El cambio climático propicia la aparición en España de especies de buitres africanos

Compartir
Compartir articulo

Sevilla, 16 abr (EFE).- El cambio climático está propiciando la aparición en España, especialmente en Andalucía, de tres especies de buitres originarias de África, que se unen a las cuatro autóctonas (buitre leonado, buitre negro, alimoche y quebrantahuesos).

Las tres especies que se avistan en los últimos años en la península ibérica son el buitre de Rüppell (Gyps rueppelli), dorsiblanco (Gyps africanus) y el alimoche sombrío (Necrosyrtes monachus), aunque en este caso todavía en contadas ocasiones.

No son estas carroñeras las únicas nuevas habitantes. En el lado español del Estrecho se detectan aves africanas como bulbul, naranjero moro, y el flamenco enano, que aparece en la laguna de Fuente de Piedra, en Málaga, según el ornitólogo Alejandro Onrubia.

En total, unas 20 especies que atravesaron el Estrecho volando o en los transbordadores que cruzan entre los continentes, ya que Onrubia señala cómo los restos de comida de los pasajeros provocan que las aves se posen y viajen en los barcos, lo cual facilita la colonización.

No se tiene constancia de que estas nuevas especies estén desplazando de sus hábitats a especies autóctonas, pero sí existen intentos de hibridación.

Por ejemplo, el ratonero moro, ante el menor número de ejemplares de su especie, se reproduce con el ratonero local; y el buitre de Rüppell con el leonado. Se desconoce aún si las crías son fértiles, afirma Jorge García-Macía, del Grupo de Zoología de Vertebrados de la Universidad de Alicante.

Los buitres africanos que llegan a la península es posible que no muestren filopatría, es decir, que puede que no regresen nunca a su zona natal, lo cual abre nuevos escenarios para la cría a este lado del Estrecho, según el estudio publicado en Journal of Ornithology por expertos de la Fundación Migres.

Estos son las tres especies de buitres africanos que se han visto en la Península:

- Buitre de Rüppell. Parece probable que se convierta en una nueva especie entre los buitres europeos, según la conclusión del estudio científico liderado por Carlos Torralvo y Alejandro Onrubia.

Los avistamientos han pasado de dos ejemplares en 1998, a casi 50 en 2021. Tiene estatus de en peligro crítico de extinción. Llegan a Europa siguiendo la migración de los leonados.

- Alimoche sombrío. Es muy característico al ser completamente negro, no como el autóctono. Su presencia se ha detectado en solo una decena de ocasiones, mientras que por ejemplo el de Rüpell suma centenares.

- Buitre dorsiblanco. Empezó a verse en España en 2008. Algunos individuos pueden seguir a los buitres leonados durante su migración atravesando el Sáhara, pues la mayoría son juveniles o inmaduros. EFE

jm/bfv/pss

1005184