El Gobierno tilda de "bulo" y "conspiranoia" que Marruecos espiara el móvil de Sánchez con el 'software' Pegasus

Compartir
Compartir articulo
infobae

El director del Gabinete de la Presidencia, Óscar López, ha tachado de "bulo, maledicencia y teoría conspiranoica" la sugerencia de que Marruecos estuviera detrás del espionaje al móvil del presidente, Pedro Sánchez, ante los cuestionamientos de Bildu, que ha asegurado que "obviamente se sabe qué Estado" fue el responsable. En la comparecencia de López en la Comisión Mixta de Seguridad Nacional en el Congreso, el diputado de EH Bildu Jon Iñarritu ha deslizado la acusación contra el reino alauí, aunque sin mencionarlo concretamente. "Obviamente se sabe qué Estado está detrás de esa infección o al menos hay indicios claros y no hay más que leer el auto", ha señalado, antes de preguntar a López por las implicaciones que el espionaje pudo tener sobre la seguridad nacional. El diputado del PP Rafael Hernando también se ha expresado en la misma línea, tachando de "gravísima" la intervención al teléfono de Sánchez y pidiendo al jefe del Gabinete de la Presidencia "precisar las consecuencias" de lo ocurrido. "Afecta a la seguridad nacional", ha afirmado, antes de afear al Gobierno que "lo niega, oculta la cabeza y practica la política del avestruz". López se ha declarado "sorprendido" por que Iñarritu haya deslizado "ciertas sospechas y teorías conspiranoicas" propias de "la ultraderecha" y ha criticado que se viertan insinuaciones sobre "qué puede haber" en el teléfono del presidente o que si ha sido Marruecos. En cualquier caso, ha querido dejar claro que "este tipo de bulos y maledicencias no afectan a la seguridad nacional ni al interés general", siendo "más bien" una campaña de desinformación. LOS CASOS DE PEGASUS, JUDICIALIZADOS López ha subrayado que, en cuanto el Gobierno tuvo conocimiento de la infiltración en el teléfono móvil del jefe del Ejecutivo y ministros, se puso en manos de la Justicia y se informó sobre el mismo con "transparencia". La Audiencia Nacional archivó la causa en la que se investigaba el espionaje con el 'software' israelí por la "absoluta" falta de cooperación jurídica del Estado hebreo. El representante de ERC en la comisión, Jordi Gaseni Blanch, también ha sacado a colación el espionaje con Pegasus a líderes independentistas, actualmente también investigado por la Justicia. Ha lamentado que "con el pretexto de la seguridad nacional del Estado se vulneraron los derechos civiles y políticos de los ciudadanos por motivos políticos". Por ello, ha querido preguntar a López qué medidas se están implementando para prevenir futuros casos de "espionaje ilegal" y ha pedido al Gobierno "transparencia" sobre el caso. En respuesta, López ha subrayado que el Gobierno de Pedro Sánchez "ha acabado la guerra sucia" contra el independentismo catalán porque España es un Estado de Derecho. "Este Gobierno no hace guerra sucia contra sus rivales políticos, como lo hicieron otros", ha continuado, en una referencia velada al PP. "Esto fue así, hubo lo que hubo. Hubo operaciones parapoliciales, hubo policías paralelas, hubo quienes investigaron rivales políticos. Esto se ha acabado con este Gobierno, ya no hay guerra sucia", ha zanjado.