independiente), Alan Soñora (Independiente), Lucas Rodríguez (Estudiantes), Álvaro Barreal (Vélez), Juan Kaprof (Arsenal), Matías Melluso (Gimnasia), Franco Pizzini (Defensa), Guido Herrera (Talleres), Eric Remedi (Atlético Tucumán), Seba Rincón (Aldosivi), Carlos Quintana (Argentinos), Denis Rodríguez (Newell’s) y Juan Cruz Franzoni (Patronato).

El certamen comenzó en octavos de final. El formato era con partidos de ida y vuelta a eliminación directa. Cada futbolista debía jugar con el equipo al que representa, pero todos debían colocarlo en media 85, para que la diferencia en la calidad de los planteles no influyera.

Todos los encuentros fueron transmitidos a través de Twitch, por los canales de IESA y de Sebastián Fernández. Además participaron dos glorias del periodismo deportivo actual: Walter Nelson y Pablo Varsky, en los relatos y comentarios.

Walter Nelson fue uno de los relatores invitados

Eduardo Salvio, campeón de la última Superliga con Boca, fue el jugador de más renombre en decir presente. Superó a Alan Soñora de Independiente en octavos en una serie para el infarto: fue 4 a 3, y el gol decisivo lo marcó justamente él dentro del juego. El Toto cayó en cuartos ante Juan Di Lorenzo.

Una de las semifinales de la copa fue bien roja, porque se enfrentaron Domingo Blanco y Juan Di Lorenzo, dos jugadores de Independiente. La serie fue para el primero que se impuso por 6 a 3 en el global. Por el otro lado del cuadro se dio el clásico platense: Matías Melluso, representante de Gimnasia se midió ante Tití Rodríguez, de Estudiantes. El jugador del Lobo no tuvo piedad ante su par Pincha y llegó a la final tras aplastarlo por 8 a 2 en el global.

A la gran final llegaron Blanco y Melluso, y en correlación con el resto del certamen, dieron un gran espectáculo. Los primeros minutos de la ida fueron para el Rojo, porque desde el vestuario Leandro Fernández abrió el marcador. Poco duró la ventaja, porque una falta dentro del área posibilitó que el Lobo iguale el marcador a través de la pena máxima. Además del penal, Independiente se quedó con diez por tras una roja a Barboza.

Pese a tener un hombre más, Gimnasia no pudo tomar las riendas del juego, y el Rojo siguió presionando, sobre todo con Togni por derecha. Recién en el ocaso de la primera mitad Domingo Blanco pudo volver a ponerse en ventaja: un mal despeje de la defensa rival le dejó la pelota servida a Silvio Romero, que con un bombazo la mandó a guardar. El Lobo tuvo la posibilidad de volver a empatar el juego, pero no estuvo preciso a la hora de definir. En tanto, Independiente no perdonó, y antes del cierre amplió la diferencia de la mano de Brian Romero.

El encuentro de vuelta tuvo como claro dominador al equipo de Mingo Blanco, que antes de la media hora abrió el marcador y se puso 4-1 en el global. Pero la historia no estaba sentenciada, porque el Lobo luchó y tras un rebote Barrios anotó y le puso picante a la serie. Independiente tuvo muchas chances para estirar la ventaja, pero Brown, el arquero del Lobo sacó todo y mantuvo a su equipo en la serie. El descuento llegó recién sobre el final del partido, pero no alcanzó para igualar el global.

Independiente superó a Gimnasia y se coronó campeón

Gimnasia (Melluso) ganó el partido de vuelta pero Independiente (Blanco) se consagró campeón.

El torneo contó con más de 60.000 espectadores a través de las diferentes plataformas, y reunió a hinchas y jugadores de varios equipos, amantes del fútbol y de los esports. La idea surgió a raíz de un certamen de fútbol virtual que organizó el streamer español Ibai Llanos, con futbolistas de La Liga de su país. El gran ganador fue Marco Asensio, la figura del Real Madrid.

Juan Manuel Viera, caster de IESA, aseguró que planean volver a organizar un certamen de estas características: “Queremos ampliar el horizonte y este fue el primer paso para algo mucho más grande. Lo contamos en la transmisión, la próxima vez será mejor y con fines benéficos. Los espectadores acompañaron, fueron más de 60 mil en los dos días de competición, si todo lo podemos transformar en una obra solidaria, el objetivo estará cumplido”.