Estos son los 55 países que aún ejecutan la pena de muerte

Informes de Amnistía Internacional indicaron que en 2022 se registraron 883 ejecuciones en el mundo, excluyendo las cifras de China, donde se cree que miles son ejecutadas anualmente y no se reportan por parte del régimen

Compartir
Compartir articulo
Entre las naciones con más ejecuciones figuran China, Irán, Arabia Saudita, Egipto, Irak, Vietnam, Yemen y Estados Unidos. (Archivo)
Entre las naciones con más ejecuciones figuran China, Irán, Arabia Saudita, Egipto, Irak, Vietnam, Yemen y Estados Unidos. (Archivo)

55 países mantienen vigente la pena de muerte, a pesar de que hay una notable tendencia mundial hacia su abolición. En ese grupo, nueve naciones reservan dicho castigo únicamente para crímenes de extrema gravedad, como homicidios múltiples o crímenes de guerra. Además, hay 23 países que, si bien no han derogado formalmente la pena de muerte, no la han aplicado en los últimos 10 años.

Los datos proporcionados por Amnistía Internacional, una fuente líder en la defensa de los derechos humanos y citados por la BBC, muestran una realidad perturbadora, especialmente en China, donde se cree que miles de personas son ejecutadas anualmente.

Sin embargo, la falta de transparencia del régimen chino impide confirmar cifras exactas. Excluyendo este país por la ausencia de datos fiables, se registraron ejecuciones globalmente en el año 2022, marcando la cifra más alta desde 2017. A pesar de que estas estadísticas son elevadas, representan un descenso si se comparan con años anteriores como 1988, 1989 o 2015, donde se superaron las 1,500 penas de muerte.

En 2022, se confirmó que al menos 2,016 sentencias de muerte fueron impuestas en 52 países. (Archivo)
En 2022, se confirmó que al menos 2,016 sentencias de muerte fueron impuestas en 52 países. (Archivo)

Amnistía Internacional también confirmó que al menos 2,016 sentencias de muerte fueron dictadas en 52 países durante el mismo año. A nivel mundial, se estima que al menos 28,282 individuos esperaban la ejecución de su sentencia al concluir 2022. Las largas esperas en el corredor de la muerte, que pueden extenderse por años o décadas antes de la ejecución, añaden otra capa de controversia a la discusión sobre la pena capital.

Países que más ejecutan la pena de muerte

Irán, Arabia Saudita, Egipto, Irak, Vietnam, Yemen y Estados Unidos figuran entre las naciones con más ejecuciones, según datos de Amnistía Internacional. La organización destacó que en 2022 se llevaron a cabo al menos tres ejecuciones públicas y cinco personas fueron ejecutadas por delitos cometidos cuando eran menores de 18 años.

Aunque no se pueden verificar de manera independiente, se cree que Corea del Norte también mantiene una tasa sostenida de uso de la pena capital. Por otra parte, Arabia Saudita alcanzó en 2022 la cifra más alta de ejecuciones en 30 años. También se registraron condenas a muerte en Baréin, Comoras, Laos, Níger y Corea del Sur, países que no habían utilizado la pena capital durante varios años.

La hipoxia por nitrógeno consiste en colocar una máscara respiratoria de tipo industrial sobre la cara del condenado y reemplazar el aire que respira con gas nitrógeno puro, lo que provocará su muerte por falta de oxígeno. (EFE/Jorge Fuentelsaz)
La hipoxia por nitrógeno consiste en colocar una máscara respiratoria de tipo industrial sobre la cara del condenado y reemplazar el aire que respira con gas nitrógeno puro, lo que provocará su muerte por falta de oxígeno. (EFE/Jorge Fuentelsaz)

En el caso de las ejecuciones por delitos de drogas, Amnistía Internacional documentó 325 ejecuciones a nivel mundial en 2022, de las cuales 255 se llevaron a cabo en Irán, 57 en Arabia Saudita, y 11 en Singapur. Recientemente, en 2023, Singapur ejecutó a Saridewi Djaman, la primera mujer en casi 20 años, tras ser declarada culpable de tráfico de heroína en 2018.

