Miles de personas se manifiestan en toda España para pedir un alto el fuego en Palestina

Compartir
Compartir articulo

Madrid, 21 abr (EFE).- Miles de personas se han manifestado este domingo en un centenar de ciudades españolas para reclamar un alto el fuego en Palestina y pedir al Gobierno que rompa todo tipo de relaciones con Israel.

Las manifestaciones han sido convocadas por la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (Rescop), que ha exigido al Gobierno de Pedro Sánchez el fin del comercio de armas y relaciones con Israel, así como la libertad de las "más de 7.000 personas detenidas de manera irregular por el Gobierno de Netanyahu".

Se trata de la cuarta convocatoria unificada a nivel estatal que se produce desde octubre del año pasado para reclamar el fin de los ataques de Israel en la Franja de Gaza, que han causado más de 34.000 muertos desde el pasado 7 de octubre, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad gazatí.

Al grito de "Israel asesina, Europa patrocina" y "No es una guerra, es un genocidio", ha partido desde Atocha la concentración en Madrid, que ha ido parando en puntos en los que se encuentran empresas que, según los convocantes, están colaborando y sacando beneficio de esta situación.

Según ha indicado a EFE Héctor Grad, miembro de la Rescop, esta cuarta convocatoria estatal es también una respuesta colectiva frente a la creciente represión contra los movimientos de solidaridad con Palestina.

Durante este acto, la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, ha señalado que el Gobierno de España "debería dejarse de medidas de maquillaje" y apostar por "cuestiones concretas" como la suspensión de la compraventa de armas.

Por su parte, el diputado de Sumar Enrique Santiago ha abogado por suspender las relaciones con Israel y que se proceda al reconocimiento del Estado palestino, ya que a pesar de "haber liderado el clamor por ampliar los países que lo reconocen (...) no se puede seguir insistiendo tras el veto de Estados Unidos".

En Valencia, miles de personas, entre 10.000 y 20.000 según los organizadores, han recorrido las calles en una "movilización histórica" simultánea en un centenar de ciudades españolas.

El representante de BDS de la Comunitat Valenciana, Jorge Ramos, ha celebrado que la manifestación ha sido "multitudinaria y llenaba por completo" la céntrica calle Colón, y ha recordado a EFE que otras catorce localidades valencianas se han unido a la convocatoria.

Más de mil personas han salido también a la calle en una treintena de ciudades andaluzas, entre ellas las ocho capitales de provincia, para exigir el fin del "genocidio" en Palestina.

La Coordinadora Andalucía con Palestina exige al Gobierno español que lidere un alto el fuego inmediato y permanente y que ponga fin a la compraventa de armas y de tecnología militar y de seguridad con Israel.

Pide asimismo a Sánchez que apoye la demanda presentada por Sudáfrica en el Tribunal Internacional de Justicia contra Israel por genocidio y que rompa relaciones diplomáticas, institucionales, económicas, deportivas y culturales con el gobierno israelí de Benjamín Netanyahu.

En Sevilla, cientos de personas han participado en la concentración que se ha llevado a cabo a mediodía en el Muelle de la Sal, donde se han extendido en el suelo decenas de prendas de vestir infantiles simulando los niños asesinados en Gaza.

El acto, en el que se han podido ver pancartas con mensajes como "No al genocidio en palestina. EEUU-Europa cómplices", ha concluido con una cadena humana en la que esas prendas de ropa han servido para unir a todos los participantes.

También había convocadas protestas en ciudades como Granada o Málaga, donde más de 500 personas han recorrido el centro urbano.

Navarra también se ha sumado a la convocatoria y, en Pamplona, 3.500 personas, según la delegación del Gobierno, se han manifestado para expresar su rechazo al "genocidio" sobre Palestina.

A esta manifestación han acudido representantes políticos como la vicepresidenta tercera y consejera de Vivienda, Juventud y Políticas Migratorias, Begoña Alfaro (Contigo-Zurekin), la diputada Bel Pozueta (EH Bildu) o la parlamentaria Isabel Aramburu (Geroa Bai).EFE

na.del/ess

(foto) (vídeo)