Biden acusó a Trump de querer “destruir” la democracia de EEUU: “Hará cualquier cosa para alcanzar el poder”

El mandatario estadounidense aseguró que el candidato republicano también busca “arrancar libertades fundamentales como la capacidad de las mujeres de tomar sus propias decisiones sobre atención médica”

Compartir
Compartir articulo
Biden acusó a Trump de querer “destruir” la democracia de EEUU: “Hará cualquier cosa para alcanzar el poder”. (EFE/ Sipa USA)
Biden acusó a Trump de querer “destruir” la democracia de EEUU: “Hará cualquier cosa para alcanzar el poder”. (EFE/ Sipa USA)

El presidente estadounidense Joe Biden, quien busca su reelección en las próximas elecciones de noviembre, lanzó una dura advertencia durante las primarias del “Supermartes” señalando que su posible contrincante, Donald Trump, tiene la determinación de “destruir” la democracia en Estados Unidos.

Trump “está decidido a destruir nuestra democracia, arrancar libertades fundamentales como la capacidad de las mujeres de tomar sus propias decisiones sobre atención médica y aprobar otra ronda de miles de millones de dólares en recortes de impuestos para los ricos, y hará o dirá cualquier cosa para alcanzar el poder”, afirmó Biden en un comunicado difundido por su equipo de campaña.

Biden también destacó la participación masiva de votantes en la reciente jornada electoral, interpretándola como una señal clara de la disposición del pueblo a combatir lo que él describe como el “plan extremo” de Donald Trump.

Hoy, millones de votantes en todo el país hicieron oír su voz, demostrando que están listos para luchar contra el plan extremo de Donald Trump para hacernos retroceder”, expresó el mandatario demócrata a través de su cuenta en la red social X.

También insistió en que “cada generación de estadounidenses enfrentará un momento en el que tendrá que defender la democracia”.

“Esta es nuestra lucha”, afirmó.

El mensaje de Joe Biden en redes tras la jornada electoral del supermartes.
El mensaje de Joe Biden en redes tras la jornada electoral del supermartes.

“Los resultados de esta noche dejan al pueblo estadounidense en una clara tesitura: ¿vamos a seguir avanzando o permitiremos que Donald Trump nos arrastre hacia el caos, la división y la oscuridad que definieron su mandato?”, dijo el líder demócrata en un comunicado de valoración sobre el resultado de las primarias.

Biden vio afianzada su candidatura a las presidenciales de este año con victorias en el supermartes, que subrayan todavía más que avanza sin rivales demócratas hacia las elecciones de noviembre.

Quince estados y un territorio estaban llamados a las urnas y en ninguno hubo sorpresas: los medios del país lo proyectaron como ganador apenas poco después del respectivo cierre de los colegios electorales.

Los demócratas asignaban con esta convocatoria un total de 1.420 delegados. Biden llegaba a esta cita con 206, los conseguidos ya en Carolina del Sur, Nevada y Michigan, y necesita alcanzar los 1.968 para garantizar su nominación en la convención de su partido este agosto en Chicago.

Los primeros estados en cerrar este martes los colegios electorales fueron Vermont y Virginia, en la costa este, y en ambos rozó porcentajes del 90 %: el 88,8 % en el primer caso y el 88,9 en el segundo.

En comparación, la autora de libros de autoayuda Marianne Williamson logró el 7,6 % de los votos en Virginia y el tercer contrincante, Dean Phillips, el 3,4 %, mientras que en Vermont la primera obtuvo el 4,2 % y el segundo el 3,2 %, según las proyecciones efectuadas con menos del 30 % del voto escrutado.

Biden insistió en que “cada generación de estadounidenses enfrentará un momento en el que tendrá que defender la democracia”. (REUTERS/Kevin Lamarque)
Biden insistió en que “cada generación de estadounidenses enfrentará un momento en el que tendrá que defender la democracia”. (REUTERS/Kevin Lamarque)

En Alabama, que asigna 52 delegados, con el 23 % del voto escrutado Biden sumaba el 90,5 % de las papeletas, pero el voto en blanco se posicionaba en segundo lugar, con un 5,1 %, seguido por el 4,4 % de Phillips, según las proyecciones de la CNN.

En Tennessee, donde su triunfo también fue irrebatible, con el 95 % de los votos con un recuento del 38 %, ese voto en blanco se llevó el 3,8 % de las papeletas, mientras que en Colorado, donde se impuso por el 84,8 % con un 82 % del escrutinio, el voto de castigo se colocó en segundo lugar con el 7,1 %, por delante de Phillips (3,1 %) y de Williamson (2,5 %).

(Con información de EFE)