El abogado Plazas dice que apenas tuvo relación con Rato y sólo siguió sus instrucciones

Compartir
Compartir articulo

Madrid, 16 abr (EFECOM).- El abogado Domingo Plazas, acusado de blanqueo de capitales en el juicio por el origen de la fortuna del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, ha asegurado que apenas le trató y que todo se hizo, incluida la amnistía fiscal, siguiendo sus instrucciones y con la documentación facilitada por él.

Plazas era socio del bufete Plazas Abogados, con oficinas en Madrid y Sotogrande (Cádiz) que fueron objeto de entrada y registro por parte de la Oficina Nacional de Investigación contra el Fraude (ONIF), organismo dependiente de Hacienda, el 16 de abril de 2015, hace exactamente nueve años.

Según sostiene la Fiscalía, la documentación intervenida en el domicilio de Rato y en la sede de sus empresas en Madrid, así como en las sedes de Plazas Abogados en Madrid y Sotogrande, permitió constatar que el exvicepresidente mantenía en Suiza y Estados Unidos cuentas opacas al fisco español.

A través de ellas, habría operado en territorios de baja tributación como la isla de Man, Kuwait y Curazao, sirviéndose de estructuras financieras para realizar movimientos transfronterizos de dinero encubiertos a través de sociedades opacas.

De acuerdo con Anticorrupción, Domingo Plazas, cuyo despacho realizó la declaración tributaria especial (DTE) o amnistía fiscal a la que se acogió Rato, gestionaba la estructura societaria de este en el extranjero.

Plazas era el administrador único de Kradonara, considerada el epicentro de la estructura societaria de Rato y filial de Vivaway, perteneciente al propio Rato; y a través de Kradonara, siempre según la Fiscalía, se repatriaban parte de las cantidades bloqueadas a través de cuentas ómnibus tituladas por el trust gibraltareño Finsbury.

Plazas, que ha respondido a todas las partes, incluida la fiscal Elena Lorente, ha relatado que durante el registro de los despachos él se encontraba en Sotogrande, y advirtió en reiteradas ocasiones a los agentes de que debían respetar el secreto profesional y la intimidad de sus otros clientes.

Pero la requisa de papeles no se hizo de forma totalmente escrupulosa, ha explicado, ya que entre los documentos que se vinculan con Rato figuran una cuenta y una sicav (sociedad de inversión de capital variable) de una ciudadana austríaca, clienta del despacho, que la Fiscalía atribuye a Rato y que la propia mujer ha reconocido como suya.

La relación de Plazas con Rato no comenzó hasta 2006, después de que el excuñado de Rato, Santiago Alarcó, traspasara la titularidad de una sociedad que había creado en 2001 en el Reino Unido, donde era residente, al exvicepresidente.

Kradonara se creó con el objeto de que Alarcó pudiera comprar una parcela en Sotogrande, que posteriormente traspasó a Rato.

Plazas Abogados, especializado en la gestión de patrimonio de no residentes en España, aceptó el encargo de la amnistía fiscal a la que se acogió Rato en 2012, y para ello siguió en todo momento las indicaciones de este y manejó exclusivamente la documentación que les aportó, que se remontaba al ejercicio 2008, que dieron por buena y suficiente.

Rato se acogió en noviembre de 2012 a la amnistía fiscal y declaró un patrimonio en el exterior de 115.333,50 euros, por los que pagó a Hacienda 11.533,35 euros; sin embargo, Anticorrupción sostiene que la cuota defraudada asciende a 8,5 millones de euros.

Esa fue la única tarea que llevaron a cabo para Rato, ha reiterado el abogado, que ha relatado que Kradonara apenas tenía actividad, y que entre ella y Vivaway apenas se realizaron seis operaciones en todos aquellos años.

Plazas Abogados también intervino, ha explicado, en la escritura de documentos públicos para la inversión en un hotel en Berlín, aunque de las gestiones posteriores se ocupaba una empleada de Kradonara.

En relación con el proyecto hotelero en Berlín, llevado a cabo por la sociedad Bagerpleta, la Fiscalía defiende que se trata de una operativa de lavado de dinero de origen delictivo a través de la inyección de fondos en la rehabilitación y puesta en marcha del establecimiento mediante la adquisición de participaciones en la sociedad alemana por parte de sociedades de Rato. EFECOM

eyp/sgb