El ex médico y abusador sexual Larry Nassar fue apuñalado por realizar comentarios lascivos viendo Wimbledon

Shane McMillan lo atacó en su celda con un arma improvisada, apuñalándolo varias veces en el cuello, el pecho y la espalda

Compartir
Compartir articulo
ARCHIVO - El desacreditado médico deportivo Larry Nassar   (AP Foto/Paul Sancya, Archivo)
ARCHIVO - El desacreditado médico deportivo Larry Nassar (AP Foto/Paul Sancya, Archivo)

Un preso sospechoso de apuñalar a Larry Nassar en una penitenciaría federal en Florida dijo que el ex médico deportivo provocó el ataque al hacer un comentario lascivo mientras veían un partido de tenis de Wimbledon en la televisión, dijo una persona familiarizada con el asunto a la agencia de noticias AP.

El recluso, identificado como Shane McMillan, cumple una condena por agredir a un oficial correccional en una penitenciaría federal en Luisiana en 2006 e intentar matar a puñaladas a otro recluso en la prisión federal Supermax en Florence, Colorado en 2011, según muestran los registros judiciales.

McMillan atacó a Nassar en su celda el domingo con un arma improvisada, apuñalándolo varias veces en el cuello, el pecho y la espalda antes de que otros cuatro reclusos entraran rápidamente y lo sacaran de Nassar, según la persona familiarizada con el asunto.

Los oficiales correccionales asignados a la unidad en la Penitenciaría de los Estados Unidos Coleman respondieron a la celda de Nassar y realizaron lo que los oficiales dijeron que eran medidas para salvar vidas. Fue llevado a un hospital, donde permaneció en condición estable el miércoles con lesiones que incluyen un pulmón colapsado.

Las puertas de las celdas en la mayoría de las unidades penitenciarias federales generalmente están abiertas durante el día, lo que permite que los presos se muevan libremente dentro de las instalaciones. Debido a que Nassar fue atacado en su celda, el incidente no fue captado por las cámaras de vigilancia , que solo apuntan a las áreas comunes y los pasillos.

Simone Biles, McKayla Maroney, Aly Raisman y Maggie Nichols, atletas que testificaron en una audiencia sobre la investigación del FBI a Larry Nassar (Saul Loeb/Pool via REUTERS/File Photo)
Simone Biles, McKayla Maroney, Aly Raisman y Maggie Nichols, atletas que testificaron en una audiencia sobre la investigación del FBI a Larry Nassar (Saul Loeb/Pool via REUTERS/File Photo)

McMillan, de 49 años, dijo a los trabajadores de la prisión que atacó a Nassar después de que el ex médico del equipo de gimnasia de EEUU hiciera un comentario sobre querer ver a las niñas jugando en el partido femenino de Wimbledon, dijo la persona.

La persona no estaba autorizada a discutir públicamente los detalles del ataque o la investigación en curso y lo hizo bajo condición de anonimato.

El ataque del domingo fue la segunda vez que Nassar es atacado bajo custodia federal. Cumple décadas de prisión por abusar sexualmente de atletas, incluidas estrellas de la gimnasia olímpica y universitaria, y por poseer imágenes explícitas de niños.

El ataque puso de relieve los problemas persistentes en la Oficina Federal de Prisiones, incluida la violencia, la escasez de personal y la incapacidad de mantener seguros incluso a los presos de más alto perfil.

La Oficina de Prisiones insiste en que había suficiente personal en la prisión donde Nassar fue apuñalado, a unas 74 kilómetros al noroeste de Orlando, aunque los documentos obtenidos por AP muestran que un tercio de los puestos de oficiales penitenciarios siguen vacantes en la prisión.

En un comunicado el miércoles, la agencia dijo que era “imperativo que aumentemos nuestros niveles de personal” y dijo que estaba reclutando oficiales y utilizando incentivos financieros para tratar de retener a los trabajadores. Los funcionarios dijeron que todavía están trabajando para “abordar el problema de la violencia en nuestras instalaciones” y han mejorado sus procedimientos de seguridad, pero no proporcionaron detalles.

McMillan está programado para ser liberado de prisión en mayo de 2046, según una base de datos de reclusos de la Oficina de Prisiones y registros judiciales, aunque eso podría cambiar si es acusado y condenado por atacar a Nassar.

Larry Nassar (REUTERS/Rebecca Cook/File Photo)
Larry Nassar (REUTERS/Rebecca Cook/File Photo)

McMillan fue sentenciado originalmente a más de 20 años en una prisión federal después de declararse culpable en Wyoming de conspiración para distribuir metanfetamina en 2002. Se esperaba que fuera liberado el próximo año antes de que sus condenas por los ataques en las prisiones de Louisiana y Colorado duplicaran con creces su sentencia.

En octubre de 2006, McMillan golpeó a un oficial correccional que se le acercó en el patio de recreo de la Penitenciaría de los Estados Unidos en Pollock, Luisiana, mientras lo investigaba por una agresión previa a un recluso, según los registros judiciales. El golpe tiró al oficial al suelo y le provocó cortes y contusiones en la cara y la nariz. McMillan fue sentenciado a cinco años adicionales.

En noviembre de 2011, McMillan y otro recluso intentaron matar a un prisionero en la Instalación Máxima Administrativa de la Oficina Federal de Prisiones en Florence, Colorado, según los registros judiciales. McMillan y el otro recluso apuñalaron al prisionero 66 veces en un área de recreación de la prisión, conocida como “Alcatraz de las Montañas Rocosas”. Cada uno de ellos fue condenado a 20 años adicionales por el ataque.

McMillan llegó a la penitenciaría de Coleman, Florida, en diciembre pasado, según registros obtenidos por AP. Pasó los cuatro años anteriores en una penitenciaría federal en Tucson, Arizona, luego de períodos en prisiones federales en Allenwood, Pensilvania, y adyacente al calabozo de Supermax en Colorado, según muestran los registros.

Nassar fue transferido a Coleman desde la penitenciaría de Tucson en agosto de 2018. Sus abogados dijeron que había sido agredido pocas horas después de haber sido colocado con la población general en la prisión de Arizona.

(Con información de AP)

Seguir leyendo: