El PSOE, partidario de escuchar primero a quien fiscalizó los contratos en pandemia y después en su caso a los políticos

Guardar

Nuevo

infobae

El PSOE es partidario de que las comisiones de investigaciones relativas al 'caso Koldo' en particular y a la contratación pública de emergencia durante la pandemia recaben primero el testimonio de los órganos que fiscalizaron esos contratos públicos y que sea en una siguiente fase cuando se analicen las posibles responsabilidades políticas y, en su caso, se cite a comparecer a responsables públicos. Así lo ha explicado en una rueda de prensa en el Congreso el portavoz del Grupo Socialista, Patxi López, quien mantiene abierta la puerta a que la Cámara llame a comparecer a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la investigación impulsada por el PSOE tras el estallido del 'caso Koldo'. Los grupos del Congreso tienen hasta este jueves para registrar la hoja de ruta que quieren que siga esa comisión y también su listado de comparecientes y de documentos a solicitar. En el Senado las distintas formaciones políticas hicieron públicos sus listados de nombres este lunes y allí los socialistas ya aplicaron la tesis esgrimida por el portavoz en el Congreso. En concreto, han registrado una primera fase de solicitudes de comparecencia en la que solamente limitan llamar a la presidenta del Tribunal de Cuentas, Enriqueta Chicano, y a sus homólogos en los órganos fiscalizadores de las comunidades autónomas. "Hemos presentado una lista con las instituciones que nos pueden ilustrar sobre cómo se hicieron los contratos porque queremos tener esa información antes de entrar a valorar si de eso se derivan responsabilidades y malas prácticas políticas", ha explicado López. INFORMACIÓN VS VENTILADOR A su juicio, esta estrategia contrasta con la del PP y su listado de casi 60 comparecientes. "El PP no pretende aclarar nada, sólo poner el ventilador para atacar al Gobierno y denigrar a la política y al propio sistema democrático", ha denunciado. En cualquier caso, el portavoz socialista ha dejado claro que a priori no descartan ningún nombre para la comisión del Congreso. Y es que desde la dirección del PSOE insisten en que las comparecencias que el PP imponga con su mayoría absoluta en el Senado, pueden encontrarse con una reacción de respuesta en la de la Cámara Baja.