Los agricultores convierten en indefinido el corte de la AP-7 en dirección a Francia

Compartir
Compartir articulo

(Actualiza la EC3719 con declaraciones de dirigentes de los agricultores)

Pontós (Girona), 28 feb (EFECOM).- Los agricultores que mantienen diversos cortes en las carreteras catalanas desde el martes han acordado convertir su acción de protesta en indefinida y, especialmente, en la AP-7 en Pontós, a 33 kilómetros de la frontera con Francia.

Diversos portavoces sindicales y del movimiento Revolta Pagesa han explicado a EFE desde el principal bloqueo, el de la autopista AP-7 en Pontós, que la decisión se ha adoptado tras recibir una propuesta de la Generalitat que han calificado de "ridícula".

Los diferentes portavoces han coincidido en que la única persona que puede poner fin a la protesta es el conseller de Acción Climática, David Mascort, si acepta algunas de la reivindicaciones de los manifestantes, como el cambio de nombre de este Departamento para recuperar el de Agricultura, Ganadería y Pesca o la petición de dimisión de los responsables de la Agencia Catalana del Agua (ACA).

Los agricultores movilizados en Girona exigen reunirse con el conseller de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, David Mascort –que aseguran que ayer no se presentó a la cita que mantuvieron con cargos del departamento alegando motivos personales- y que los acuerdos alcanzados en estas negociaciones no queden en papel mojado.

Según los manifestantes, el conseller había accedido a reunirse con ellos mañana jueves, pero hoy ha pospuesto el encuentro hasta el lunes, por lo que han acordado que no se moverán de la carretera, como mínimo hasta el lunes.

Desde Revolta Pagesa uno de sus portavoces Martí Planas ha calificado de “ridícula” y “de risa” la propuesta que les ha llegado este miércoles de la consellería, por lo que han decidido dar el corte por “indefinido”, o como mínimo hasta la reunión del lunes.

El responsable de Unió de Pagesos en Girona, Narcís Poch, ha achacado la decisión de no levantar el bloqueo de las dos principales vías que conectan con Francia (AP-7 y N-II) al “desencanto” con que el sector ha recibido el “desplante” de Mascort.

Al corte de Pontós se han incorporado durante el día de hoy agricultores de otras partes de Cataluña, como el delta del Ebro y del Llobregat, y también del sindicato francés Confédération Paysanne, para reforzar sus reivindicaciones, y han hecho pública una declaración conjunta.

En ella exigen herramientas de regulación de los mercados y refuerzo de la preferencia comunitaria de los productos agrarios de la Unión Europea para revertir la caída de los precios en origen y hacer frente al encarecimiento de los costes de producción.

Además de Girona, y especialmente en las carreteras que van a la frontera francesa, los agricultores mantienen cortes en otras carreteras catalanas y en Lleida diversos portavoces han asegurado que se quedarán en la carretera "hasta que haga falta". EFECOM

1010086

Cgi/mg/may

(Foto)