Estados Unidos acusó a Irán de estar “profundamente implicado” en los ataques de los rebeldes hutíes en el Mar Rojo

“No tenemos ninguna razón para creer que está tratando de disuadirlos de este comportamiento imprudente”, advirtió la Casa Blanca

Compartir
Compartir articulo
Hombres armados en una playa mientras el buque comercial Galaxy Leader, incautado por los hutíes de Yemen el mes pasado, está anclado frente a la costa de al-Salif el 5 de diciembre de 2023 (REUTERS/Khaled Abdullah)
Hombres armados en una playa mientras el buque comercial Galaxy Leader, incautado por los hutíes de Yemen el mes pasado, está anclado frente a la costa de al-Salif el 5 de diciembre de 2023 (REUTERS/Khaled Abdullah)

El gobierno de Estados Unidos acusó este viernes a Irán de estar estrechamente implicado en los ataques a buques comerciales por parte de los rebeldes hutíes de Yemen, alegando que el régimen persa ha proporcionado aviones no tripulados, misiles e inteligencia táctica.

Las acusaciones, publicadas por la Casa Blanca y basadas en información de los servicios de inteligencia estadounidenses, suponen los comentarios más contundentes hasta la fecha por parte de Estados Unidos sobre el supuesto papel de Irán en los ataques.

“Sabemos que Irán estuvo profundamente implicado en la planificación de las operaciones contra los buques comerciales en el Mar Rojo”, declaró la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Adrienne Watson. “Esto es coherente con el apoyo material a largo plazo de Irán y el fomento de las acciones desestabilizadoras de los hutíes en la región”, dijo.

“No tenemos ninguna razón para creer que Irán está tratando de disuadir a los hutíes de este comportamiento imprudente”, advirtió.

Los hutíes, respaldados por Irán y que controlan la capital de Yemen, Saná, y otras zonas del norte y el oeste del país desde 2014, han asegurado que continuarán sus ataques contra buques con bandera israelí, propiedad de empresas israelíes o que vayan a puertos israelíes y han reiterado que los buques sin vínculos a Israel y que no se dirijan a sus puertos “no serán amenazados”.

Estos milicianos han lanzado varios ataques contra Israel a raíz de su ofensiva militar en la Franja de Gaza tras las masacres del grupo terrorista Hamas el 7 de octubre. En el marco de sus acciones en el mar Rojo, han secuestrado un buque -el ‘Galaxy Leader’- y han llevado a cabo ataques con drones y misiles contra otros, causando daños en al menos dos de ellos.

El carguero Galaxy Leader fue asaltado en el mar Rojo

Operación “Guardián de la Prosperidad”

Por otra parte, el Departamento de Defensa de Estados Unidos aseguró el jueves que más de 20 países se han comprometido a participar en la operación ‘Guardián de la Prosperidad’, encabezada por EEUU y que tiene como objetivo declarado garantizar la seguridad de navegación en el mar Rojo ante los ataques de los hutíes.

“Ha habido resultados sólidos: hasta la fecha, más de 20 países se han inscrito para participar. En los próximos días, Estados Unidos seguirá consultando estrechamente con nuestros aliados y socios que comparten el principio fundamental de la libertad de navegación, y esperamos que la coalición siga creciendo”, declaró el portavoz del Pentágono, Pat Ryder, durante una rueda de prensa.

Y añadió: “Es muy importante entender que los hutíes no están atacando solo a un país, sino que en realidad están atacando a la comunidad internacional. Están atacando el bienestar económico y la prosperidad de las naciones de todo el mundo. Así que, en realidad, se convierten en bandidos a lo largo de la ruta internacional que es el mar Rojo”.

Un barco de misiles de la Armada israelí es visto en la zona del Mar Rojo  (Foto: Europa Press)
Un barco de misiles de la Armada israelí es visto en la zona del Mar Rojo (Foto: Europa Press)

Asimismo, manifestó que los países de la coalición podrán contribuir “como crean que mejor pueden hacerlo”, como puede ser aportar barcos, aviones, personal militar u otro tipo de apoyo. En ese sentido, Ryder recalcó que patrullará tanto el mar Rojo como el Golfo de Adén para ayudar a los buques comerciales que lo necesiten.

La situación con los ataques hutíes ha llevado a diversas compañías -incluidas cuatro de las cinco principales dedicadas a transporte marítimo del mundo- a suspender sus operaciones a través de esta vía marítima, clave para el comercio internacional, o a desviar sus barcos a través de vías mucho más largas que implican rodear el continente africano a través del cabo de Buena Esperanza.

(Con información de AFP y EuropaPress)