La Justicia de Estados Unidos acusó a un ex colaborador del FBI de mentir sobre el vínculo de los Biden con una empresa ucraniana

Alex Smirnov, afirmó falsamente a la Agencia Federal que el mandatario estadounidense y su hijo habían recibido cinco millones de dólares cada uno de la compañía Burisma entre 2015 y 2016

Compartir
Compartir articulo
La Justicia de EEUU acusó a un ex colaborador del FBI de mentir sobre el vínculo de los Biden con una empresa ucraniana. (REUTERS/Joshua Roberts)
La Justicia de EEUU acusó a un ex colaborador del FBI de mentir sobre el vínculo de los Biden con una empresa ucraniana. (REUTERS/Joshua Roberts)

Un fiscal especial de Estados Unidos acusó este jueves a un antiguo colaborador del FBI de mentir sobre los supuestos vínculos entre el presidente Joe Biden, su hijo Hunter y una empresa de gas ucraniana.

Según la acusación, presentada en una corte de California, el colaborador, identificado como Alex Smirnov, afirmó falsamente al FBI que Biden y su hijo habían recibido cinco millones de dólares cada uno de la empresa Burisma entre 2015 y 2016.

Smirnov también aseguró, sin pruebas, que unos directivos de Burisma le confesaron que habían contratado a Hunter Biden para que su padre les “protegiera de cualquier problema”.

El fiscal especial, David Weiss, investiga a Hunter Biden por varios delitos, entre ellos tenencia ilegal de armas y evasión fiscal.

Smirnov, que colaboró con el FBI desde 2010, se enfrenta a dos cargos criminales: uno por hacer declaraciones falsas a un funcionario público y otro por falsificar documentos en una pesquisa federal, según el documento de 37 páginas.

El ex colaborador del FBI fue detenido este miércoles en Las Vegas y comparecerá próximamente ante un juez federal, de acuerdo con medios locales.

Alex Smirnov, afirmó falsamente a la Agencia Federal que el mandatario estadounidense y su hijo habían recibido cinco millones de dólares cada uno de la compañía Burisma entre 2015 y 2016. (REUTERS/Elizabeth Frantz)
Alex Smirnov, afirmó falsamente a la Agencia Federal que el mandatario estadounidense y su hijo habían recibido cinco millones de dólares cada uno de la compañía Burisma entre 2015 y 2016. (REUTERS/Elizabeth Frantz)

Si es declarado culpable podría recibir una condena de hasta 25 años de prisión. Será un juez de un tribunal federal quien determine la sentencia, cuyos delitos suelen ser inferiores a las penas máximas.

En la acusación, el fiscal sostuvo que Smirnov contactó con ejecutivos de Burisma en 2017, cuando Biden ya no era vicepresidente y “no tenía capacidad para influir en la política exterior de EEUU”.

El fiscal añadió que Smirnov “convirtió sus contactos habituales con Burisma (…) en acusaciones de extorsión contra” Biden después de haber mostrado “sesgos” contra el demócrata.

La imputación a Smirnov se produce dos semanas antes de que Hunter Biden testifique en el Congreso en el marco de la investigación de impeachment contra su padre por presunta corrupción.

Los republicanos alegan que la familia Biden -especialmente Hunter- cobró más de 15 millones de dólares de empresas y gobiernos extranjeros de Ucrania, Rusia, Kazajistán, Rumania y China entre 2014 y 2019. Sus socios habrían recibido otros 9 millones de dólares.

La imputación a Smirnov se produce dos semanas antes de que Hunter Biden testifique en el Congreso en el marco de la investigación de impeachment contra su padre por presunta corrupción. (EFE/MICHAEL REYNOLDS)
La imputación a Smirnov se produce dos semanas antes de que Hunter Biden testifique en el Congreso en el marco de la investigación de impeachment contra su padre por presunta corrupción. (EFE/MICHAEL REYNOLDS)

Además de la investigación en el Congreso, el controvertido hijo de Biden tiene dos procesos penales abiertos, uno por fraude fiscal en California y otro por compra ilegal de armas en Delaware.

Un abogado de Hunter Biden, que se espera que dé un testimonio este mes, indicó que los cargos muestran que la investigación se basa en “alegaciones y testigos deshonestos e increíbles”.

El principal demócrata en el Comité de Supervisión de la Cámara, el representante Jamie Raskin de Maryland, pidió el fin de la investigación de juicio político contra Biden.

Raskin dijo que las acusaciones de los republicanos contra el mandatario estadounidense “siempre han sido un tejido de mentiras construido sobre teorías conspirativas”.

Instó al presidente de la Cámara, Mike Johnson, al presidente del Comité de Supervisión, James Comer, y a los republicanos de la Cámara “a dejar de promover esta tontería y poner fin a su condenada investigación de impeachment”.

(Con información de EFE y The Associated Press)