Gobierno catalán asegura que la instalación de desalinizadoras portátiles "no tiene que ver con el turismo"

Compartir
Compartir articulo
infobae

El conseller de Acción Climática de la Generalitat, David Mascort, ha asegurado que la instalación de desalinizadoras portátiles flotantes "no tiene que ver con el turismo", sino con suministrar agua a la región metropolitana de Barcelona, que es donde vive la gente, ha añadido. "No tiene nada que ver con si a Barcelona vienen más o menos turistas, aquí viven 6 millones de personas, la obligación de este Govern es suministrar agua a los 6 millones de personas", ha subrayado este viernes en una comparecencia ante la Diputación Permanente del Parlament. También ha destacado que el Govern ha llegado a un acuerdo con el Consorci de Costa Brava-Girona para aumentar la garantía de suministro de agua con la instalación de desalinizadoras móviles, y ha insistido: "No tiene nada que ver con que sea una parte de nuestro país donde haya más o menos turismo". Ha replicado así a las críticas de los grupos parlamentarios, que le acusaban de impulsar esta medida para beneficiar al sector turístico, y ha sostenido que esta decisión también se ha tomado para "atender a las peticiones de los agricultores de no hacer más pozos en la cuenca de la Muga". "BUENA PLANIFICACIÓN" Mascort ha destacado la "buena planificación y buena previsión" del Govern, ha negado que haya improvisación en la gestión de la sequía, y ha asegurado que no hay soluciones inmediatas y que el Govern es quien más soluciones ha aportado que comporten tener más recursos hídricos. Ha reprochado que el PSC cuestione el impacto sobre el mar de las desalinizadoras portátiles, pero no tengan esta visión con proyectos como la ampliación del Aeropuerto o el Hard Rock: "Son absolutamente contradictorios con sus afirmaciones. Me preguntan sobre cosas, pero después quieren expansionismo". El conseller ha afirmado que los ayuntamientos de costa no abrirán piscinas públicas o privadas como refugio climático porque "no tienen necesidad", y ha explicado que esta medida se ha tomado a petición de los municipios que han pedido soluciones para abrir piscinas este verano. "En ningún caso, creo yo, que ningún municipio de costa declarará el ayuntamiento refugios climáticos piscinas de hoteles o de comunidades de propietarios", ha destacado Mascort, que ha señalado que los ayuntamientos son muy responsables y que si deciden abrir piscinas deberán compensar ese agua en sus planes de sequía. Mascort ha afirmado que el Govern ha tenido que acelerar las inversiones "debido a la falta de previsión de los anteriores gobiernos y de la falta de inversión de los anteriores gobiernos", y ha subrayado que el trasvase del Ebro está totalmente descartado. "La apuesta de este Govern es que todas las cuencas catalanas sean autosuficientes. Una nueva política del agua que deje de entender el recurso hídrico como un recurso infinito", ha asegurado. RETIRAR EL DECRETO DE PISCINAS La portavoz del PSC, Alícia Romero, ha asegurado que el Ejecutivo catalán ha estado "demasiado pendiente de la demanda y no de la oferta" del agua, y ha pedido a Mascort retirar el decreto sobre el uso de piscinas públicas y privadas como refugios climáticos, ya que considera que traspasa la responsabilidad a los ayuntamientos y comporta inseguridad jurídica, según ella. Francesc de Dalmases (Junts) ha coincidido con el PSC en que el Govern está "muy enfocado en la demanda", y ha lamentado que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, prometiese que a finales de 2023 estaría en funcionamiento la ampliación de la potabilizadora del Besòs, pero no se haya hecho. Desde Vox, Joan Garriga ha sostenido que "el problema de la falta de agua no es que no llueva, son las políticas del Govern", y ha tachado de expropiación el decreto para el uso de piscinas públicas y privadas como refugios climáticos, tras lo que ha pedido invertir en retener el agua. El diputado de la CUP Xavier Pellicer ha acusado al Ejecutivo catalán de aprobar medidas de difícil cumplimiento y de traspasar responsabilidades a los ayuntamientos, y se ha opuesto a la construcción de desalinizadoras móviles privadas: "Nos parece incomprensible que un derecho básico como es el acceso al agua se pueda convertir en un privilegio". "CABALLO DE TROYA" La líder de los Comuns, Jéssica Albiach, ha avisado al Govern de que no podrán apoyar el decreto sobre el uso de piscinas como refugios climáticos, ha pedido que lo rehaga y rectifique, ya que considera que es "un caballo de Troya de los hoteleros para poder llenar las piscinas con la excusa del refugio climático, y además aún cobrarán entrada, por tanto, es doble negocio". Desde ERC, Marta Vilalta ha defendido que el Govern no ha improvisado en la gestión de la sequía: "Estaríamos en una situación catastrófica", y ha subrayado que el Ejecutivo catalán ha trabajado conjuntamente con los ayuntamientos y les ha apoyado con inversiones para mejorar sus redes de agua.