Una joven que iba a dar a luz en Navidad y su novio aparecieron ejecutados: los dos acusados son padre e hijo

Los cadáveres de Savanah Nicole Soto, de 18 años, y Matthew Guerra, de 22, fueron hallados en San Antonio, Texas. Estaban en un auto con una bala en la cabeza cada uno. Christopher Preciado, de 19 años, y Ramón Preciado, de 53 años, fueron arrestados poco después

Compartir
Compartir articulo
Los investigadores ahora creen que la pareja fue asesinada el 21 de diciembre. Europa Press/Contacto/Nick Wagner

Un padre y su hijo en Texas fueron acusados del asesinato de una mujer embarazada de 18 años que desapareció antes de Navidad y de su novio, quienes, según las autoridades, recibieron un disparo mortal en la cabeza antes de que sus cuerpos fueran trasladados y descubierto días después en un coche.

Los arrestos del miércoles por la noche se produjeron más de una semana después de que los cuerpos de Savanah Nicole Soto, de 18 años, y Matthew Guerra, de 22, fueran encontrados en el estacionamiento de un complejo de apartamentos de San Antonio, una escena del crimen que el jefe de policía de la ciudad describió originalmente como “muy, muy desconcertante”.

El sargento de policía de San Antonio, Washington Moscoso dijo a los periodistas que sus muertes parecían ser el resultado de un negocio de drogas, pero no dio más detalles.

La familia de Soto ha dicho que ella estaba retrasada en el parto y que se había programado un alumbramiento inducido cuando desapareció el fin de semana antes de Navidad. Moscoso dijo que los investigadores ahora creen que la pareja fue asesinada el 21 de diciembre, lo que significa que llevaban muertos varios días antes de que la policía los encontrara en el auto de Guerra el día después de Navidad.

Los asesinatos han llamado la atención más allá de Texas y Moscoso dijo que la “desinformación” sobre el caso había despegado en las redes sociales.

“Estos dos individuos son los únicos sospechosos que estábamos buscando”, dijo.

La policía dijo que Christopher Preciado, de 19 años, fue acusado de asesinato capital y su padre, Ramón Preciado, de 53 años, fue acusado de abuso de un cadáver por supuestamente ayudar a su hijo a mover los cuerpos de la pareja. Los registros en línea del magistrado del condado de Bexar el jueves temprano no indicaban si alguno de los hombres tenía abogados y la policía de San Antonio no respondió de inmediato a los mensajes telefónicos y de correo electrónico.

Cuando lo subieron a una patrulla el miércoles por la noche, los periodistas le preguntaron a Ramón Preciado si tenía remordimientos.

“¿No te arrepientes de mentir sobre lo que estás diciendo? Ni siquiera sabes lo que está pasando. Simplemente inventas cosas como siempre”, dijo Preciado.

Su hijo no hizo comentarios mientras la policía lo escoltaba a un vehículo separado.

La policía acordona el sitio donde encontraron dos cadáveres el martes 26 de diciembre de 2023 en San Antonio, Texas. (Jacob Beltran/The San Antonio Express-News via AP)

Moscoso dijo que los fiscales podrían presentar más cargos contra los hombres, a quienes describió como los únicos sospechosos de los asesinatos. Dijo que la información sobre el teléfono celular de Savanah Soto que se encontró en el auto los llevó a otro vehículo que fue visto en las imágenes de vigilancia, que las autoridades hicieron públicas la semana pasada con la esperanza de que alguien reconociera a las personas en el video.

Ese vehículo llevó a la policía a una casa donde encontraron al padre y al hijo. Dijo que Ramón Preciado abrió la puerta y cooperó con la investigación.

“Él sabía por qué la policía estaba allí”, dijo Moscoso.

La Oficina del Médico Forense del Condado de Bexar había dictaminado que ambas muertes fueron homicidios provocados por heridas de bala en la cabeza. Moscoso no especificó dónde ocurrió el asesinato antes de que la pareja fuera trasladada al complejo de apartamentos.

Se había programado que Soto tuviera un parto inducido en un hospital el fin de semana antes de Navidad, dijo su familia a KENS-TV. Pero su madre dijo que no obtuvo respuesta cuando llamó a la puerta del departamento de Soto en el suburbio de Leon Valley.

La familia pasó la noche de Navidad buscando en el área y la policía de Leon Valley emitió una alerta de persona desaparecida.

(con información de AP)