La 29 edición de Manga Barcelona calienta motores con las entradas agotadas

Compartir
Compartir articulo

Barcelona, 6 dic (EFE).- El Manga Barcelona levanta mañana el telón de su 29 edición en el recinto de Gran Vía, donde se trasladó el año pasado ante el aluvión de público que recibe año tras año, con las entradas prácticamente agotadas y con la expectativa de recibir hasta el domingo unos 163.000 aficionados al manga y al anime.

Los fans del cómic japonés, muchos de los cuales visitan cada año el salón ataviados con la indumentaria de sus ídolos, podrán disfrutar en esta ocasión de exposiciones, gastronomía, juegos y talleres relacionados con la cultura nipona, además de una sala de cine con mayor aforo y con una pantalla de grandes dimensiones.

En ella, se proyectarán la última película del 'Detective Conan'; dos sesiones de 'The First Slam Dunk', una de ellas en catalán y con la presencia de los actores de doblaje; una sesión especial con los capítulos más recientes de 'One Piece', y una sesión doble dedicada a Digimon, en la que podrá verse el último estreno, 'Digimon Adventure 02: The Beginning'.

La directora del Manga Barcelona, Meritxell Puig, ha explicado hoy, mientras ultimaba los últimos preparativos para dar mañana el pistoletazo de salida al salón, que las entradas para el viernes, sábado y domingo están agotadas y que quedan unas pocas para mañana, aunque cada día, dependiendo de cómo vaya el aforo, abrirán venta en línea.

Entre las actividades programadas, destaca la presencia de invitados como el equipo del anime 'Scott Pilgrim da el salto' (Brian Lee O'Malley, Abel Góngora y Kohei Sakita), el 'mangaka' Hisato Murasaki, el ilustrador Tokyo Genso e intérpretes de canciones de anime como Yoko Ishida, Ayumi Miyazaki, Anly, Vicke Blanka o Centimillimental.

En cuanto a las exposiciones, figura una dedicada a la gastronomía japonesa y su relación con el manga, "Itadakimanga"; otra dedicada a los 35 años de la película de Studio Ghibli 'Mi vecino Totoro' y una tercera que han realizado profesores de la Escuela Joso, 'Fantasy Manga'.

Como novedad, este año el salón estrena una sección llamada 'Manga Stream', que permitirá seguir desde casa entrevistas a invitados, podcasts y otras actividades a través del canal de Twitch de Manga Barcelona, y se ha doblado el número de talleres, entre ellos uno de sumo.

El salón ocupa 85.000 metros cuadrados, unos 3.000 más que el año anterior, y cuenta con más expositores, y sus organizadores esperan una afluencia de público similar a la de la edición anterior, de unas 163.000 personas.

Meritxell Puig ha señalado que confían en que la mayor superficie y algunos cambios introducidos, como separar la barra de bebidas de la de comidas, eviten las largas colas que se formaron en 2023. EFE

pll/mg/lml

(Vídeo)