Fiscalía pide casi 17 años para un acusado de intentar tirar a su bebé por la ventana

Compartir
Compartir articulo

Barcelona, 26 feb (EFE).- Fiscalía pide 16 años y ocho meses para un hombre acusado de intentar defenestrar a un bebé de menos de un año, en enero de 2023, en un domicilio de Barcelona, después de haber mantenido supuestamente una discusión telefónica con la madre del menor.

En un juicio que se ha celebrado este lunes en la sección 22a de la Audiencia de Barcelona, el ministerio público, tras elevar a definitivas sus conclusiones, le pide 14 años por un delito de tentativa de asesinato, un año y ocho meses por dos ilícitos de maltrato, y otro año más por amenazas en el ámbito familiar.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el acusado llegó el 9 de enero de 2023 al domicilio donde vivía con su madre y su hermana, junto a su hijo de 11 meses, donde se encerró con él en una habitación y mantuvo después por teléfono una discusión con la madre del menor, que no residía con ellos.

El ministerio público sostiene que el acusado, "en un estado fuertemente agresivo", golpeó al bebé, que se puso a llorar, lo que provocó que la madre del procesado accediera a la habitación donde su hijo se había encerrado, a la que posteriormente le pegó un puñetazo en la cara.

El procesado -prosigue el escrito- cogió entonces a su bebé en brazos con el objetivo de tirarlo por la ventana y acabar con su vida.

"También es hijo de esa perra y es mi problema si lo lanzo", profirió el procesado en ese momento, según el escrito del fiscal, pese a que finalmente no pudo llevar a cabo la acción criminal "por causas ajenas a su voluntad".

El ministerio público concluye que la madre del procesado se interpuso entre la ventana y su hijo y consiguió frenarle y que, con la ayuda de su pareja -que vivía en el domicilio-, consiguió quitarle al bebé.

El procesado se dirigió después a la cocina y cogió un cuchillo, con el que amenazó a su madre para que le devolviera al niño, aunque al poco tiempo llegó la policía -Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra- al domicilio, tras ser alertados por la hermana del acusado.

En el juicio, dos agentes de la Guardia Urbana de Barcelona que intervinieron en los hechos han corroborado que se encontraron en la puerta del inmueble a la hermana del procesado, muy asustada, y que el bebé tenía sangre en la boca como consecuencia de un golpe.

Los dos agentes han confirmado el relato de Fiscalía, en virtud de los indicios que vieron cuando llegaron al domicilio y lo que les habían explicado tanto la madre como la hermana de la víctima, que les relataron que el acusado llegó borracho a casa y se encerró con su hijo en la habitación.

Los policías han indicado que la madre y la hermana del procesado se dirigieron a la habitación donde estaba el bebé tras escuchar un golpe, y se lo encontraron con sangre, y que en ese contexto el procesado cogió al menor y abrió el balcón con la intención de tirarlo.

Por su parte, el acusado, que está actualmente en prisión provisional y que solo ha respondido a preguntas de su letrada, ha negado que tratara de tirar a su hijo por el balcón, aunque ha reconocido que en ese momento era "bebedor habitual".

Sobre cómo supuestamente su hijo se hizo la lesión en la boca, ha afirmado que es porque supuestamente intentó coger la tablet que le había dejado para que se entretuviera, en un momento en que comenzaba a gatear, y ha indicado que, aunque cogió un cuchillo, no tenía intención de amenazar a su madre.

También ha declarado la madre del acusado, quien ha incurrido en múltiples contradicciones, puesto que pese a haber afirmado que su hijo no tenía intención de tirar al bebé por el balcón, ha detallado que cerró las ventanas cuando "forcejeó" con el acusado. EFE

1012062

si/rq/mcm

(vídeo) (audio)