‘El Muro de los Campeones’, el gran desafío para los pilotos en el Gran Premio de Canadá

Bautizado así el 13 de junio de 1999, la chicana de las últimas curvas hace que más de un piloto haya terminado contra esta pared de hormigón

Guardar

Nuevo

'Muro de los Campeones' del Gran Premio de Canadá. (DAZN)
'Muro de los Campeones' del Gran Premio de Canadá. (DAZN)

Son 42 ediciones las que se han disputado en el Gran Premio de Canadá. Desde 1978 que aterrizase en la Fórmula 1, este GP solo ha fallado en 1987, 2009, 2020 y 2021, estas dos últimas debido a la pandemia. Esta cita en el calendario ya es tradición. Sin embargo, esconde una historia mucho más famosa: el nacimiento del ‘Muro de los Campeones’, bautizado así el 13 de junio de 1999.

En el Gran Premio de Canadá de ese año, el Safety Car tuvo que salir a la pista en cuatro ocasiones. La chicana de las últimas curvas, la 13 y la 14, se volvió desde ese día un auténtico imán de pilotos, y más si han sido campeones mundiales. Ricardo Zonta fue el primero en chocar contra la pared que conduce a la recta principal, y aunque no llegó a ser campeón del mundo de F1, sí venía de haber logrado un título mundial de GT el año anterior.

Después de 14 vueltas, fue Damon Hill, campeón de F1 en 1996, el que perdió la parte trasera de su Jordan chocando con el mismo muro. En la vuelta 30, Michael Schumacher, primero de carrera, también se estrelló contra el muro de hormigón.

El público allí presente, los espectadores y los equipos desde los boxes fueron testigos en primera persona de esta carnicería. Pero estos tres pilotos no fueron los únicos: ya en la vuelta 35, el campeón de F1 Jacques Villeneuve, que ocupaba la octava posición, siguió los pasos de sus otros tres compañeros y se estampó contra el mismo muro, dando paso de nuevo al coche de seguridad.

¿Cuál es el motivo de estos choques?

La abundancia de choques contra este muro se debe al riesgo que corren los pilotos al entrar con una velocidad mayor en la recta principal y a que, para ello, deben pegarse demasiado al muro. Encarar la última curva lo más pegado posible a esta pared de hormigón se traduce en unas décimas de segundo que pueden resultar vitales al término de la carrera -o de la clasificación-.

Fernando Alonso, así como Lewis Hamilton, Nico Rosberg y Mika Häkkinen, son los únicos campeones mundiales de Fórmula 1 que todavía se mantienen ilesos de esta amenaza. La lista de estampados, en cambio, es más larga: Damon Hill en 1996, Jacquez Villeneuve en 1997, Jenson Button en 2005, Sebastian Vettel en 2011 y Max Verstappen en 2019. Lo sorprendente es que los dos últimos se estamparon durante los libres, a diferencia del resto, que fue en carrera, ya que son las sesiones en las que se va a fondo.

Este domingo, el circuito de Montreal volverá a acoger una edición más de este tradicional Gran Premio, en el que los pilotos conocen la amenaza del muro de hormigón en las últimas curvas, y de la que esperan no ser víctimas. Por allí pasarán Max Verstappen, con un dominio puesto en duda tras los últimos premios -Charles Leclerc fue campeón en Mónaco y Lando Norris en Miami-, un Carlos Sainz con un futuro incierto todavía y un Fernando Alonso que aún trata de encontrar la clave de su AMR24 para sentirse plenamente competitivo.

Guardar

Nuevo