¿Qué le pasa a Bellingham en su rostro? La explicación a las manchas durante la Eurocopa

El estado de salud del jugador británico preocupó a los espectadores al reaparecer en la Eurocopa 2024 con Inglaterra con manchas en su rostro

Guardar

Nuevo

Comparativa de la evolución del rostro de Jude Bellingham
Comparativa de la evolución del rostro de Jude Bellingham

Tiene 20 años y ya ha conquistado al mundo entero. Jude Bellingham, jugador del Real Madrid e internacional con la selección inglesa, promete a ser uno de los mejores jugadores del mundo. Sin embargo, que el británico se encuentre en el foco de los medios no se debe ni a sus destacadas actuaciones sobre el terreno de juego, ni a su primera titularidad en el debut de Inglaterra en la Eurocopa 2024 ante Serbia. Más bien, tiene que ver con las llamativas manchas en su rostro.

El centrocampista del Real Madrid captó la atención en la final de la Champions League al tener una mancha pronunciada en su cara. Los espectadores se preguntaban sobre el problema de salud, qué podría sufrir el británico. En su reaparición en la esfera pública, esta vez con su selección, dichas pigmentaciones no han desaparecido, sino que se han pronunciado todavía más.

Bellingham recibió el MVP del partido después de anotar gol tras un cabezazo que supuso la victoria de Inglaterra. Fue en las declaraciones postpartido junto al trofeo cuando la imagen se hizo viral en redes sociales. Los usuarios se mostraron intrigados por saber qué es lo que le ocurría al inglés y cuál es su problema de salud.

Qué problema dermatológico provoca esas manchas a Bellingham

Ante el revuelo causado en las redes sociales, varios especialistas han salido en defensa del jugador británico, analizando la situación y poniéndole nombre a la enfermedad que sufre el jugador: melasma. El ejemplo más viral ha sido el de la doctora Gadea Braceras, dermatóloga en el Hospital Universitario de San Sebastián, quien subió un vídeo explicativo en su perfil explicando dicha sintomatología.

Según informa el Manual MSD, uno de los recursos de información médica más usados del mundo, describe dicha patología: “El melasma se caracteriza por placas de pigmentación con color marrón oscuro que aparecen sobre áreas expuestas al sol, por lo general, en la cara”. Su forma es “de parche”. “La causa más probable del melasma es la producción excesiva de melanina”, continúa el manual. La piel negra tiene un algo nivel de melanina -pigmento que da la coloración-. Por ello, la piel negra produce un exceso de esta melanina y da lugar a manchas oscuras, que se acentúan con el sol, por ello, que las manchas en el jugador británico se hayan acentuado en las últimas semanas con la llegada del calor.

El sinsentido de los que mencionan el dopaje

Algunos usuarios en redes insinuaron al dopaje como posible origen, algo totalmente descartado tanto por las explicaciones médicas como por la reglamentación de la UEFA. En este sentido, la UEFA lleva un estricto control antidopaje para esta Eurocopa 2024, con el fin de garantizar que todos los jugadores que participen en la competición se sometan a las estrictas reglas antidopaje. Según la web, “todos los jugadores que participan en nuestras competiciones pueden ser sometidos a controles antidopaje en cualquier momento”. “No se informa con antelación de cuándo se llevarán a cabo los controles: pueden ser durante la competición (después de un partido) o fuera de ella (en una sesión de entrenamiento del equipo o en el domicilio del jugador)”, aseguran desde la entidad.

Más allá de estos controles, aunque el uso de determinadas sustancias podría derivar en manchas de la piel, no es el caso de Bellingham, ya que estos signos no coinciden con lo que le ocurre al inglés. En primer lugar, las manifestaciones por dopaje se producen a menudo a dosis altas de anabolizantes, a largo plazo y cuando no existe un control médico adecuado, y se suelen presentar en forma de acné en el pecho o la espalda.

Además, un exceso en estos productos podría provocar dermatitis alérgica por contacto en los deportistas, pero esto suele ser en deportistas que practican algún deporte acuático, debido a los productos que utilizan para el tratamiento de la piscina y los equipamientos necesarios -gafas, trajes y gorros, etc-.

Guardar

Nuevo