Estados Unidos denunció que los ataques de los rebeldes hutíes en el Mar Rojo fueron facilitados por el régimen de Irán

Washington advirtió que las hostilidades de los insurgentes yemeníes constituyen un peligro para la paz y la estabilidad internacionales

Compartir
Compartir articulo
El régimen iraní respalda a los rebeldes hutíes de Yemen (Office of the Iranian Supreme Leader/WANA via REUTERS)
El régimen iraní respalda a los rebeldes hutíes de Yemen (Office of the Iranian Supreme Leader/WANA via REUTERS)

Estados Unidos denunció este lunes que el ataque perpetrado el fin de semana por los rebeldes hutíes de Yemen contra tres buques en el Mar Rojo fueron facilitados por el régimen de Irán. Asimismo, Washington sostuvo que las hostilidades de los hutíes constituyen un peligro para la paz y la estabilidad internacionales.

En una reunión informativa con periodistas, el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan dijo que Washington tiene “todas las razones para creer que estos ataques, si bien fueron lanzados por los hutíes en Yemen, han sido totalmente facilitados por Irán”.

El ministro de Exteriores iraní, Hosein Amir Abdolahian, afirmó que Estados Unidos debe pagar por su “hipócrita” apoyo a Israel en la “masacre de mujeres, niños y civiles” en Gaza.

“Por un lado, Estados Unidos aconseja a Israel a través de la prensa que pare la masacre de mujeres, niños y civiles”, dijo Abdolahian a última hora de anoche en un encuentro en Teherán con su homólogo omaní Sayyid Badr bin Hamad Albusaidi.

“Pero en la práctica apoyan y dan luz verde al genocidio en Gaza. Estados Unidos debe pagar las consecuencias de su hipócrita apoyo a Israel”, aseguró el diplomático.

Abdolahian advirtió, una vez más, que el conflicto se podría extender por la región si continúa la “actual situación” en Gaza. “Avisamos a los que instigan la guerra que paren esta masacre antes de que sea demasiado tarde”, afirmó.

El destructor USS Carney se desplazó en el Mar Rojo para asistir a los buques atacados por los hutíes de Yemen (Petty Officer 3rd Class Bill Dodge/U.S. Navy via AP)
El destructor USS Carney se desplazó en el Mar Rojo para asistir a los buques atacados por los hutíes de Yemen (Petty Officer 3rd Class Bill Dodge/U.S. Navy via AP)

Bin Hamad Albusaidi, por su parte, subrayó la necesidad de continuar los esfuerzos políticos respecto a Palestina y pidió a la comunidad internacional que “cumplan con sus obligaciones” con los palestinos.

El régimen de Irán encabeza el llamado Eje de la Resistencia, una alianza informal formada por organizaciones terroristas como Hezbollah en Líbano, los rebeldes hutíes en Yemen, Hamas y la Yihad Islámica en Palestina, además de una miríada de grupos extremistas en Irak y Siria.

Teherán, patrocinador y aliado de Hamas, celebró el ataque perpetrado por el grupo terrorista palestino contra Israel el 7 de octubre que causó 1.200 muertos y desde entonces ha advertido en repetidas ocasiones de la posibilidad de que sus aliados abran otros frentes si no paran los bombardeos de Gaza.

El Mando Central de Estados Unidos (Centcom, por sus siglas en inglés) informó el domingo que un destructor estadounidense derribó varios drones mientras asistía a buques comerciales en el mar Rojo que habían sido blanco de ataques desde Yemen.

“El destructor USS CARNEY de clase Arleigh-Burke respondió a las llamadas de auxilio” de tres buques, los asistió, y derribó tres drones que se dirigían hacia el buque de guerra durante el día, dijo el Centcom en un comunicado. Y agregó: “Hoy hubo cuatro ataques contra tres buques comerciales que operaban en aguas internacionales en el sur del mar Rojo”.

Los rebeldes hutíes de Yemen perpetraron una serie de ataques en el Mar Rojo en las últimas semanas contra buques vinculados a Israel (EPA/YAHYA ARHAB)
Los rebeldes hutíes de Yemen perpetraron una serie de ataques en el Mar Rojo en las últimas semanas contra buques vinculados a Israel (EPA/YAHYA ARHAB)

Los hutíes se atribuyeron la responsabilidad de los ataques contra el Unity Explorer y el Número 9 en una declaración en las redes sociales el domingo, alegando que los barcos eran israelíes y que los ataques contra buques continuarían “hasta que termine la agresión israelí contra nuestros hermanos en Gaza”.

El sábado pasado el secretario estadounidense de Defensa, Lloyd Austin, había advertido en un foro de seguridad que su país “no tolerará los ataques contra el personal” de Estados Unidos y que deben parar.

“Hasta que lo hagan (parar), haremos lo que sea necesario para proteger a nuestros soldados e imponer costos a quienes los ataquen”, afirmó.

(Con información de Reuters, EFE y AFP)