El ex 'número dos' de Interior con el PP pide expulsar a la Abogacía del Estado como acusación en 'Kitchen'

Compartir
Compartir articulo
infobae

El ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez ha pedido a la Audiencia Nacional que expulse a la Abogacía del Estado como acusación particular del juicio por 'Kitchen', el operativo parapolicial puesto en marcha supuestamente con el objetivo de sustraer al ex tesorero del PP Luis Bárcenas material relacionado con la investigación judicial del caso 'Gürtel'. En un escrito, recogido por Europa Press, los letrados Juan Antonio Frago y Verónica Suárez --que ejercen la representación de Martínez-- solicitan al Juzgado Central de Instrucción Número 6 "que dé traslado a la Abogacía del Estado en el plazo común para presentar escrito de defensa como responsable civil". Eso llevaría, según explican, a su expulsión "como acusación particular, pues una misma persona jurídica no puede ser a su vez acusación y defensa, por el evidente conflicto de interés que tal situación genera". La defensa de Martínez "ha comprobado que en el escrito de acusación de la familia Bárcenas se ha solicitado la responsabilidad civil del Estado". "Asimismo, el auto de apertura de juicio oral acuerda que la Administración General del Estado comparezca en calidad de responsable civil", apuntan. Cabe recordar que el juez Manuel García Castellón envió a juicio a Martínez, al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, a quien fuera director adjunto Operativo (DAO) Eugenio Pino, a los responsables policiales José Luis Olivera, Marcelino Martín Blas, José Ángel Fuentes Gago, Bonifacio Díez Sevillano, Enrique García Castaño, Andrés Manuel Gómez Gordo, al comisario jubilado y principal investigado en la macrocausa 'Tándem' José Manuel Villarejo, así como al chófer de Bárcenas Sergio Ríos Esgueva. Fue el pasado 13 de octubre cuando el juez acordó la apertura de juicio oral, aunque tuvo que modificar la misma el pasado mes de enero para excluir los delitos de secuestro y organización criminal. Los acusados se sentarán en el banquillo, por tanto, por presuntos delitos de descubrimiento y revelación de secretos, prevaricación, omisión del deber de perseguir los delitos, cohecho, tráfico de influencias, malversación, encubrimiento, contra la intimidad y obstrucción a la justicia.