La cerradura de la Orden de Malta: el secreto mejor guardado de Roma

Ubicada en la colina aventina ofrece las vistas más curiosas de la ciudad

Guardar

Nuevo

Buco della serratura (Shutterstock)
Buco della serratura (Shutterstock)

Pasear por las calles de Roma es como caminar por un museo al aire libre, un viaje al pasado donde poder disfrutar de las reliquias heredadas de sus épocas de máximo esplendor. La città eterna alberga numerosos e importantes monumentos que han pervivido desde el antiguo Imperio Romano y por ello, es una de las capitales con más historia de Europa y uno de los destinos favoritos de los turistas. En 2023, la capital italiana batió su propio récord según la Agenzia Nova, 35 millones de personas la visitaron, un 9% más respecto a 2022.

Roma goza de una gran herencia cultural y artística. Sus más de 900 iglesias y las obras de artes que en ellas se esconden, son todo un espectáculo. Además de sus imprescindibles como son el foro romano, el Coliseo, el panteón de Agripa, el arco de Constantino, el castillo Sant’Angelo, la piazza Navona o la fontana di Trevi.

Te puede interesar: La ruta del Agua de Chelva: un sendero familiar a través de cascadas, un río y un túnel excavado en la roca de más de 100 metros de largo

Apartada de este gentío, en una de las siete colinas de Roma, se encuentra la cerradura que esconde uno de los mayores tesoros de la ciudad y que todavía no ha sido descubierta por muchos. El buco della serratura está situado junto al Parque Savello, también conocido como el Jardín de los Naranjos, un lugar desde el que poder disfrutar de una de las mejores panorámicas de la ciudad. Este barrio está salpicado de iglesias antiguas, jardines escondidos, casas particulares y embajadas.

Una cerradura con vistas a Roma

Buco della serratura (Shutterstock)
Buco della serratura (Shutterstock)

El mejor mirador de la ciudad (desde luego el más curioso) está en la cerradura de la puerta de la Orden de los Caballeros de Malta, en el Aventino, una de las siete colinas de Roma. Curiosamente, el jardín de este edificio militar maltés no se puede visitar, pero sí podemos observarlo a través de un pequeño agujero.

Tras una fila de visitantes y romanos, encontramos un portón verde perteneciente a la sede de los Caballeros de Malta. Al llegar por primera vez no se comprende por qué la gente espera su turno en frente de una puerta. Pero, una vez llegas, te agachas y miras por esa cerradura, encuentras la sorpresa. Bastan cinco segundos para entender esa cola de 20 minutos. Ofrece una vista sin igual de la cúpula de la Basílica de San Pedro, situada en la Ciudad del Vaticano, que se alza al final de la Avenida de los Jardines de la Orden.

Contemplar tres países a la vez

Este punto singular de la ciudad no sólo nos ofrece una vista única de la icónica Basílica de San Pedro y su espectacular cúpula, sino que también encapsula la singularidad de contemplar al mismo tiempo tres países: Italia, el Vaticano y la Orden de Malta.

Te puede interesar: La ciudad española elegida como la mejor del mundo para los jubilados extranjeros: sol, playas y calidad de vida

Cómo llegar

Llegar a este punto es fácil, ya que la colina aventina tiene un acceso sencillo. Se puede subir a ella y llegar hasta el Jardín de los Naranjos desde el lado del barrio Ostiense, en zona Testaccio o desde el Circo Máximo. El paseo es de aproximadamente 15 minutos.

Guardar

Nuevo