Cerrado el acuerdo para que el grupo chino Chery fabrique coches en Barcelona

Compartir
Compartir articulo

(Actualiza la EC2455 con declaraciones del ministro de Industria, Jordi Hereu)

Barcelona, 16 abr (EFECOM).- El grupo automovilístico chino Chery y la empresa Ebro-EV Motors han cerrado el acuerdo para el desembarco del gigante asiático en las antiguas instalaciones de la japonesa Nissan en la Zona Franca de Barcelona, donde fabricará coches.

EV Motors ha confirmado este martes el acuerdo después de meses de negociaciones y de varios días en los que se daba casi por hecho, pero aún quedaban flecos por cerrar.

El acuerdo supone la primera llegada como fabricante de coches de un grupo chino a Europa y permitirá la reindustrialización de la planta que abandonó la firma nipona a finales de 2021, dejando sin empleo a unos 2.500 trabajadores e impactando de manera muy negativa en el tejido de proveedores.

El ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, ha celebrado este martes en X el acuerdo: "Una noticia muy positiva para los trabajadores y la industria automovilística, que demuestra que nuestro país genera mucha confianza como destino inversor".

En un comunicado, Ebro-EV Motors, responsable de la reactivación de la Zona Franca a través de Btech, ha explicado que la fabricación de vehículos se llevará a cabo a través de una empresa conjunta ('joint venture') participada mayoritariamente por la compañía española.

El consejero delegado de Ebro, Pedro Calef, alcanzó el acuerdo con el vicepresidente ejecutivo de Chery Automobile, Guibing Zhang, durante su último viaje a Wuhu (China), donde tiene su sede el grupo asiático.

Ebro, marca que pertenece a EV Motors, es la primera enseña española que rubrica un acuerdo con un fabricante chino para la producción de vehículos en España.

La actividad que se desarrollará en la Zona Franca podría suponer la creación de un millar de puestos de trabajo.

El acto oficial de firma del acuerdo tendrá lugar el próximo viernes, 19 de abril, en la planta D-Hub de Barcelona, en el que se prevé la asistencia de representantes institucionales de la comunidad autónoma, españoles y chinos.

En un primer momento, Chery ensamblará sus vehículos de Omoda en la Zona Franca y más tarde está prevista la fabricación del primer modelo de la marca Ebro en el cuarto trimestre de este año.

Ebro, que toma su nombre de la misma marca nacida en 1954, apuesta por la producción en España de modelos que funcionen con energías limpias.

La fábrica donde producirá Chery sus coches está ubicada en un espacio de unos 300.000 metros cuadrados en la Zona Franca de Barcelona, un espacio muy cotizado para cualquier actividad económica por su proximidad al aeropuerto y al puerto de Barcelona.

Fuentes conocedoras de las negociaciones apuntan que Chery empezaría por montar su modelo Omoda 5. Las piezas del vehículo, desmontadas en origen, viajarían desde China a Barcelona, donde se acabaría de ensamblar.

La compañía habría aceptado también realizar poco después todo el proceso de fabricación de estos modelos en la planta catalana, lo que tendría un impacto económico mucho mayor en el territorio, ya que requeriría trabajar con proveedores locales.

En las negociaciones han jugado además un papel relevante el Ministerio de Industria y la Generalitat, que formaban parte de la mesa de reindustrialización de Nissan junto con la dirección de la compañía nipona y los representantes de los extrabajadores.

El aterrizaje del grupo asiático en Barcelona es clave para garantizar el proyecto del Hub Factory para revitalizar la Zona Franca, del que dependen unos 600 extrabajadores de Nissan, que se encuentran ahora haciendo cursos de formación y cobrando un salario de unos 1.500 euros hasta octubre.

Chery Automobile, de propiedad estatal, se fundó en 1997 y tiene su sede en la ciudad-prefectura Wuhu, con una actividad enfocada en las nuevas tecnologías y la innovación. EFECOM

mje/mg/eb/jmj

(Vídeo)