Rescatando del olvido a la "Juana de Arco silenciosa" y otras personalidades sordas

Compartir
Compartir articulo

Ana Rodrigo

Madrid, 13 abr (EFE).- Recuperar de la historia silenciada a personajes como la "Juana de Arco silenciosa", apodo de la activista Margarita Roda que luchó por los derechos de las mujeres sordas, o al pintor sordomudo Valentín Zubiaurre para que la comunidad sorda conozca sus referentes históricos y su pasado.

Con ese objetivo ha arrancado 'Libroterapia', un proyecto de la Fundación CNSE (Confederación Estatal de Personas Sordas) que quiere fomentar la lectura en lengua de signos entre las personas mayores a través de obras biográficas y publicaciones de carácter histórico sobre la comunidad sorda.

Profesionales sordos de entidad para la supresión de las barreras de comunicación han traducido a la lengua de signos española las biografías de distintas celebridades sordas incluidas en 'Grandes Personajes Sordos Españoles' del escritor con esta discapacidad Andrés Rodríguez Falquina, y textos de la revista 'Gaceta del Sordomudo', disponible en la Biblioteca Nacional.

El proyecto se dirige a los mayores "porque más del 70 % de la población sorda en España tiene más de 64 años y es inexistente la oferta de actividades de lectura compartidas que sean inclusivas en lengua de signos española, utilizando además bibliografía relacionada con la historia de la comunidad sorda", explica a EFE Concha Díaz, directora general de la Fundación CNSE.

Se imparte a través de talleres literarios y de un club de lectura en línea; ha comenzado este viernes visibilizando la figura de la activista Margarita Roda.

Aunque estos "viajes literarios inclusivos en lengua de signos española" van a recorrer las vidas y legados de pintores como Valentín de Zubiaurre, cuyos cuadros se encuentran en varios museos españoles, o de ilustres como Jaime de Borbón, infante de España.

A través de las federaciones y asociaciones de personas sordas se formarán grupos de mayores de distintos ámbitos.

"Queremos que se transmitan por internet para que puedan ser disfrutados en las propias asociaciones locales, pero también para que lleguen a los hogares e incluso a centros residenciales y tengan acceso aquellos mayores sordos que no puedan desplazarse hasta sus asociaciones", destaca Díaz.

Teresa de Cartagena Saravia, la primera monja sorda en España que en el siglo XV defendía el derecho de la mujer a ser escritora; el ajedrecista sordo Francisco Lon Amores, seis veces campeón español, o el dibujante e ilustrador Daniel Perea y Fernández de Rojas de la segunda mitad del XIX, son otros de los personajes que aparecen en el libro de Rodríguez Falquina.

"Algunos se conocen más que otros, pero son precisamente las personas mayores sordas las que muchas veces guardan o recopilan información de interés sobre personas con la misma discapacidad que destacaron de alguna manera, así como de hechos históricos en la comunidad sorda, lo cual aporta un valor añadido al proyecto", destaca la directora general de la fundación.

Para la puesta en marcha de esta iniciativa pionera, la Fundación CNSE ha contado con el apoyo del Ministerio de Cultura y de la Fundación ONCE.

La Fundación CNSE comenzó en 2003 a desarrollar distintas iniciativas para acercar los libros a las personas sordas, recibiendo el Premio Nacional de Fomento de la Lectura 2011.

Ha traducido a la lengua de signos española obras como La Celestina, El Lazarillo de Tormes, poemas de Miguel Hernández, Bodas de Sangre y diferentes cuentos infantiles, entre otros.

También elabora guías dirigidas a bibliotecas, centros educativos y familias para fomentar el disfrute de la lectura. EFE

arv/prb

(foto)