Aunque Estados Unidos ha visto un incremento en las ejecuciones desde 2021, la cifra sigue siendo significativamente menor que el máximo registrado en 1999.

Países que abolieron la pena capital

La pena de muerte fue abolida completamente por cuatro países en el año 2022, y dos más anunciaron restricciones en su aplicación. Según informes globales sobre la aplicación de la pena capital, recogidos por la BBC, la cantidad de naciones que no la utilizan asciende a 112, en comparación con las 48 que lo hicieron hasta 1991.

Durante el año 2022, Kazajistán, Papúa Nueva Guinea, Sierra Leona y la República Centroafricana eliminaron por completo la pena de muerte de sus legislaciones, mientras que Guinea Ecuatorial y Zambia la limitaron para casos extremadamente graves.

A lo largo del 2022, Kazajistán, Papúa Nueva Guinea, Sierra Leona y la República Centroafricana abolieron la pena de muerte. (AP/Dave Martin)
A lo largo del 2022, Kazajistán, Papúa Nueva Guinea, Sierra Leona y la República Centroafricana abolieron la pena de muerte. (AP/Dave Martin)

Recientemente, el Parlamento de Malasia eliminó la pena de muerte obligatoria para 11 delitos graves, y en julio de 2023, el Parlamento de Ghana votó por su abolición total. A nivel mundial, la pena de muerte se lleva a cabo mediante diversos métodos. Arabia Saudita fue el único país en listar la decapitación como su método de ejecución durante el año 2022, con otras naciones aplicando métodos como la horca, la inyección letal y la muerte por fusilamiento.

En Estados Unidos, el estado de Alabama ejecutará al asesino convicto, Kenneth Smith, mediante gas nitrógeno, según informó el Centro de Información sobre la Pena de Muerte con sede en Estados Unidos, los abogados de Smith han calificado este método sin precedentes como un castigo “cruel e inusual”. Las dificultades para encontrar los fármacos más comúnmente utilizados para la inyección letal han llevado a Alabama y a otros dos estados a aprobar el uso de nitrógeno, lo que ha contribuido a la disminución en el uso de la pena de muerte en el país.

El caso de Kenneth Smith

El estado de Alabama llevará a cabo la ejecución de un recluso mediante gas nitrógeno la noche de este jueves 25 de enero, utilizando este método por primera vez. Las autoridades estatales aseguraron que se trata de un procedimiento compasivo. No obstante, la decisión ha generado críticas internacionales, calificándola de cruel y experimental.

Kenneth Smith en Alabama, Estados Unidos se enfrenta a una inminente ejecución mediante gas nitrógeno, un método calificado por algunos como "cruel e inusual". (Departamento Correccional de Alabama/AP)
Kenneth Smith en Alabama, Estados Unidos se enfrenta a una inminente ejecución mediante gas nitrógeno, un método calificado por algunos como "cruel e inusual". (Departamento Correccional de Alabama/AP)

Los defensores de Kenneth Eugene Smith, el hombre condenado por el homicidio de Elizabeth Sennett en 1988, han presentado objeciones legales durante los últimos años para detener la ejecución. Alegan que su cliente no debe convertirse en objeto de pruebas para una técnica de ejecución que requiere más análisis jurídico.

Sin embargo, la Corte Suprema de Estados Unidos y el Tribunal de Apelaciones del 11º Circuito rechazó los esfuerzos por impedir la ejecución, indicando que no se han presentado pruebas suficientes de que este método contravenga la prohibición de castigos crueles e inusuales prescrita en la Constitución, confirmó CBS News.

El anuncio de la utilización del gas nitrógeno para aplicar la pena de muerte ha generado un amplio debate sobre su humanidad y eficiencia. Por una parte, los defensores de esta técnica argumentan que produce una muerte rápida e indolora debido a la hipoxia, mientras que los detractores temen las implicaciones éticas y los riesgos asociados con su implementación.