Alonso ‘canta’ bajo la lluvia una vez más, ahora en China: “Un poco estresante, para ser sincero”

El bicampeón del mundo saldrá tercero este sábado en la primera carrera al sprint de la temporada, protagonizando una clasificación soberbia en mojado y librándose de una posible sanción

Guardar

Nuevo

Alonso en la clasificación del sprint de China (REUTERS/Edgar Su)
Alonso en la clasificación del sprint de China (REUTERS/Edgar Su)

La lluvia en la Fórmula 1 es una maravilla para Fernando Alonso. Desde que se convirtió en toda una leyenda en activo del deporte rey del automovilismo, el español ha demostrado ser uno de los pilotos más fiables que existen cuando la pista, de cualquier circuito, está mojada. Para muestra, su nueva muestra de pericia con el agua en el sprint shootout del Gran Premio de China, haciéndose con una tercera plaza en la parrilla de salida que le permite soñar con hacer un buen acopio de puntos en la carrera corta de este sábado.

En Shanghái, que vuelve a acoger a los componentes del Gran Circo tras cinco años fuera del Mundial, Alonso llegó incluso a fantasear con la pole position de la prueba al sprint. Después del primer puesto de Lance Stroll en los Libres 1 (únicos del fin de semana), Aston Martin volvió a brillar sobremanera en la qualy reducida, con su piloto estrella disputándole el primer puesto al Mercedes de Lewis Hamilton.

Te puede interesar: Las novedades en el formato sprint de la F1 a partir de China que convencen a Verstappen, pero no a Alonso

Sin embargo, el británico se vio finalmente superado por su compatriota Lando Norris, que colocó a McLaren en lo más alto de la tabla gracias a que la FIA decidió devolverle una vuelta. Esto colocó a Hamilton en segundo lugar y a Alonso en el tercero. Un gran resultado que, todo hay que decirlo, pudo verse alterado por una maniobra que el asturiano llevó a cabo en la SQ3. Precisamente en ella, empezó a llover con mayor intensidad, y Magic vio una oportunidad para hacer de las suyas.

La posible sanción de la que se libró Alonso habría tenido que ver con un adelantamiento que efectuó, en medio de un ajetreo tremendo para salir del pit lane, sobre el Sauber de Guanyu Zhou. Como los comisarios determinaron que la pasada tuvo lugar en la calle de salida y no en la salida propiamente dicha, la hipotética infracción cayó en saco roto. Así pues, Fernando respiró tranquilo y celebró lo conseguido en una sesión clasificatoria en la que Carlos Sainz fue quinto con Ferrari.

Alonso en acción en Shanghái (REUTERS/Edgar Su)
Alonso en acción en Shanghái (REUTERS/Edgar Su)

“No éramos demasiado competitivos en seco”

“Un poco estresante, para ser sincero. Una SQ1 en la que sólo mirábamos el radar y la lluvia estaba ahí. Desde el primer minuto, hicimos progresos, porque de ahí a la SQ2 ya éramos octavos o novenos, así que no éramos demasiado competitivos en seco”, reconoció Alonso una vez que se bajó del coche. Finalmente, las cosas le fueron tan bien como para partir mejor posicionado que el Red Bull del todopoderoso Max Verstappen dentro de unas horas.

“Entonces, empezó la lluvia, y cada vuelta era en diferentes condiciones. Los neumáticos eran mejor en cada giro, a pesar de que el circuito estaba peor, con más lluvia. Así que era difícil juzgar el nivel de riesgo que podías correr o que querías aplicar, pero estoy muy feliz”, valoró también. “A medida que las condiciones cambiaron, éramos bastante competitivos”, destacó un Alonso al que no sorprende ver entre los mejores cuando las gotas empiezan a caer. Más si cabe, si lo hacen con fuerza.

Te puede interesar: Alonso confirma la principal causa por la que sigue en Aston Martin

Alonso pasa por línea de meta en China (Pool via REUTERS/Andres Martinez Casares)
Alonso pasa por línea de meta en China (Pool via REUTERS/Andres Martinez Casares)

El más veterano de la F1, que seguirá en ella al menos hasta 2026, confía en que todo siga yendo como la seda próximamente: “Ahora tenemos las dos carreras, así que veamos si podemos sumar algunos puntos en el sprint y clasificarnos bien para el domingo”. Con 19 vueltas al sprint y 56 en la carrera normal, todavía hay mucho rodaje por delante para Alonso en tierras chinas. Y si llueve, visto lo visto, él puede ‘cantar’ y brillar.