Ron DeSantis propuso ley para solucionar la creciente situación de personas sin hogar en Florida

La nueva legislación, que prohibiría dormir en espacios públicos sin permiso, podría ser un cambio significativo para los municipios que luchan por proveer servicios básicos a aquellos en situación de calle

Compartir
Compartir articulo
El gobernador Ron DeSantis discute medidas para abordar el problema de las personas sin hogar en Miami Beach. (X:@GovRonDeSantis)
El gobernador Ron DeSantis discute medidas para abordar el problema de las personas sin hogar en Miami Beach. (X:@GovRonDeSantis)

Durante su visita a Miami Beach en el sur de Florida, el gobernador Ron DeSantis explicó las medidas que considera aplicar para abordar el problema de la creciente población de personas sin hogar en el estado. En una conferencia de prensa organizada en Washington Avenue, una conocida calle de la ciudad, DeSantis mencionó que Florida debería seguir siendo un estado de “ley y orden”, colaborando con la Legislatura para enfrentar esta problemática.

Específicamente, hizo referencia al Proyecto de Ley 1365 de la Cámara de Representantes, que, de ser aprobado, convertiría en ilegal la acampada pública no autorizada en calles, aceras y parques. Esta medida apunta a las personas que montan tiendas de campaña en lugares prohibidos para acampar. Dicha información fue recogida por WSVN7.

Proyecto de ley propuesto en Florida busca prohibir la acampada pública no autorizada para mejorar la seguridad pública. (X:@GovRonDeSantis)
Proyecto de ley propuesto en Florida busca prohibir la acampada pública no autorizada para mejorar la seguridad pública. (X:@GovRonDeSantis)

El gobernador destacó que este esfuerzo legislativo es un “paso hacia la mejora de la calidad de vida de los residentes de Florida”, asegurando que deberían poder caminar por la calle sin preocupaciones. Subrayó que estas protecciones serán beneficiosas para evitar situaciones como las observadas en ciudades como San Francisco, Nueva York o Seattle.

En adición, mencionó el incremento del apoyo financiero estatal destinado a los municipios que necesiten más recursos para alojar a personas sin hogar y proporcionar servicios de salud mental, destacando el trabajo realizado por Miami-Dade, donde se ha reducido significativamente la falta de vivienda sin refugio gracias a un plan disciplinado y fuentes de ingresos dedicadas, según se informó en Telemundo 51.

Ron Book, del Homeless Trust, se pronunció a favor del proyecto de ley, indicando la importancia de los límites temporales para los campamentos autorizados y resaltó el éxito de Miami-Dade en la reducción de la falta de vivienda sin refugio. Book desea que el modelo de Miami-Dade se replique en otros condados del estado, dado el notable éxito en la región.

El gobernador DeSantis enfatiza la importancia de mantener un entorno seguro y accesible para las familias en todo el estado. (X:@GovRonDeSantis)
El gobernador DeSantis enfatiza la importancia de mantener un entorno seguro y accesible para las familias en todo el estado. (X:@GovRonDeSantis)

Por otra parte, DeSantis criticó duramente a ciudades como San Francisco por su manejo de la población sin hogar, argumentando que tales situaciones hacen imposible mantener una “comunidad dinámica”. Utilizó estas críticas como fundamento para sus políticas en Florida, haciendo referencia a los altos números de personas sin hogar en California, según el Informe Anual de Evaluación de Personas sin Hogar de 2023. Comparativamente, afirmó que Florida ha experimentado una de las mayores disminuciones en el número de personas sin hogar en todo el país, aunque el mencionado informe señala que la población sin hogar en Florida ha aumentado desde 2022, como indica WFLA.

Finalmente, destacó la importancia de abordar esta temática no sólo desde la prohibición de la acampada pública no autorizada sino también desde el apoyo al alojamiento y la asistencia en salud mental. Según Local 10, el gobernador manifestó su desacuerdo con partes del proyecto de ley que permiten “campamentos” especialmente autorizados, destacando la necesidad de proteger la calidad de vida de los floridanos, así como el acceso a servicios de salud mental y tratamiento por abuso de sustancias.